Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

En una entrevista reciente, James Cameron dio el visto bueno a Terminator: Génesis, la quinta parte de la saga, dejando en claro que ésta contaría como la verdadera secuela de Terminator 2: Judgment Day, dejando fuera del canon a T3: Rise of the Machines y Terminator: Salvation, y parece que es justo como debió ser originalmente.

¿Cómo seguir contando una historia que parece ser un bucle repetitivo y sin fin? Fácil: añades el concepto de las diferentes líneas temporales (¿alguien dijo Volver al Futuro?), y entonces todo puede cambiar.

La idea es esta: Kyle Reese (Jai Courtney) nos narra velozmente cómo es el mundo que él conoce, con una resistencia humana cazada por Terminators, robots controlados por la inteligencia artificial Skynet, y el momento en que ésta decide enviar un Terminator al pasado (1984) para erradicar a una joven Sarah Connor (Emilia Clarke), madre del líder de la resistencia humana, John Connor (Jason Clarke). Hasta ahí, todo es muy similar al primer capítulo de la saga, pero nada más.

Todos los sucesos posteriores (¿o anteriores?) han cambiado el presente y futuro, pero Skynet (bajo el nombre ‘Genisys‘, un sistema operativo que llegaría a todo el mundo… Algo así como iOS) sigue con vida, adaptado a la tecnología del futuro cercano (2017), por lo que los héroes tendrán que arreglárselas para destruirla a pesar de los cambios.

Como mero apunte: el personaje de Arnold es memorable, y la explicación de su envejecimiento es bastante lógica. Creo que incluso habrá un momento donde a más de uno le saldrá una lagrimita (a mi no, yo traía una palomita en el ojo… Eso sí).

La dirección corre a cargo de Alan Taylor (Thor: The Dark World, Game of Thrones), y lo hace bastante bien, acompañado de la música de Lorne Balfe (con producción de Hans Zimmer), que por cierto, hace unos buenos inserts del tema original de Brad Fiedel.

Con muchos guiños a las primeras dos entregas, y constantes escenas de humor (que algunos podrían encontrar fuera de lugar), me parece que Terminator: Génesis es la digna secuela a T2 que Rise of the Machines no logró ser, con todo y su villano robo-humano (que en lo personal creo que pudo ser mejor, o por lo menos diferente).

Vayan a verla en cuanto puedan, sobre todo si este género es lo suyo, y todavía más si son fans de la saga. Ah, y no se salgan luego, luego de la sala, porque hay escena extra.

La saga Terminator está vieja, pero no obsoleta. TA TAN TAN TA-TAN.


Te dejamos los SIE7E MEJORES VIAJES EN EL TIEMPO –

Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Wakko

Ilustrador, obseso de la ortografía y el admirador más grande de Superman, puedes leer sus opiniones en Twitter como @skywakko http://facebook.com/Skywakko
Comentarios