Arte, ¿qué califica como tal? ¿Hasta dónde estamos dispuestos a extender el término por amor al mismo? Esa parece ser la premisa que Axur Eneas (Hotel Mairet, Adventures of Aero-Girl) usó para su nueva obra, Este cómic no es arte.

Durante mucho tiempo los cómics fueron (y en algunos círculos sigue siendo así) considerados como entretenimiento barato y sin ningún mérito artístico
Durante mucho tiempo los cómics fueron (y en algunos círculos sigue siendo así) considerados como entretenimiento barato y sin ningún mérito artístico

La historia, autobiográfica, narra pasajes de la vida del propio Axur. Desde sus inicios dibujando hasta los recientes éxitos de su carrera, la vida de Axur siempre ha estado ligada al arte y nos lo hace saber desde los primeros paneles. Al tiempo que explora la vida del “artista” nacional, con sus desplantes, aspiraciones y lo que asumimos como pedantería inherente, la gran virtud de este cómic es que no se anda con rodeos, es crudo en como presenta las cosas y fiel a su visión de principio a fin.

Podría parecer que el pesimismo es el motor de la narración, pero asumir eso es darle una lectura superficial. La lucha y los pequeños triunfos son lo que le dan el sabor a cada panel. En cuanto al arte podemos ver que el trazo suave pero contundente de Axur tiene mucho de la escuela de Yves Chaland, Hergé y el Bande Dessinée en general. Ese dibujo que a primera vista parece sencillo pero cuando se observa detenidamente se pueden captar todos los detalles. Aunque habíamos visto en línea material similar del autor, aquí parece más enfocado y el arte más limpio.

Muchos dirán que Axur es el futuro del incipiente cómic nacional, (el estado actual de la “industria” es un tema que no debatiremos aquí) pero eso es una enorme mentira, Axur al igual que muchos de sus contemporáneos (Alejandra Gámez, José García, Palmira Campaña) son el presente de esa industria necia que se niega a morir y lo demuestran haciendo que su material llegue a público que quizá nunca antes había tenido interés en el cómic.

Axur tiene influencias artísticas de todo el mundo, pero la experiencia europea destaca notoriamente.
Axur tiene influencias artísticas de todo el mundo, pero la experiencia europea destaca notoriamente.

No dejen de echarle un vistazo a Este cómic no es arte, pues es una lectura entretenida y que les llegará en distintos niveles. Asegúrense también de prestar atención de cerca a la obra de Axur, pues seguramente su trabajo lo volverá un artista reconocido internacionalmente en poco tiempo.

De momento la única manera de conseguir el libro es por medio de una tienda en kichink, pero esperamos que muy pronto haya una presentación oficial.

Acerca del autor

Agustín Amezcua

| también conocido como C.M. Pepper, es articulista para Asamblea Cómics y la revista Comikaze. http://comiqueros.blogspot.mx
Comentarios