Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Por Alberto Calvo.

Un problema con los cómics de superhéroes es la necesidad de mantenerse sin cambios mayores por largos periodos de tiempo, pero a pesar de ello hay historias que dejan huella y transforman personajes sin necesidad de alterar de manera drástica su historia “oficial”. Frank Miller es un autor que ha hecho esa clase de historias en más de una ocasión, y aunque muchos lo ubican de inmediato por su trabajo en Batman, es con Daredevil con quien tiene un lazo más cercano, pues para autor y personaje hay un antes y después de que sus nombres fueran asociados.

Miller saltó a la fama gracias a su trabajo con el abogado invidente de Marvel, y a su vez Daredevil tomó un segundo aire gracias a Miller, quien más de una década después de iniciar aquella histórica etapa regresó al personaje para contar su origen de una forma definitiva, algo muy similar a lo que hizo con Batman en las páginas de Year One. En el caso de Daredevil, fue a través de una miniserie de cinco números, Man Without Fear, publicada a finales de 1993 y en la cual tuvo como colaboradores a John Romita Jr. y Al Williamson, que Miller contó el origen definitivo del personaje.

Se dice que Miller escribió originalmente la historia como una propuesta de guión de cine, aunque nunca hubo proyecto alguno en desarrollo. Sin embargo, los tiempos coinciden con su primera experiencia en Hollywood, pues entre 1989 y 1990 escribió un guión para Robocop 2, el cual fue modificado y recortado, con algunas partes dejadas para la tercera película de esa serie. Es muy probable que Miller haya escrito un esbozo de Man Without Fear por iniciativa propia, sin que ningún estudio se lo pidiera, e incluso que lo haya mostrado a algunos productores sin despertar demasiado interés.

Como haya sido, pocos años más tarde pudimos disfrutar la historia en cómic, y vaya que valió la pena. Modernizar o actualizar el origen de un personaje no es fácil, y rara vez el resultado es memorable, pero Miller y compañía lo consiguieron. Más que alterar la historia de Matt Murdock, Man Without Fear la enriquece al tomar los elementos básicos del origen del personaje, tal y como lo habían contado Stan Lee y Bill Everett, y añadiendo la sensibilidad característica de la aclamada etapa de Miller con el personaje, de una forma tan orgánica que la inclusión de personajes como Stick, Elektra o Kingpin se siente como algo lógico y natural.

Matt Murdock sigue siendo el niño que pierde la vista al salvar a un invidente de ser atropellado, el mismo joven que ve aumentados sus otros sentidos y que es golpeado por una tragedia personal que lo motiva a tratar de ayudar a otros. Pero en esta versión, Jack Batlin’ Murdock es un personaje más complejo, y la relación con su hijo permite comprender mucho acerca de la personalidad de Matt. La presencia de Stick hace más plausible el desarrollo de las habilidades del joven que recientemente perdió la vista, y sirve además para introducir al personaje de Elektra, que también se ve enriquecido con la expansión de su propio origen en estas páginas. Pero mejor aún es la forma de introducir a Kingpin en la vida de Matt sin siquiera alterar el canon existente sobre la relación entre ambos personajes.

Pocos autores pueden usar de manera tan eficiente los monólogos internos como lo hacía Miller en aquel entonces, tal vez en la cúspide de su carrera como escritor, y John Romita Jr. fue el socio perfecto para llevar a buen término la historia en el apartado gráfico. Su fluida narrativa y el relajado estilo de dibujo dan a la historia un dinamismo increíble, y es difícil no preguntarse si hubiera funcionado igual de no haber tenido al legendario Al Williamson como encargado de las tintas.

Si son fans de Daredevil y nunca han leído esta historia, aún están a tiempo de enmendar esa omisión, y si no lo son, tal vez sería una excelente manera de familiarizarse con él y empezar a entender porque tantos elogios a lo que Miller hizo con el personaje hace más de treinta años. A punto de cumplir veinticinco años de haber sido publicada, Daredevil: Man Without Fear es una historia tan fresca y vigente, que mucho de ella fue utilizado para llevar al personaje a la pantalla en la aclamada serie producida por Netflix.

Esta historia es una lectura de primer nivel y absolutamente recomendada para cualquier fan de superhéroes y para todo aquel con gusto por la narrativa gráfica.


Ficha
Historia: Frank Miller
Lápices: John Romita Jr.
Tintas: Al Williamson
Color: Christie Scheele
Rótulos: Joe Rosen
Formato: Miniserie formato estándar, 5 números de 32 páginas a color con portada cardboard con tinta metálica
Editorial: Marvel Comics
Fecha de publicación: Invierno 1993-1994. Primera edición en TPB, Octubre de 1994. HC Premiere, diciembre de 2008. Re-edición en TPB, 2013.

LEE MÁS RECOMENDACIONES DE LA COMICTECA


COMPRA DAREDEVIL THE MAN WITHOUT FEAR EN AMAZON


Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Alberto Calvo

Escritor, traductor y editor nacido en la ciudad de México. Colaborador en Panini Comics México, Revista Comikaze y Comicverso.org, pueden seguirlo en Twitter como @albion2112. https://www.facebook.com/comicverso
Comentarios
offline gay datingactive singles buffalo nyhttp://simoncrowe.com/madonna-singles-chart-b5/jewish singles south dakotaonline date safe background checks