Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Fui un Monstruo adolescente | William Castle, el rey del gimmick

La fama de los directores de cine viene de lo que pueden reflejar en la pantalla, pero el caso de William Castle es opuesto, ya que lo que lo lanzó al estrellato fueron los pequeños trucos publicitarios que ideó para atraer gente a las salas.

La idea para realizar estas maniobras publicitarias le vino cuando se encontraba trabajando en teatro con Ellen Schwanneke. La actriz recibió una carta de Joseph Goebbels, ministro de propaganda del gobierno de Hitler, invitándola a trabajar en Alemania. La respuesta, escrita con ayuda de Castle, fue enviada a todos los diarios de Estados Unidos e incluso se orquestó un “ataque” al teatro en el que se montaba la obra, en el cual se rompieron varios vidrios y se pintaron suásticas en las paredes.

William Castle fue uno de los pioneros en el campo de la promoción y marketing.
William Castle fue uno de los pioneros en el campo de la promoción y marketing.

Poco después, en 1943, Castle comenzó a trabajar en Columbia Pictures, y algunos años después recibió su primer gran oportunidad para realizar su propia cinta. Indeciso entre un western y un film noir, géneros conocidos por poder realizarse con poco presupuesto, se topó con la película Les Diaboliques, de H.G. Cluzout, y acabó decidiéndose por el cine de terror.

Más allá de la realización de la película, Castle también decidió darle un extra al espectador. Junto al boleto de su primera cinta, Macabre, el público recibía una póliza asegurándolos por mil dólares en caso de que murieran de miedo durante la proyección.

Para su siguiente película, House on Haunted Hill, protagonizada por el legendario Vincent Price, Castle ideó el sistema Emergo, mediante el cual un esqueleto se descolgaba desde el techo sobre los espectadores en uno de los momentos de mayor tensión de la película. Pero este no fue el único sistema de estímulos externos ideado por Castle. Para la cinta The Tingler desarrolló Percepto, sistema que consistía de un pequeño botón que daba descargas eléctricas leves en los asientos del público.

Las inusuales prácticas promocionales de Castle funcionaban de maravilla con el género de terror.
Las inusuales prácticas promocionales de Castle funcionaban de maravilla con el género de terror.

Su siguiente innovación fue el Illusion-O para 13 Ghosts. Antes de entrar a la sala, se ofrecían a los asistentes unos lentes especiales llamados Ghost Viewer, necesarios para ver a los fantasmas de la película. Obviamente nadie entre el público se negaba a esta oferta y el truco hizo de la cinta un éxito total en taquilla.

Pero el que quizá fue su gimmick más popular fue el que diseñó para la película Homicidal, que era el fright break, una pequeña pausa para que aquellos espectadores demasiado asustados pudieran salir y pedir un reembolso siempre y cuando permanecieran en el Coward’s Corner (rincón de los cobardes) hasta el final de la función.

Otra de sus grandes ideas para atraer gente a las salas era hacerles creer que estaban interactuando con la cinta en sí. En las proyecciones de Mr. Sardonicus se repartían tarjetas fosforescentes de aprobación o desaprobación, y justo antes del final de la cinta, ésta se detenía y el mismo Castle aparecía en pantalla para preguntarle al público qué destino creían que merecía el villano antes de proseguir con la cinta de manera normal. Hay quienes dicen que nunca filmó el final en el que la gente elegía salvar al villano.

El peculiar sentido del humor de Castle se reflejaba en sus estrategias promocionales.
El peculiar sentido del humor de Castle se reflejaba en sus estrategias promocionales.

Hacia el final de su carrera Castle ya no usaba este tipo de vistosas estrategias para sus cintas, pero sin duda dejó claro que para él el cine era más que una experiencia visual, era algo para celebrarse y vivirse con todos los sentidos.

Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Agustín Amezcua

| también conocido como C.M. Pepper, es articulista para Asamblea Cómics y la revista Comikaze. http://comiqueros.blogspot.mx
Comentarios
offline gay datingactive singles buffalo nyhttp://simoncrowe.com/madonna-singles-chart-b5/jewish singles south dakotaonline date safe background checks