Música y letras con Carole y Tuesday

¿Les ha sucedido que les recomiendan ver programas y prometen verlos después y nunca los ven? Pues a mí sí, y más que eso me he convertido en el amigo nerd que recomienda un montón de cosas a todo mundo aunque no las vean, y hoy les recomiendo algo muuuy bueno.

De entre todas mis recomendaciones hay una que recomiendo a todo el mundo, la considero un must seepara todos los fanáticos de la televisión de calidad, melómanos, fans del cine y claro, otakus. La perfecta introducción al anime: Cowboy Bebop. Soy fan de este anime de 1998, de su estética, de su director, su música es fantástica y su tema de inicio es simplemente…

Okay… 3, 2, 1, let’s jam!

…está bien, esta vez no me centraré en Cowboy Bebop, sólo recomiendo una vez más, como siempre, para variar, esta obra maestra del grandioso director Shin’ichirō Watanabe, quizás algún día no muy lejano valga la pena hacer una reseña retro del mejor anime de 1998 pero por ahora, hablemos del maestro Watanabe.

Watanabe ha mantenido una prolífica carrera como director de anime siempre dando un rol predominante a la música, lo hace con 24 ritmos distintos en Cowboy Bebop (desde jazz bebop hasta el verdadero folk blues), lo vuelve a lograr en Samurai Champloo con ritmos tradicionales nipones y el hip hop lo-fi de Nujabes, y en 2019 decidió que era hora de hacer un anime que hablara sobre música y la tuviera como personaje central, la pasión de los músicos hacia su arte, los sentimientos que provoca y las conexiones que se generan entre las personas gracias a este arte.

And I wanna see your true colors

Carole & Tuesday es un anime de estudio Bones (los de Full Metal Alchemist) supervisada por Watanabe y distribuido mundialmente por Netflix, para más información al respecto pueden revisar la reseña covacha. Para leer más sobre la experiencia no den click y sigan leyendo porque ha sido todo un viaje para mi.

Si algo me llamó la atención del inicio de C&T (aparte de Watanabe-sensei) fue su tema de inicio “Kiss me” porque es una buena canción más allá de su relación al anime, pero si algo me capturó de golpe es el enorme gusto de sus creadores por la música pop del siglo XX, y eso se ve en el título del primer capítulo: “True Colors”, si esperan al corte comercial verán los datos del vinilo con los créditos de cantante, compositor y disquera, pero yo no necesito una pausa para reconocer de inmediato uno de los mayores éxitos de Cindy Lauper que he escuchado toda la vida, y la relación es más evidente porque el personaje de Tuesday es muy fan y compara su situación al inicio de la serie con la de Cindy, quien huyó de casa a los 17, la referencia sólo mejora porque al ser el inicio de la serie es el momento en que los protagonistas muestran sus “verdaderos colores”.

Esta relación con los títulos se mantiene a lo largo de la serie y contiene puras joyas musicales como “Born to run” de Bruce Springsteen, “Immigrant Song” de Led Zeppelin, y mis favoritas: “Natural Woman” de Aretha Franklin e “It’s too late” de Carole King, con la particularidad de que ambas canciones fueron compuestas por Carole King, de quien tomaron el nombre para una de las protagonistas, como nota aparte, recomiendo muchísimo que escuchen el Tapestry de Carole King, de los mejores álbumes EVER.

Y no es coincidencia que existan todas estas conexiones entre la música y los personajes porque justamente de eso va toda esta serie, las conexiones que todos tenemos con la música, al igual que Carole y Tuesday todos hemos crecido escuchando música, algún tipo en particular y elegimos nuestra favorita porque es aquella que nos hace sentir algo, ya sea felicidad, tristeza, nostalgia, diversión o simplemente nos recuerde algún momento en especial, la canción favorita de mamá, el disco de vinilo de papá, la última canción que le dedicaste a un amor, o la canción de moda de cuando ibas en secundaria y una década después aún puedes cantar de memoria; todos tenemos alguna conexión en especial con la música, o en términos más generales, con alguna obra artística.

Así que quiero dejarlos con esa última nota (pun intended) para que se decidan a ver Carole & Tuesday, son 24 capítulos sobre el amor al arte, la conexión que nos da hacia otros y el entendimiento de que aunque seamos diferentes siempre podemos encontrar gustos e ideas en común con los demás.

¿Quieren saber qué tan buena es? tan buena que ahora se la recomiendo a todo el mundo.