Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

 “¿De qué sirven todas esas playeras de superhéroes si no eres capaz de hacer lo correcto?” – Penny (Kaley Cuoco), The Big Bang Theory

El tema de los superhéroes nos da todo un universo para soñar y desear hacer cosas que pocos harían, pues la mayoría de nosotros soñábamos con pelear al lado de cualquiera de nuestros personajes favoritos y salvar al mundo de las fuerzas del mal.

Hace algunos años cierta empresa refresquera nos mostró una magnifica campaña publicitaria donde se nos invitaba a hacer del mundo un lugar mejor al lado de varios superhéroes sin la necesidad de tener un súper poder, solo bastaba con buenas acciones y las ganas de hacer el bien a los demás sin usar un traje de spandex, capa y una máscara.

Cabe mencionar que los fanáticos de los hombres y mujeres en ropa interior por fuera enloquecimos con este anuncio, e incluso todos aquellos fans que gustan de vestirse de su personaje favorito pudieron justificar este placer culposo.

superhéroe real life de verdad
La técnica del Capitán Mengano es distraerte  con el escudo que no combina con el traje

Pero ¿realmente hacemos algo por los demás?, supongo que algunos sí lo hacen o lo hacían, pero un entorno lleno de mala actitud y falta de valores (sin sonar moralista) termina por contagiarnos y nos olvidamos que alguna vez tratamos de emular a nuestros héroes de historieta, hasta que llega un momento en que la situación a nuestro alrededor es tan insoportable que  algunas personas buscan como combatir estos males.

Algunos hacen lo que pueden por su prójimo con diversas acciones, como brindar parte de su tiempo a alguna institución, donando dinero o ropa para ayudar a los más necesitados. Otros pueden ser héroes de la vida cotidiana, como ese un médico que dedica sus vacaciones a curar a los enfermos en un dispensario, el profesor que usa muchas horas de su tiempo libre para ayudar a un grupo de alumnos que van retrasados, ese policía que realmente aplica las leyes sin esperar algo a cambio o esos padres que no importando la hora o el cansancio siempre tienen una sonrisa para sus hijos.

Pero también existen otras personas que optan por ayudar de maneras poco convencionales. ¿Cómo?, vistiendo trajes vistosos emulando a los superhéroes de historietas para ayudar al prójimo, como si hubieran salido de las páginas de Kick-Ass o algún otro comic. Tal es el caso del movimiento “Superhéroes de la vida real(www.reallifesuperheroes.com) conformado por poco más de 500 individuos y que son personas como tú o como yo que tienen esposa, hijos y un trabajo, pero que adoptan un alter ego, disfraces y máscaras, y salen a las calles a servir a la comunidad.

superhéroe real life de verdad
La estrella en la frente se la puso su maestra de kínder y desde entonces no se la quita

No es precisamente lo mismo que hace Kick-Ass, pero ¿qué hacen si no es salir a la calle y agarrarse a golpes con las mafias locales?

Estos personajes se dedican a ayudar a la sociedad de diferentes formas: trabajando como patrulleros, cocineros voluntarios en cocinas caritativas o como organizadores de campañas para recaudar fondos de causas muy variadas.

Superhero for real life
Who watches the cosplayers?

Como se puede apreciar en el documental de HBO Superheroes For Real, muchos de estos vigilantes tienen la mejor intención de hacer de este mundo un lugar mejor, pero no siempre están a la altura de la situación, ya que esta actividad dista mucho de lo que vemos en las viñetas.

Para muchos este comportamiento es propio de un lunático, pues nadie en su sano juicio se pondría un pantalón entallado y una capa para ayudar a sus vecinos y menos estar cargando los accesorios que les ayudan a cumplir sus misiones, como un botiquín de primeros auxilios, gas pimienta para ahuyentar a los malandros y un celular para llamar a la policía si se presenta algún problema.

Aunque muchos piensen que la primera película de Kick-Ass detonó el boom de este movimiento, sus raíces pueden ser más profundas de lo que creemos pues ya en los 70 existía un primer superhéroe real que buscaba proteger a los demás. Era un hombre gordo y con barba que se hacía llamar Captain Sticky, y se dedicaba a destapar escándalos en asilos de ancianos.

En 1979 ya existían los Guardian Angels en la ciudad de Nueva York, que fueron pioneros en ayudar al prójimo y que no hace mucho se ha vuelto a escuchar de ellos en nuestro país gracias al ex luchador vampiro canadiense.

El movimiento de héroes de la vida real se centra principalmente en ciudades de Estados Unidos, donde podemos encontrar personajes como Phantom Zero, The Crimson Fist, Master Legend, Life, Citizen Pime, Phoenix Jones y Purple Reign, por citar a algunos de ellos, cuyas actividades van desde recaudar fondos para combatir la violencia doméstica y el bullying, pasando por una campaña caritativa para costear el tratamiento de un niño con adrenoleucodistrofia (enfermedad hereditaria que desgasta las fibras nerviosas y produce la muerte), hasta patrullar las calles de su ciudad en busca de ladrones, violadores o traficantes de drogas.

Poco a poco este fenómeno se ha extendido a lo largo y ancho del planeta, por ejemplo Angle Grider Man, un inglés que se dedica a romper las trampas de la policía, ayudando así  a los automovilistas de Londres que han estacionado mal sus carros; en Argentina existe el Capitán Menganno, que entre otras cosas cuenta con su propia escuela de superhéroes; o en nuestro país que contamos con Super Barrio Goméz, aunque inactivo desde 2009, surgió a raíz del sismo del ’85, defendiendo los derechos de vivienda de los damnificados y contra la corrupción y abusos de autoridad sin recurrir a la violencia, organizando manifestaciones y peticiones políticas en la Ciudad de México.

superhéroe real life de verdad
¡Señor Barriga al ataque! Er, perdón, Súper Barrio Gómez, claro.

Del otro lado de la moneda tenemos a el tipo de gente que, sin dejar de lado el tema superheroico, su creatividad los lleva un paso más allá, tal es el caso de la tienda llamada Brooklyn Superhero Supply Co. (www.superherosupplies.com). Única en su género ya que en ella podemos adquirir cualquier cosa que un buen superhéroe necesita. CUALQUIER COSA. Desde las clásicas capas y máscaras, hasta cosas tan inverosímiles como kits de identidades secretas, un cañón de aire, latas de gravedad, líquido de clonación, un generador de campos de fuerza hasta una mansión, un jet invisible o un laboratorio secreto.

Por si fuera poco, la magia en esta tienda no termina con los productos que ofrecen, pues cuentan con su propio juramento de los héroes, el cual recitas antes de abandonar el local para evitar que tus compras caigan en manos equivocadas. Muchos se preguntarán qué hay en los empaques y frascos que acaban de adquirir, realmente no lo sé, pero dicen que todo es 100% seguro y que no hay de qué preocuparse.

Brooklyn Superhero Supply
Este fin de semana tendrán el BatiRepelente para Tiburones al 3×2

Y ¿qué tiene esto que ver con el tema que estamos tratando?, pues este establecimiento es en realidad una institución sin fines de lucro, (como todo lo relacionado con este tema, nada es lo que parece), que bajo el nombre de 826 ayuda a los niños y personas que no tienen los medios necesarios para poder escribir o leer de la ciudad de Nueva York, con clases gratuitas que se brindan en la parte trasera de la tienda, donde accedes a través de una puerta oculta.

Hay clases de escritura y creación de historietas, libros o novelas, además de brindar apoyo a escuelas públicas, todo esto con el dinero que perciben por las ventas de estos artículos.

Como verás, para ayudar al prójimo hay quienes han encontrado en la temática de los superhéroes una forma de inspirar a los demás a hacer algo por los más necesitados o por las causas que creen valiosas.

No es necesario que tú compres todo lo que exista en el catálogo de dicha tienda o que te cuelgues una capa y vistas mallas para merodear de azotea en azotea, basta con tener las ganas de hacerlo, con cosas simples como ayudar a esa persona con las bolsas pesadas, tomarte un momento para ayudar a un invidente a cruzar la calle, ayudar a ese amigo que necesita una palabra de apoyo o simplemente cediendo el asiento a una persona mayor o a una dama, después de todo “¿De qué sirven todas esas playeras de superhéroes si no eres capaz de hacer lo correcto?”, ¿cierto?

Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Eduardo Arredondo

| Articulista para la revista Comikaze, promotor del noveno arte. http://www.lacovacha.mx
Comentarios
offline gay datingactive singles buffalo nyhttp://simoncrowe.com/madonna-singles-chart-b5/jewish singles south dakotaonline date safe background checks