Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

“Está bajo las aguas ahora, pero pronto, en solo unos cuantos meses, él aparecerá. Y hasta entonces él duerme y sueña.” –Neonomicon, Moore-Burrows, Avatar Press.

NEONOMICÓN, EL NECRONOMICÓN QUE REGRESÓ EN FORMA DE IMPUESTOS

Neonomicon es una miniserie de cuatro números que cuenta con elementos muy diferentes a su predecesora, The Courtyard, y presenta un gran progreso en su narrativa, seguramente derivado del avance como artista de Jacen Burrows y de la participación personal de Alan Moore en los guiones y proceso creativo.

Es particularmente interesante la historia de cómo se llevó a cabo esta secuela: Tras el éxito de la película de Watchmen, Alan Moore recibió una jugosa cuenta de impuestos por pagar (a pesar de que él rechazó públicamente las regalías de dicha obra), por lo que no tenía que pagarlos y necesitaba algo de dinero fácil; habló con Avatar Press quienes sugirieron hacer la secuela de The Courtyard ya que los fans la venían pidiendo desde hace mucho tiempo. (Lee la historia completa AQUÍ).

Así, Moore se propuso complacer a los fans con una historia metida aún más en lo profundo de los vicios “Moorecraftianos” para dejar a todos satisfechos y pagar los impuestos.

LA HISTORIA

Neonomicon en una secuela directa a The Courtyard, pero esta vez centrada en los detectives Merril y Gordon, que siguen la pista de por qué su compañero Aldo Sax se volvió loco cortando manos y torsos en forma de flor.

Nuevamente se van adentrando a través del submundo de cultos relacionados con Lovecraft que los lleva hasta un grupo religioso que presumiblemente atraen a ciertas deidades por medio de orgías secretas.

Y es aquí donde el estilo de Moore se muestra, repitiendo lo que suele hacer hasta el cansancio. Pareciera desde hace un rato que cada que tiene una historia en sus manos, también tiene un botón que dice: “necesita más sexo y violencia explícita”. A mí parecer, más allá de ser una idea innovadora es una trampa atrapa-fans que usan este argumento para decir que los cómics de Moore son “más adultos”.

Debo decir que en este cómic en particular el sexo y la violencia son el móvil de toda la trama (es decir, no están sólo por qué sí) y logra cerrar dando un final con un giro bastante atractivo al mito ya bastante conocido de Cthulhu.

La narrativa y el dibujo de Burrows mejoran muchísimo haciendo que la historia sea más fluida, esta vez acompañada de unos buenos colores, “efectos especiales” y sin estar atrapada en una estricta estructura de viñetas verticales. También logra retratar los personajes y escenas de los monstruos de Lovecraft con bastante éxito.

Neonomicon mejora bastante comparado con The Courtyard, pero nuevamente los guiños y referencias no dejan de ser meramente anecdóticas y podrían o no estar en la historia sin sufrir grandes cambios.

En mi parecer es más bien un cómic ideado como un fanservice para los seguidores de Moore-Lovecraft.



 

Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Luis Soto

alias Gaider Abdul Al-Hazred, es co-creador de los RobOts y la Colecta Monstruo. Orgulloso miembro no-fundador de La Covacha, puedes seguir su odio en su Twitter @GaiderAbdul http://www.lacovacha.mx
Comentarios