Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Yo fui un monstruo adolescente | Kirk Hammett
Por Agustín “Pepper” Amezcua

Todos conocemos a Metallica, pero es un poco difícil relacionar directamente a esta banda de rock con el mundo del horror. Afortunadamente para nosotros, uno de sus miembros se ha auto-designado cómo guardián de todo aquello que acecha en la noche.

Además del rock, el horror es la otra gran pasión de Kirk Hammett.
Además del rock, el horror es la otra gran pasión de Kirk Hammett.

Kirk Von Hammett (su nombre de batalla) es un coleccionista apasionado de todo aquello relacionado al terror. Todo comenzó cuando era sólo un niño. El origen de su afición se dio con la película El Día de los Trífidos, cuyo impacto en el joven Kirk fue tal que comenzó a intentar dibujar esos aterradores trífidos en cualquier lugar. A partir de ese momento el viaje no se detendría. Un tiempo después, Kirk guardaba todo el dinero que sus padres le daban para comprar comida en la escuela para ir al final de la semana a comprar cómics y revistas de terror, siendo Famous Monsters of Filmland una de sus favoritas.

Al mismo tiempo comenzó a comprar juguetes, de los que reconoce que no conserva ninguno “Me entretenía con ellos pero al final solía reventarlos con petardos.” Luego vendría la música. Durante su adolescencia, su pasión por la música reemplazó a todo lo demás. “Pero llegó un momento en que empecé a tener mi propio dinero, más o menos por la época de Ride the Lightning, y volví a comprar cómics y todos los juguetes que no pude de niño.” Así fue como llegaron los modelos, máscaras, cuadros y demás parafernalia que forma parte de su enorme colección.

Su éxito como músico le permitió financiar su otra gran afición y dar forma a su impresionante colección.
Su éxito como músico le permitió financiar su otra gran afición y dar forma a su impresionante colección.

Hammett no se considera un coleccionista completista. Ve cada pieza por lo que es y le da su debido valor dentro de la colección, que es evaluada y analizada a detalle. La verdadera obsesión de Hammett son los pósters antiguos, todos los que pueda conseguir de películas de terror en blanco y negro. Si fue exhibido en cines durante las proyecciones originales de las cintas seguramente está en la colección de Kirk.

Las figuras también ocupan un lugar importante dentro de esa colección, figuras de los 60 y 70 comparten espacio con piezas más recientes, y casi todas tienen en común la dificultad de ser conseguidas, además de que la gran mayoría sigue en su empaque original. Hammett las ve con amor, con una mirada que podría ser confundida con la que reserva para sus hijos, y de cierto modo considera a su colección cómo sus niños también.

La colección sigue creciendo, y el libro y festival que inspiró son una muestra de su impacto.
La colección sigue creciendo, y el libro y festival que inspiró son una muestra de su impacto.

La colección de Kirk es tan vasta que dio material para ser convertida en un libro, Too Much Horror Business editado por Abrams Image nos da un breve pero sustancioso recorrido por ella. Pósters, juguetes, pinturas y memorabilia, además de dos esculturas tamaño natural, una de Bela Lugosi y una de Boris Karloff (ambos ataviados con la ropa que usaron en la cinta The Black Cat) que son los guardianes de la casa Hammett.

Gracias al gran impulso que recibió tras la publicación del libro Hammett se decidió a entrar de lleno en el mundo del horror. Poco a poco fue aliándose con esa maravilla de su infancia llamada Famous Monsters of Filmland para producir juguetes de vinil, litografías y demás memorabilia que pudo encontrar un hogar con nuevos coleccionistas. También organizó una convención, el Kirk Von Hammett’s Fear FestEvil, plagado de artistas visuales, de efectos especiales y, para darle un toque adicional, músicos amigos de Hammett con un amor por lo terrorifico, cómo Slash o Doyle (Ex-guitarrista de Misfits).

No cabe duda que Hammett supo aprovechar su momentum para darle impulso a sus aficiones y conectar con un público diferente.

Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

Agustín Amezcua

| también conocido como C.M. Pepper, es articulista para Asamblea Cómics y la revista Comikaze. http://comiqueros.blogspot.mx
Comentarios