I want to eat your pancreas – Reseña

La oferta de cine de anime en nuestras pantallas aumenta con la llegada de I WANT TO EAT YOUR PANCREAS, seis meses después de estrenar en varios festivales internacionales. Parece que habrá algunas salas que ofrezcan la versión en japonés original con subtítulos, pero la que yo vi fue la que venía doblada en español.

A riesgo de sonar malinchista, no soy muy afecto a los doblajes que hacemos aquí, así que me preparé para lo peor. Imaginen mi sorpresa cuando resultó un muy buen trabajo de adaptación.
Miguel Ángel Ruiz y, sobre todo, Erika Ugalde logran comunicar muy bien las emociones y sentimientos de ambos protagonistas. La animación, por otra parte…

Sin ser mala, es simplemente plana. He visto mejor animación en series de anime. Que una película, con su mayor presupuesto no logre alcanzar esos mismos niveles es mala señal, sobre todo cuando la historia en particular depende tanto de las emociones de sus protagonistas más que de sus acciones.

A grandes rasgos, un joven estudiante se entera por accidente que una compañera escolar tiene una enfermedad que la va acabar matando en unos meses. La joven, que no quiere que nadie se entere de su condición, decide que se conviertan en amigos inseparables ya que es la única persona con la que puede hablar de lo que le está ocurriendo.

La muchacha, a pesar de su enfermedad, es alegre y vivaz mientras que el chico es serio y apático (parecería que el que se va a morir es él), y es de esta interacción de contrastes donde surgen los momentos más cómicos y tristes de la película.

Si alguna vez pueden ver el live action de esta misma historia se los recomiendo mucho. La historia se presta para actores de carne y hueso, capaces de revelar un sinfín de emociones no con dialogo sino tan sólo con sus expresiones faciales, algo difícil de lograr con animación a menos que este muy bien trabajada.

El protagonista masculino, por ejemplo, es tan reprimido que rara vez enseña lo que siente, pero al mismo tiempo deberíamos poder ver que es un volcán de emociones encontradas en su interior, detalle que sí logra transmitir el actor en el live action. Aquí en la versión animada, por el contrario, hay momentos que parece casi autista.

Es necesario mencionar que mis críticas son la opinión de la gran minoría. Todos en la sala donde vi la película parecían estarse divirtiendo mucho. Inclusive escuché a más de uno soltar la lagrimita.

Debo decir que, a pesar de mis quejas, yo también la acabé disfrutando. Es una película que no pretende ser más de lo que es, y es muy cumplidora. Es decir, te va a lograr entretener la hora y media que dura y quizá hasta te conmueva lo suficiente para recordarla por un buen rato.


La cinta se proyectará en Cinépolis seleccionados los días 31 de Mayo, 1 y 2 de Junio.

Para más información sobre la pre-venta y los cines en los que se proyectará la película visita Cinepolis.com.


FICHA COVACHA

I WANT TO EAT YOUR PANCREAS
Kimi no suizô o tabetai (2018)

Director | Shin’ichirô Ushijima
Escritores | Yoru Sumino (novela), Shin’ichirô Ushijima (screenplay)
Doblaje latino | Miguel Ángel Ruiz, Erika Ugalde, Andrea Orozco

1h 48min | Drama, Romance | 31 Mayo 2019 (México)