Es un pájaro, es un avión… no, ¡Es Superman! Hace 79 años el Hombre de Acero bajó del cielo para ayudar al débil y al desprotegido. Pero los tiempos cambian, y por más que Clark Kent esté impregnado en el inconsciente colectivo del mundo entero, tenía que cambiar también. Lejos quedó la época dorada donde sólo tenía que ser resistente a las balas y construir casas para los damnificados, ahora debe ser algo más fuerte, algo más genial, algo más cercano a un Dios.

Y así llegamos a donde estamos: por un lado, la gran mayoría de la gente ve a Superman como el “boy scout de rojo y azul”, una figura tan perfecta que cae en lo aburrido. Por el otro está el tema favorito de Zack Snyder, la versión oscura y paranoica donde se le teme y se le cuestiona (y que realmente no le gusta ayudar a los demás). Pero eso es una parte muy pequeña de lo que es el personaje, y por eso les presentamos aquí cinco cómics que deberían leer para entender a Superman.

  1. Michael Straczynski

Michael Straczynski hizo un trabajo genial cuando tomó a Superman, por eso es bueno hablar de dos de sus historias:

La primera es Grounded, una serie de 13 números donde cuenta la historia de Superman después de la destrucción del “Nuevo Kriptón”, básicamente se convierte en la versión súper de Forrest Gump y decide viajar a pie por todo el país para reconectarse con los seres humanos. Es una historia sencilla, a veces cursi, en donde los temas te los escupen en la cara para que los entiendas. Son muy efectivos.

Disponible en Amazon | $222

Gracias a esta historia uno puede ver claramente cómo Superman ayuda a la gente y es un complemento para arreglar lo que está bien en la sociedad. Ya sea para avisar a la policía sobre un caso de violencia doméstica o esperar la decisión de un suicida, Superman está ahí para apoyar, para ser un guía, no para ordenar. Tiene puntos extra porque aparecen algunos de sus súper compañeros para hacernos ver, precisamente, en qué se diferencia de ellos.

La segunda tiene que ser forzosamente Superman. En esta reinvención de su mito, Straczynski no sólo nos cuenta por qué tiene que usar spándex rojo y azul, también complementa perfectamente a Superman y a Clark. Aquí, el adorable reportero no es un torpe despistado, él sabe que puede dedicarse virtualmente a lo que sea, pero es su crianza como humano y las agallas de Lois Lane y Jimmy Olsen lo que lo hacen reconsiderar su camino.

  1. Lex Luthor: Man of Steel

Hablar de Superman es hablar necesariamente de Lex Luthor. El buen Luthor odia al Hombre de Acero no porque sea malo-malote y ese tanque volador se aparezca a destruir sus planes (bueno, algo hay de eso), lo odia porque es todo lo que un ser humano no puede ser y demuestra la vulnerabilidad humana, lo odia porque después de Superman no hay nada.

No hay mejor forma para entender esto que a través de los cinco números escritos por Brian Azzarello, ya que a través de los ojos de Luthor vemos nacer y fallar uno de sus tantos planes que, contado de otra forma, lo hubiéramos visto como una conspiración más que se logra evadir, pero gracias a las palabras de esta mente malvada entendemos que lo único que quiere Luthor es que su retorcido concepto de la perfección se haga realidad, y la humanidad vuelva a tener el poder. (¡En tu cara, Jesse Eisenberg!).

Disponible en Kindle | $139
  1. Action Comics #900 – The Incident

¿Quién diría que algo escrito por David S. Goyer pudiera ser considerado bueno para entender algo?, Pero en este caso sí. En esta historia, parte del especial de Action Comics #900, Superman decide renunciar a su ciudadanía estadounidense ¡¿Qué?! ¡¿Pero, cómo?! ¡Él literalmente pelea por el SUEÑO AMERICANO! – Antes de que se les caigan los pantalones: Superman no es un ciudadano estadounidense, ése es Clark Kent.

La historia se da precisamente porque Superman es visto en Teherán al lado de unos protestantes en contra del gobierno iraní. Esto desata una crisis diplomática porque tanto Irán como Estados Unidos ven a Superman como un ícono estadounidense, a lo que el Hombre de Acero responde: lol, no.

Entonces decide renunciar “simbólicamente” a su ciudadanía porque está comprometido a estar en donde necesite estar, sea Estados Unidos, Guatemala o Botsuana, no es un arma, no es un soldado y definitivamente no responde a la agenda nacional de ningún país. ¿Qué hay de la parte de “luchar por la justicia, la verdad, y el sueño americano”? Pues Superman entiende al sueño americano como la igualdad entre los hombres, las segundas oportunidades, la lucha por ser mejor y la paz de un buen estilo de vida, ideas que no se limitan a los bordes de una sola nación.

Disponible en Amazon | $187
  1. All-Star Superman

Grant Morrison hace un repaso muy bueno de todo lo que debe ser Superman en esta serie limitada de sólo 12 números en los que básicamente se ve confrontado con su mortalidad, pero antes realiza una serie de “pruebas” para demostrar por qué es el verdadero salvador de la humanidad.

Desde darle a Lois una oportunidad para que vea las cosas como él las ve, rescatar a la Tierra del Sol e incluso confrontar una vez más a Lex Luthor, esta historia es básicamente una carta de amor al personaje que ayuda a ver por qué Superman se convirtió en una leyenda en el inconsciente del mundo.

Aunque lo mejor de esta historia es la presencia de Bar-El y Lilo-El, ancestros de Superman que llegan a la Tierra sólo para seguir sus hábitos de conquistar planetas y cuestionan por qué Superman protege a la Tierra, por qué hemos de confiar en su palabra, después de todo ¿cómo saber que un día no va a despertar de malas y matarnos a todos? Porque él creció en la Tierra y es tan humano como cualquiera de nosotros. Ningún otro kriptoniano podrá entender eso jamás.

Disponible en Amazon | $270
  1. Kingdom Come

¿Saben qué nos une como sociedad? Las historias y los mitos. ¿Saben cuál es una constante en esas historias y esos mitos? La violencia.

Si Superman, Batman, Wonder Woman, Spider-Man y demás monitos son ahora parte de nuestro “panteón mitológico”, son sus historias las que ahora cuentan cómo se debe comportar la sociedad, nos ayuda a entender la cohesión y, por supuesto, están llenos de violencia: Si robas un banco, Superman llegará a golpearte y encerrarte tras las rejas; si eres un psicópata, Batman te cazará hasta el cansancio y hará de tu vida un infierno.

Pero hay algo que ni Zeus, Odín o Jesús tuvieron: el poder de la introspección, las consecuencias de su fin. Superman, gracias a la brillante pluma de Mark Waid, sí lo tuvo en Kingdom Come.

En esta historia, Superman se retira y la siguiente generación de superhéroes es un desastre que se la vive destrozándose a sí misma. No se confundan, no es un comentario a los cambios generacionales y las relaciones entre rucos y millennials (para eso tienen Jupiter’s Legacy de Mark Millar), aquí Waid lidia con algo mucho más profundo: ¿Qué pasa cuando un mito llega a su fin?

Sin Superman, sin villanos, sin todos esos procesos que hicieron súper a los superhéroes, ¿qué le queda a las nuevos? Simplemente la posibilidad de repetir la violencia, las peleas, todo eso que escuchan que sus ancestros hicieron, pero sin el corazón ni la misma intención.

No importan los paralelismos con Cristo o el Segundo Advenimiento, ni el sacrificio de Shazam, Superman se encuentra con un enemigo que es mucho más grande que él: El fin de su mito.

La capacidad de hacer un análisis tan grande de lo que representa Superman para la mitología superheroica, internalizarla y después plantear las consecuencias de su eventual muerte, es lo que hace a Mark Waid un escritor tan genial, y por lo que Kingdom Come también ayuda mucho a entender al Hombre de Acero.

Disponible en Amazon | $185



| ARTÍCULOS RELACIONADOS |

– FELIZ CUMPLEAÑOS, SUPERMAN
– LA COMICTECA: SUPERMAN RED SON



 

Acerca del autor

Rebeca Salas

Heroína cinéfila de noche, caza-tiburones de día. Reportera y crítica de cine para EnLaButaca.com, escúchala en el programa La Covacha todos los viernes a las 9 de la noche por Radio Trece. Puedes seguirla en Twiiter como @SalasRaven http://www.lacovacha.mx
Comentarios