Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

¿Han visto las películas de Timur Bekmambetov (el director de Wanted) llamadas “La guardia de la noche” y “La guardia del día”? Supuestamente están basadas en una serie de novelas de un autor ruso llamado Serguéi Vasílievich Lukyánenko, pero al igual que con Wanted, Bekmanmbetov toma una gran obra llena de ideas interesantes (aunque no sea lo mejor de su género) y la convierte en una película cotorra pero sin mucho contenido. Hoy daremos un vistazo a los libros:

Top-Guardianes

DE LA ADAPTACIÓN

Las películas toman ligeramente las dos primeras partes de la primera novela “La guardia de la noche” (aunque la segunda película comparta el título con la segunda novela, no tienen nada que ver).

Esta serie de cinco novelas sigue la misma estructura de tres actos en todas ellas, siendo cada acto al mismo tiempo una especie de cuento corto e inicio-nudo-desenlace de una historia más grande. Yo sólo he leído las tres primeras, Guardia de la noche, Guardia del día y Guardia del crepúsculo, así que no sé que tanto se amarre una historia global de la saga, pero las tres primeras, aunque dan una sensación de cierre, no son una sola historia propiamente. (Piensen en las tres primeras novelas de Canción de hielo y fuego como ejemplo).

LA TRAMA

¿De qué va esta historia?, En el mundo hay entes sobrenaturales: vampiros, magos, hombres lobo, todos llamados en conjunto “los otros”. Estos se dividen en dos grupos, luminosos y oscuros, que como ya se imaginarán viven guerreando unos contra los otros desde tiempos inmemorables.

Pero hace siglos, con el avance de la tecnología y la explosión demográfica, decidieron que las guerras abiertas entre ambos bandos eran demasiado peligrosas, así que pactaron una tregua en la que ningún bando ataca a otro… directamente.

Así nacieron las guardias encargadas de supervisar a ambos bandos para que ninguno cruce una línea imaginaría de retaliaciones. La Guardia del Día se encarga de vigilar a los Otros Luminosos y la Guardia de la Noche de vigilar a los Otros Oscuros.

Hasta aquí parece la típica historia de fantasía urbana nada alejado de cosas como las series Ángel o Buffy, de hecho la saga de las guardias se podría reseñar como un “Harry Potter de burócratas, pero la cosa es mucho más interesante.

UNA GUERRA FRÍA ENTRE SOBRENATURALES

Si están pensando: ¿paz armada y escritor ruso? ¡Esto es una analogía de la guerra fría!, pues están en lo correcto, al menos en parte, pero realmente es una historia de fantasía urbana ambientada en un mundo post-guerra fría. Y eso es lo más interesante, esta saga es básicamente los clichés del género vistos desde la perspectiva de una cultura que hace unas décadas era hegemónica y ahora se analiza a sí misma y su lugar en el mundo.

A pesar de lo que la premisa pueda dar a entender, la cosa no es bien contra el mal, la división de los Otros en “Luminosos” y “Oscuros” se basa más en el concepto de Bien colectivo contra Deseo individual. Y no, en ningún momento Lukyánenko nos dice cuál de los dos bandos es el correcto.

LOS PERSONAJES

El protagonista, Anton Gorodesky, es un Otro Luminoso bien intencionado y con muchos deseos de hacer bien su trabajo al proteger al mundo de los Otros Oscuros.

El problema es que su moral no parece ser compartida con sus jefes, quienes a veces llevan eso de “por el bien mayor” a lugares bastante fascistas. Mientras que sus grandes y odiados enemigos, los Otros Oscuros, a veces son lo único que detiene a los Luminosos de convertir el mundo en una pesadilla orwelliana.

El mismo Anton es difícil de clasificar en el rango de “bueno”, tiene buenas intenciones, sí, pero eso mismo a veces lo hace un idiota moralino inaguantable, incapaz de ayudar a gente cercana a él porque sus prejuicios le impiden ver el “bien menor”.

Entre los personajes tenemos el mejor combo de magos que existen en la literatura. Pero sólo mencionaré a mis dos favoritos: Dos animagos, uno llamado “El oso” del que nadie sabe nada, salvo la curiosidad de que se trasforma en un oso… un oso diferente cada vez, cosa que todo mundo encuentra extraña pues un animago sólo tiene una forma animal; y  Tiger Cub, una ucraniana menuda (para los estándares rusos al menos) especializada en magia de combate que tiene la habilidad de transformarse en un tigre de bengala enorme, peligrosa pero menuda, a nadie le gusta llamarla tigre, pero no se atreven a decirle “tigresa”.

CUANDO CAE LA NOCHE

Si son fans del género denle una oportunidad a esta saga, que le da una perspectiva diferente y además ofrece una visión a otro mundo, el ruso.

PD: Dato curioso, en Rusia, o por lo menos a Moscú, llegan las telenovelas mexicanas. En uno de los tres primeros libros el protagonista las menciona.



Tal Vez Te Interese | RESEÑA MONSTROLOGÍA DEL CINE MEXICANO



Comparte esta nota:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Acerca del autor

César Castañón

| Simpático muchacho originario de la ciudad imaginaria de Campoche. Inicia su travesía por el mundo del webcómic y orgulloso fundador de La Covacha. https://www.facebook.com/CesarCastanonDwarf/
Comentarios