Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Sin ser su primer personaje de cómics o tener súper poderes, Batman se ha convertido en el San Juditas de DC Comics, su recurso cuando el barco se va a pique. Para salvar las causas imposibles, le rezan a meten más Batman. Pero no todo Caballero Nocturno es bueno ni ponerle más Bats es mejor, sobre todo porque el Hombre Murciélago actual es muy distinto al tipo de personaje que creó un mito. Dejando de lado los cómics, hoy nos fuimos al baúl de los recuerdos para analizar a una de sus encarnaciones que aún aportaban algo al personaje: Batman: La Serie Animada, mientras analizamos por qué a pesar del tiempo sigue vigente y no debería dejar de ser referente.

La animación y atmósfera.

Dicen que de la vista nace el amor, lo cierto es que tanto el diseño de personajes como la ambientación crean un producto visualmente hermoso.

De la mano de Bruce Timm, Batman: La serie animada logró crear todo un estilo en el diseño de personajes que se volvió clásico, marcando una época y dando pie a otras series que manejarían el mismo diseño, como Superman: la serie animada, Batman del Futuro, La Liga de la Justicia, etcétera.

Pero además de la parte visual, la música juega un papel importante: el intro de la serie, basado en la música original de Danny Elfman para la película Batman de Tim Burton (la base de esta serie)  debe ser uno de los intros sin letra más famosos de la cultura pop, aunado al fondo músical que en cada episodio introduce al espectador al tipo de emoción o estado de ánimo que el director quiere y lo va llevando a través de él.

Personajes.

Cada personaje tenía una historia que contar. Con frecuencia se dice que uno de los mayores logros de Batman es que tiene la galería de villanos más famosa de todos los cómics (otros dicen que es Spider-Man), pero el acierto de esta serie es que no presenta a sus enemigos como simples personajes a los que hay que golpear para que nuestro justiciero se vea chido, sino que se preocupa por presentar las motivaciones de cada uno e incluso reinterpretar su origen, como en el caso de Mr. Freeze (Corazón de hielo), dándole una motivación real y con ello dignidad a su historia (nada de deux ex machina alias Martha).

Personajes de apoyo como Harvey Bullock o la detective Reneé Montoya recibieron tal respeto como para dedicarles un episodio. Además, es gracias a Batman: TAS (por sus siglas en inglés) que contamos con Harley Quinn, quien fue creada explícitamente para la serie, haciendo que Loco Amor, el episodio que cuenta la historia de cómo conoció y se enamoró del Guasón, trascendiera la pantalla y se distribuyera en formato de cómic.

Historias.

El punto más fuerte de esta serie son las historias contadas en cada episodio. Entendiendo bien el origen y motivaciones del personaje, logra una perfecta amalgama entre historias originales y adaptaciones de los cómics (El extraño secreto de Bruce Wayne, La Conspiración de la Capa y la Capucha, Sueños en la Oscuridad, Luna de Lobo, La Búsqueda del Demonio, Desequilibrio, Dos Caras, El Pez Sonriente, El ajuste de cuentas de Robin, Una bala para Bullock).

Si bien podía ser un tanto oscura, como su protagonista, la aparición de otros personajes más desenfadados como el Guasón, Harley, Baby Doll o el Sombrerero, hacen que se rompa la tensión y aportan momentos graciosos a ese universo animado.

Deconstrucción del mito.

Actualmente es común manejar a Batman como un ser omnipotente, súper rico, insensible, rodeado de lacayos la Batifamilia e incapaz de mostrar alguna emoción, sin embargo esta serie se encargó de mostrarnos que debajo de esa máscara hay un hombre que sufre por su pérdida (Cita en el Callejón, Yo soy la noche), que no es de acero y puede sufrir graves heridas necesitando ayuda del ser más indefenso (Un Murciélago en el Sótano); anhela el amor y una vida tranquila (Quizás Soñar) y sabe sonreír (Día de fiesta de Harley, Caballeros de Navidad), todos estos elementos clave para acercarte al personaje e incluso empatizar con él y su cruzada.

La serie animada no te hacía sentir que Batman fuera invencible (cómo ahora y sin justificación coherente), tampoco era necesario que usara sus millones en metralletas y armas que “lo defendieran”, si bien es cierto que no se puede tratar del mismo modo un personaje en animación que en live action, extrañamente el Batman animado mostraba más matices de personalidad y gracias a sus debilidades que no negaba, sino transformaba en fortalezas, se sentía más real y cercano que la mayoría de las versiones cinematográficas.

Batman Detective.

Sí algo ha perdido el Batman actual tanto en la pantalla grande como en los cómics es su agudeza, perspicacia y sobresaliente inteligencia que le hicieron ganar el título de “El mejor detective del mundo”; hoy día se cree que sin su dinero o sus aliados Batsy no es nada, pero en la Serie animada (y todas sus temporadas subsecuentes aunque renombradas como Las Aventuras de Batman y Robin y Las nuevas aventuras de Batman) el Caballero de la Noche demostraba que lo mismo podía encontrar pistas de los elementos más pequeños, que ingeniárselas para salir avante de cualquier situación.

En esta serie es más común ver a Batman haciendo investigación de campo en el lugar de los hechos, que rascándose la cabeza frente a su compu o forjando su perfecto lavadero de seis cuadritos.

Influencia. 

Probablemente no hay mayor indicativo de la importancia de un hecho, obra o elemento, que el número de parodias, referencias y copias homenajes, que se hacen de ella, así como que trascienda su medio original y Batman: La Serie Animada tiene cada uno de esos elementos tras de sí, empezando por cómics basados en sus historias, videojuegos, películas, referencias en series populares como Animaniacs, Buffy: La Serie Animada, Los Simpsons, The Big Bang Theory y más recientemente Justice League Action, así como parodias gráficas (Dragonarte).


Por estás razones y muchas que se nos quedaron en el aire, La Serie Animada de Batman de los 90 es difícil de superar o al menos igualar, y el Caballero Oscuro al que hace referencia DC en la actualidad no representa ni la sombra de lo que aquél era. Pero como en Batmans se rompen géneros y hasta Batman hada-bailarina tenemos, ustedes tienen la última batipalabra en esta discusión y esperamos sus comentarios por la misma batipágina y en el mismo batiperfil.

Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Elizabeth Ugalde

| Física, analista de big data, gamer y deceíta, de niña quería ser como la Mujer Maravilla, ahora puedes seguirla en Twitch como Vertandhi. http://www.twitter.com/ElizabethUgalde
Comentarios