Fui un Monstruo adolescente | Bela Lugosi, un caballero nocturno

Por Agustín “Pepper” Amezcua.

Cuando pensamos en Drácula es casi imposible que la primera imagen que se nos venga a la mente no sea de Bela Lugosi, pues el actor dio vida al conde de una forma tan extraordinaria que se convirtió en uno de los interpretes más memorables del personaje. Lugosi siempre tuvo una vena para el drama y comenzó a actuar en su natal Transilvania poco antes de trasladarse a Budapest, dónde se unió a la milicia y alcanzó el rango de capitán. En Hungria comenzó a ser actor shakespeariano y a la vez comenzó a ganar notoriedad y fama.

Bela Lugosi se convirtió en la primera imagen icónica del Conde Drácula.
Bela Lugosi se convirtió en la primera imagen icónica del Conde Drácula.

Emigró a Estados Unidos en 1920 para proteger su vida tras haberse declarado abiertamente de izquierda y fundar el sindicato de actores. Fue ahí donde se encontró con el papel que lo marcaría de por vida: Drácula. Comenzó interpretándolo en Broadway y mantuvo el papel durante tres años hasta que en 1931 Tod Browning lo contactó con la intención de que interpretara al personaje también en su producción fílmica. Lugosi aceptó sin pensarlo dos veces. Desde el inicio de la producción fue evidente que su interpretación era más por capricho. Se negó rotundamente a que el maquillaje fuera realizado por Jack Pierce, y cobró sólo $3500 dólares por el papel estelar, la mitad del sueldo de su co-estelar.

Hay actores que se niegan a ser encasillados en un solo papel, pero Lugosi fue todo lo contrario. Comenzó a parecerse más al personaje en su vida diaria, se volvió excéntrico y busco re-inventarse a sí mismo como el conde en incontables ocasiones. Después de su primer interpretación del vampiro, Tod Browning le ofreció el papel del monstruo para su siguiente película, Frankenstein, a lo que Lugosi se negó argumentando “Soy un actor, no un espantapájaros”, aunque mantuvo la esperanza de que lo dejaran interpretar al Doctor. Eso nunca se concretó y Lugosi siguió intentando interpretar al conde en otras producciones, ninguna de las cuales se consumó hasta Frankenstein meets The Wolfman, dónde finalmenteinterpretó al monstruo de Frankenstein, y en Abbott & Costello meet Frankenstein.

 

La personalidad que Lugosi infundió al Conde marcó interpretaciones posteriores del personaje.
La personalidad que Lugosi infundió al Conde marcó interpretaciones posteriores del personaje.

Lugosi nunca pudo salir del terreno de las películas de terror. De hecho, interpretó a vampiros muy similares al Conde en dos cintas más, mientras se cimentaba una tenebrosa reputación. Se decía que dormía en un ataúd, que solamente salía por las noches y que lo hacía ataviado con el traje completo del vampiro. Su carrera, al igual que su vida personal y salud, vinieron en declive durante las siguientes dos décadas, desarrolló una adicción a la morfina que lo llevó a consumir demerol y metadona, pasó por varios matrimonios fallidos y quedó encasillado dentro de las más terribles películas de serie b existentes.

En los años 50, Ed Wood Jr. entabló amistad con un anciano Lugosi, en parte buscando nombres en que apoyarse para que los estudios aceptaran producir sus películas, y con ello pudo dar un segundo aire a su carrera. Lugosi apareció en Glen or Glenda, Bride of the Monster y Plan 9 From Outer Space, que sería su último filme. Lugosi falleció de un ataque al corazón el 16 de agosto de 1956. Tenía 73 años y estaba prácticamente en la bancarrota, así que Frank Sinatra financió su funeral y Lugosi fue enterrado con su capa de Drácula a petición de su esposa e hijo.

 

Excẃntrico hasta el final, Lugosi fue enterrado portando la capa del personaje que lo hizo inmortal.
Excẃntrico hasta el final, Lugosi fue enterrado portando la capa del personaje que lo hizo inmortal.

Su interpretación como el conde Drácula tuvo tanto impacto que cuando, décadas más tarde, se volvió a poner en escena la obra en Broadway, Frank Langella (quien interpretó al conde en esa ocasión) pidió añadir la línea “I don’t drink… wine” al guión.

Puede ser que Bela Lugosi haya abandonado este mundo pero su presencia se mantendrá cada que las criaturas de la noche interpreten su bella música.

 

Acerca del autor

Agustín Amezcua

| también conocido como C.M. Pepper, es articulista para Asamblea Cómics y la revista Comikaze. http://comiqueros.blogspot.mx
Comentarios