Fell es un bonito ejercicio realizado por Warren Ellis con la intención de crear una serie de cómics basados en la novela negra, que fueran baratos y cuyos números fueran autocontenidos, ¿lo logró? Eso es lo que veremos.

Aún no te conozco y ya te odio
Fell, Ellis-Templesmith, Image, 2006

Ellis, uno de los escritores más innovadores de la industria, y Templesmith, uno de los mejores dibujantes de cómics de horror, se unen para crear Fell, una historia tipo novela negra acerca de un detective sarcástico venido a menos que por algún tipo de castigo de la vida termina en una ciudad tan horrenda que incluso parece real.

EL EXPERIMENTO

Fell es que es un cómic hecho con muchas entrañas, es el tipo de cómic que tiene muchos detalles, entre los cuales esta The Fell Manifest en el que Warren Ellis explica por qué y cómo decidió meterse en un trabajo tan inusual: Un cómic de 16 páginas que costara menos de $2USD, una distribución de páginas basada en el 3×3 que lo mismo hemos visto en Watchmen o en los dibujos de Steve Ditko de Spider-Man, sin anuncios, y que cada número fuera autoconclusivo, de tal forma que pudieras entrar a la serie en cualquier momento.

Para Ellis todo esto tenía un propósito: los cómics se han llenado de malos hábitos en los que se necesitan vender más páginas para ganar más dinero, pero que cuidan muy poco la tradición de que los cómics “deberían” ser baratos, porque allá afuera hay personas (como tú o yo) que no tienen suficiente dinero para gastar en cómics cada semana. Así pues, quería mostrar un poco de lo que toda la industría “debería” perseguir.

Las intenciones de Ellis como las portadas de Templesmith, indescifrables pero bonitas.

EL TONO

Con un puñado de personajes, un excelente dibujante y un escenario sombrío, Ellis y Templesmith se dieron a la tarea de crear un cómic simple pero entretenido, con el suficiente contenido para que fuese comprado cada vez que estuviera en las tiendas. Tan sólo hay que mirar ese diseño sencillo y sucio de las portadas para darse cuenta que lo lograron.

Warren Ellis es un gran escritor, lamentablemente con Fell quedó claro que aún le falta mucho para poder copiar de forma eficaz las mini-historias de Will Eisner, en las que el autor lograba concluir un misterio en apenas ocho páginas. Aún así se agradece este cómic cuya intención ha sido ser barato, rápido y entretenido.

Con todo y eso, logra historias tan bien terminadas como el misterio del loco que colgaba fetos en el techo (¿dan ganas de leerlo verdad?), digna del Eisner que ganaron.

Muchas de las historias, tan retorcidas como el dibujo de Ben Templesmit, están incluso basadas en sucesos que realmente ocurrieron con resultados bastante similares al cómic. Si siempre has querido saber cómo se ve la cara de un cadáver que ha estado una semana en el agua, este es tu tipo de historia.

Templesmith, como siempre, impecable y fuerte en su dibujo sangriento.

Diseño pensado para atrapar lectores, y uno que otro homicida.

EL RESULTADO

Lamento mucho que la mayoría de los misterios de Fell aún sigan siéndolo, ya que la segunda mitad de la serie (supuestamente mensual) sigue atrasada desde hace años. Y por lo visto, así seguirá, ya que Warren perdió los guiones por una falla en su computadora.

Sigo queriendo leer por qué Fell es un exiliado, cuál es el misterio de la monja con cara de Nixon y qué es lo que está mal en el nuevo pueblo.

Vale la pena seguir esperando que un día acaben esta serie que seguramente ganaría otro Eisner sólo por terminarla.

Eh Fell, que la pista del misterio la tienes a tu espalda muchacho.


Compra el primer volumen en Amazon por $168



Acerca del autor

Luis Soto

alias Gaider Abdul Al-Hazred, es co-creador de los RobOts y la Colecta Monstruo. Orgulloso miembro no-fundador de La Covacha, puedes seguir su odio en su Twitter @GaiderAbdul http://www.lacovacha.mx
Comentarios