La franquicia de Viernes 13 se extiende a lo largo de 12 películas, con el monstruoso Jason Voorhees dejando muerte y destrucción a su paso. Cuando vemos estas cintas no esperamos obras maestras de la cinematografía, pero hubo varias ocasiones en que el señor Voorhees y sus victimas brincaron el proverbial tiburón, aquí recopilamos algunos sin orden especifico, estos son:


1 | FATALITY EN LA GRAN MANZANA

La franquicia cambió de escenario en su octava entrega, dejó atrás el ya conocido Campamento Lago Cristal y se mudó hasta la ruidosa Manhattan.

Mientras Jason perseguía a sus víctimas, un intrépido joven decidió hacerle frente armado únicamente con sus puños. Tras unos valerosos segundos de boxeo de primer grado, lo único que Jason tuvo que hacer fue dar un certero puñetazo que desprendió la cabeza completamente del cuerpo de su oponente, así que ahora conocen la razón por la que nuestro enmascarado amigo terminó dentro de un juego de Mortal Kombat.

Jason aplicaba Fatalities antes que Midway lo hiciera mainstream

2 | LA LEY MURPHY DE LA CAMA

Durante sus andanzas usuales descubrimos que Jason odia dos cosas: a los adolescentes y el sexo pre-marital (¿Será acaso asociado de Pro-Vida? ¡Eso sí sería un horror!). Por ello, no nos sorprende que decidiera acabar con esta “plaga”.

Una de sus victimas tras haber sido empalado varias veces con un machete terminó siendo la carne de un sandwich hecho con la cama en la que estaba acostado. Una imagen difícil de ver.

Cama arriba, cama abajo; cama arriba, cama abaJAAAAAY!

3 | CONGELADOS

Jason X es considerada la peor película de todas las que ha protagonizado Jason. Y sí, es bastante mala en todos los sentidos pero no pierde la oportunidad de ser un espectáculo de sangre y tripas sin igual.

Nuestro asesino favorito se deleitó con muertes tan gráficas que dan escalofríos, una de las más impactantes sucede poco después que Jason es descongelado (¡En el espacio! ¡En el futuro!), cuando toma a la encargada de la cámara criogénica y hunde su cabeza en nitrógeno líquido para después estrellarla contra una mesa. Eso fue frío hasta para él.

Aquella vez que Jason se enfrentó a Elba Esther Gordillo

4 | ESTOS JÓVENES Y SU MÚSICA

¡La octava parte es una joya y vuelve a aparecer en este conteo! (Pero no es porque sea mi favorita, no vayan a creer que hay favoritismo).

Está vez el “¿¡Qué demonios?!” fue por lo absurdo de la escena. Durante su paseo por Manhattan, Jason tropieza con la grabadora de unos “punks” que se encontraban a la salida del metro, Voorhees patea el aparato rompiéndolo, de pronto los maleantes, aún ignoro por qué, buscaron problemas y Jason los enfrentó. Aquí no hubo sangre derramada, lo único que el gigante de Lago Cristal tuvo que hacer fue levantar su máscara para que los chicos huyeran despavoridos.

Por eso su madre asustada muy seria le dijo, ¡te regresas ahora mismo a Lago Cristal!

5 | CUANDO LOS MUNDOS CHOCAN

Al final de la novena cinta, Jason Goes To Hell, el señor Voorhees sorprendentemente va al infierno ¡un giro inesperado, lo sé!

En lo que parece el final de su larga carrera de asesinatos y caminata lenta, dejando únicamente su máscara tirada en la arena. Mientras esperábamos que la escena final diera pie a los créditos fuimos sorprendidos cuando la icónica garra de Freddy Krueger salió del suelo para llevarse consigo la polvorienta máscara de hockey. Ese final nadie lo vio venir.

“¡Matanga!” – La Changa

Estos son algunos, muy pocos realmente, de los momentos más extraños que han pasado dentro de la franquicia de Viernes 13. Aprovechemos el día para un maratón, a ver cuantos más encuentran.



TAL VEZ TE INTERESE | 10 DATOS RÁPIDOS SOBRE JASON VOORHEES



Acerca del autor

Agustín Amezcua

| también conocido como C.M. Pepper, es articulista para Asamblea Cómics y la revista Comikaze. http://comiqueros.blogspot.mx
Comentarios