Clint Barton se convirtió en el más grande arquero conocido por la humanidad. Después fue un villano. Finalmente se unió a los Vengadores, equipo al que ha pertenecido desde entonces. Hawkeye, de Matt Fraction y David Aja, trata sobre la vida del hombre cuando no es superhéroe, y ¡vaya cómic!, lo digo en serio, bro [1].

“Ok. Esto luce mal.”
– Hawkeye, Fraction-Aja 2012

PREPARANDO LA FLECHA

Clint no es el vengador más poderoso, hábil o impresionante. No es rico, no tiene un sentido arácnido ni una piel invulnerable, ¿qué lo hace tan especial? ¿cómo puede caminar entre dioses y súper soldados? ¿cómo un tipo que lanza flechas puede meterse en tantos problemas por sí mismo? ¿Por qué siempre está solo? Matt Fraction y David Aja se cuestionan esto y más en Hawkeye.

Al parecer, además de vivir su vida como un arma, al buen Barton le gusta pasar desapercibido como un desconocido más en un edificio de renta baja perdido en algún lugar de Nueva York, alimentar con pizza a perros callejeros, comer del asador de su vecino y tomar café con Kate Bishop [2], quien realmente es la más grande tiradora conocida por el mundo.

TENSANDO EL ARCO

Fraction cuenta una historia muy sencilla que presenta como enemigos a Hydra, a la mafia rusa y a un mimo. No, no es broma lo del mimo, bro. Tanto criminal involucrado significa que algo grande podría suceder, y quizá involucre (o no) a otros rusos y/o circos y/o un perro que come pizza.

Los pequeños éxitos de Barton lo llevan a descubrir que de alguna manera todo está conectado con la adquisición de bienes raíces cerca de donde vive y para no tener que cambiarse de departamento decide simplemente renegociar los acuerdos con los mafiosos-rusos-uniformados-con-Adidas; hasta el perro (Lucky) se da cuenta que todo desembocará en una batalla digna del Río Bravo.

Pero la forma de contarla, bro ¡la forma! Fraction presenta poco a poco a todos los personajes de apoyo que van desde la misma Kate Bishop, pasando por Barney Barton (el otro gran tirador conocido por el hombre), un perro suertudo que gusta de la pizza e incluso un mimo nacido en el infierno. El escritor crea todo un mundo de personajes que están ahí apoyándolo o desafiándolo para que descubramos quién es Clint Barton.

SOSTENIENDO LA RESPIRACIÓN

El arte es un tema aparte. Cuatro artistas en la serie, en orden de mérito: David Aja, Francesco Francavilla, Annie Wu y Chris Elliopolus, cuyo arte se integra muy bien.

Elliopolus, sólo presente en un número, nos muestra una historia de navidad que ejemplifica la tortura del alma dentro de Barton; Wu nos cuenta las viscitudes por las que pasa Kate tratando de hacerse un camino en la Costa Este; Francavilla nos presenta un par de coestelares.

Pero David Aja es el que te sorprende con cada número. Este español influenciado claramente por el trabajo de David Mazzuccelli es un maestro del storytelling y es capaz de presentarnos lo mismo la historia de un perro entendiendo apenas la muerte de un amigo, que a un héroe adaptándose a ser ciego.

Combinando la narración tradicional con el diseño gráfico y la señalética, Aja consigue un trazo que fácilmente hace palidecer el trabajo de Francavilla en esta misma serie, y lograr que Francesco se vea como uno más del montón no es algo sencillo de hacer, pero ahí radica su maestría: Aja lo hace ver sencillo. Lo juro. No se mete en problemas, no tiene páginas impresionantes pero fluye dentro de un minimalismo que funciona perfecto con la narración de la historia.

David Aja: El único hombre en la Tierra capaz de hacer que un mimo se vea peligroso.

DISPARO LIMPIO

La narrativa misma es una delicia, fíjate en Hawkeye perdiendo una flecha que un par de números adelante le traerá problemas, o del traje que es dañado en el primer número y 19 episodios después sigue con una parte faltante. Observa la historia del perro contarte por completo dos o tres cómics que sólo después entenderás. No se da el lujo ni siquiera de perder tiempo en la introducción que viene en cada cómic.

Se adelanta el tiempo, después retrocede, divide las historias y al final las hace coincidir en un final de acto que siempre recordarás, bro.

EN EL BLANCO

Lo que busca Fraction es explorar quién es Clint cuando está solo.

En el tiempo, ha sido un villano, vengador, Hawkeye, cirquero, vecino, Ronin, amigo, amante, novio, esposo, valiente, arrogante, miedoso y un héroe, pero ¿qué es realmente? Clint es todo eso y más, es como todos nosotros: No se da cuenta de la chica que quiere andar con él, escoge mal sus palabras, le falla a sus seres queridos, gusta de cuidar perros, comer pizza, se equivoca y falla constantemente.

Por dentro, Clint Barton sólo quiere ser la persona que todos parecen creer que es. Un héroe, bro.

Realmente tienes que leer Hawkeye [3], bro.

En serio, bro.


[1] Los miembros de la mafia rusa que aparecen en esta serie utilizan la muletilla bro, que en México tradujeron como mano.
[2] Kate Bishop también es conocida como Hawkeye. Formó parte de los Jóvenes Vengadores.
[3] En México esta serie fue cancelada en el segundo arco, con sólo 13 números publicados.



Compra la serie completa de HAWKEYE
en dos tomos en pasta dura por $750




 

Acerca del autor

Luis Soto

alias Gaider Abdul Al-Hazred, es co-creador de los RobOts y la Colecta Monstruo. Orgulloso miembro no-fundador de La Covacha, puedes seguir su odio en su Twitter @GaiderAbdul http://www.lacovacha.mx
Comentarios