Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Bob McLeod es un veterano artista de cómics con más de tres décadas como profesional, y ha trabajado para Marvel y DC en muchos de sus títulos más importantes, como Spider-Man, The X-Men, SupermanBatman, Wonder Woman, HulkGI Joe, Star Wars, y muchos más. Es el co-creador de los New Mutants, y también ha sido instructor en escuelas de arte. Recientemente me concedió permiso para traducir y compartir este decálogo de consejos para dibujar cómics.

¡Enśeñales, Bob!


Diez reglas para dibujar cómics

Por Bob McLeod.

Durante varios años he dado clases de arte para cómics en el Colegio de Arte y Diseño de Pennsylvania, y he visto a muchos estudiantes batallar con las mismas cosas al intentar dibujar una página de cómic. Tengo una presentación de diapositivas y varias páginas documentando algunos lineamientos para dibujar cómics, pero he tratado de resumirlo en mis diez “reglas” para dibujar cómics, que incluyen algunas explicaciones. Rómpanlas bajo su propio riesgo.

1. No confundas al lector.
La claridad es la regla #1. Dibuja a los personajes de forma consistente y como individuos diferentes. Es probable que cada movimiento necesite su propio panel para tener una narrativa más clara. El lector no sabe todo lo que tú sí, así que hay que explicárselo visualmente.

2. Utiliza la variedad en todo.
Composición, poses, ángulos de cámara, tamaño de las figuras, expresiones faciales, color, cantidad de detalles, técnicas de representación, etc. Cambia el tamaño de la cabeza, y por tanto de la figura, en casi cada panel, tan a menudo como sea posible. Trata de dibujar un close-up y un encuadre de ubicación en casi cada página.

McLeod - 01

3. Aprende perspectiva.
Tienes que entender que la perspectiva es clave para establecer tus escenas. No es necesario que ubiques los puntos de fuga exactos o que seas esclavo de reglas muy rígidas, pero debes entender como funciona. No puedes mostrar el cielo por debajo del horizonte. Nada es visible SOBRE el horizonte, todo está arriba o abajo de él. A menos que estés en la playa, en un gran cuerpo de agua, o en el desierto, siempre habrá algo entre el horizonte y tú.

4. Convierte a tus figuras en buenos actores.
Evita usar las poses de cajón y trata de no repetir demasiado las mismas poses. Aprende a dibujar expresiones faciales y esos complicados ángulos de la cabeza. Gira el torso para obtener poses más dinámicas, y en la medida de lo posible usa como guía líneas diagonales en vez de sólo verticales y horizontales. Usa el escorzo tan seguido como sea posible para hacer que las formas se muevan atrás y adelante en vez de hacia los lados.

5. Aprende las bases de una buena composición.
Diseña cada página como un todo, y no como una colección de viñetas individuales. Coloca el peso visual (figuras grandes u obscuras) alrededor del perímetro de la página en vez de acumularlos en el centro. Usa la asimetría con mayor frecuencia que la simetría.

McLeod - 02

6. Recorta todo lo que puedas.
Enfócate en lo que es realmente necesario para contar la historia. Usualmente son la cabeza y las manos quienes hacen el trabajo. A menos que el cuerpo esté haciendo algo, es probable que no necesites mostrarlo completo.

7. No recortes de forma innecesaria, y evita cortar en las articulaciones.
No cortes parte de una mano o pie, u otras partes del cuerpo, si no hay una razón para ello.

8. Dibuja fondos, en promedio, un panel sí y otro no.
No seas flojo al respecto, pero no satures tus viñetas con ellos. Entre más cerca esté tu cámara, menor necesidad de fondos en la viñeta. Haz que tus fondos sean creíbles, trata de convencer al lector de que tus personajes realmente viven ahí.

McLeod - 03

9. Acércate a las figuras para mostrar acción y emociones.
Un beso o un golpe tienen mayor impacto en el lector si los muestras a medio metro de distancia que desde siete metros.

10. No abuses de los “trucos”.
Viñetas diagonales o de formas inusuales, viñetas con bordes abiertos, objetos que salen de la viñeta, viñetas insertadas o encimadas unas sobre otras, siluetas, viñetas inclinadas, etc. Todo eso es útil para crear un cambio de ritmo, pero son trucos que pierden impacto y se vuelven confusos si se abusa de ellos.

En sus marcas, listos… ¡a dibujar!

Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Alberto Calvo

Escritor, traductor y editor nacido en la ciudad de México. Colaborador en Panini Comics México, Revista Comikaze y Comicverso.org, pueden seguirlo en Twitter como @albion2112. https://www.facebook.com/comicverso
Comentarios