NGE Episodio 01: El ataque del ángel – Reseña

Opiniones Enanas.

Como lo prometimos en la primera columna de “Súbete a tu P!n$#3 EVA“, este martes iniciamos la serie de columnas dedicadas a NEON GENESIS EVANGELION donde, capítulo a capítulo, iremos revisando uno de los animés más populares y polémicos de las últimas décadas. Así que sin más rollo:

¡SÚBETE A TU P!N$#3 EVA! 01
NEON GENESIS EVANGELION EPISODIO 01: EL ATAQUE DEL ÁNGEL

El opening inicia como música de monasterio católico para transformarse en una tonada bien movida con mucho desnudo femenino tipo Sailor Moon y nos empieza a regalar la simbología que obsesionará a los otakos y que, en mi opinión, namás es pura estética y realmente no deberíamos prestarle TANTA atención.

La historia inicia en el ya lejano 2015, cuando el mundo aún no sabía qué ese sería el último buen año, antes de Trump, las pandemias, el colapso de la democracia y el capitalismo… digo, en un futuro distópico, en una ciudad anegada y destruida. Una enorme criatura aparece y el ejército comienza a enfrentarla sin mucho éxito.

En otra parte de la ciudad, un niño está completamente solo (atentos a esto), esperando a alguien que (entendemos) es la hermosa mujer posando de forma sensoal en la foto que el puberto no deja de ver. Mientras, a su alrededor, la pelea entre el ejército y el extraño Kaiju continúa; justo cuando la cosa se pone peligrosa para el muchachito, llega la coronel Misato Katsuragi a recogerlo y salvarlo haciendo su mejor interpretación de Kyle Reese en su carro todo destartalado.

La coalición militar, comandada por la ONU, decide usar una bomba nuclear que parece acabar con el ángel, gran parte de la ciudad y el carro de Misato. Por suerte para todos, ambos sobreviven y en la interacción descubrimos que la coronel es una casi treintona medio inmadura, pero de alguna forma funcional. Así es, Misato Katsuragui fue la primera Millenial.

La coronel Katsuragui es la encargada de llevar a Shinji Ikari, nuestro protagonista, con su padre, Gendo Ikari, el líder de una extraña organización llamada NERV, súper secreta pero que no tiene ningún problema con dejar entrar a un niño a su base ultrasecreta subterránea llamada “El Geofrente”.

Mientras Shinji baja por el elevador-escaleras de la base, vamos conociendo a más personajes, como la Doctora Ritsuko Akagi, en el fondo vemos la mano del Eva 01 antes de que nos lo presenten propiamente. También escuchamos algo llamado “El instituto Marduk” que “eligió” a Shinji para algo importante.

Por fin, Shinji llega hasta el hangar de un robot gigantesco donde está su padre y una moribunda Rei Ayanami. Gendo quiere que Shinji pilotee el robot (que según entendemos, es la razón por la que Rei está medio muerta), se enfrente al Ángel que ya se está regenerando del daño que causó la bomba, y básicamente salve la ciudad (y teoréticamente al mundo).

Al principio Shinji se niega, pero cuando las vidas a su alrededor comienzan a correr peligro por causa del Ángel y despierta el Eva 01 (mueve su manita para protegerlo) decide ponerse el traje que le regaló papá y actuar como un adulto.

Así acaba nuestro primer episodio, con Shinji apunto de enfrentar al Ángel.

Antes de subirse al EVA, tienes que subirte al automóvil.

OPINIONES ENANAS

Lo primero que podemos sacar de este primer capítulo es que el fanservice está grueso. La sexualización de los personajes femeninos está pesadona. Y ésa sería mi única queja.

Por otro lado, me gusta como Anno y compañía presentan por completo la temática de la historia: La alienación de Shinji y su relación con su padre. Que será la verdadera piedra angular de la serie (y no el lore sobre el fin del mundo).

La primera vez que vemos a Shinji está solo en una ciudad desierta e inmediatamente después, cuando su vida corre peligro, es rescatado por una mujer hermosa. Diría que Anno no pudo ser menos sutil, pero viendo a algunos fans de Eva, tal vez sí debió ser menos sutil.

Pero no sólo es la introducción de Shinji, todos los personajes aquí presentados nos dejan ver el lugar que jugarán en la historia: Ritsuko será la voz que nos explique las cosas más técnicas y la mejor amiga de Misato; la coronel, como un adulto infantiloide (feel you, girl); Rei como un cero a la izquierda que namás servirá para reafirmar o confirmar cosas en la relación Shinji y Gendo… no, en serio, los dos hombres tienen su plática de quién enfrenta mejor sus problemas mientras ella está moribunda en una camilla, les digo, Anno conoce escritores que emplean la sutileza y cree que son todos unos cobardes.

Pero sobre todo: Gendo… sé que por ahí hay una línea de El Discurso que quiere reivindicar a Gendo, y creo que al final el propio autor quiere que seamos más empáticos con él, pero Gendo es una mierda de persona. El clásico “hago lo que es necesario y no me importan los sentimientos de los demás”, pero sin lo cool (es muy obvio que Gendo es un ratoncito de biblioteca).

También hay una ligera deconstrucción del “chosen one”, con Shinji siendo “elegido para defender a la humanidad”, pero no sólo rechazándolo (algo común en el viaje del héroe), si no que la historia nos muestra que realmente no es una buena idea, que es más como una res en el matadero y menos como Arturo encontrando la espada en la piedra. Sin embargo, esto va a complicarse un poco rumbo al final, así que dejemos esto a un lado, por el momento.

Por último, el worldbuilding. La historia nos da un montón de información que sólo nos hace preguntarnos más cosas, pero no cae en ningún momento en un infodumb, de hecho, la escena más cercana a eso es en la que podemos ver el Geofrente y la mano del Eva, algo que se agradece porque es una historia que nos va a soltar mucha información que no nos va a mostrar, ya saben “telling, not showing”.

En fin, buen inicio.

Para despedirme tomaré el toro por los cuernos sobre uno de los temas más puntillosos de EVA… ¿Es Shinji gay? En este primer capítulo yo digo que no hay nada que señale la posible homosexualidad de Shinji.

Mirada de robot.

El próximo viernes no te pierdas la tercera columna de “Súbete al P!n$#3 EVA!”.