Bad Boys Para Siempre

Coca & Palomitas

El intento por revivir franquicias en pos de la nostalgia no se va ni con un nuevo año, y empezamos el 2020 con la tercera entrega de Bad Boys, o como la conocíamos en México por allá de los 90: Dos policías rebeldes, “what you gonna do when they came for you?”, pues yo te recomendaría hacerte a un lado, pero vamos por partes.

REBELDES SIN CAUSA

La sinopsis corta es que los chicos malos Mike Lowrey (Will Smith) y Marcus Burnett (Martin Lawrence) están juntos nuevamente para una última aventura (aunque ya la cuarta parte ya está en pre-producción) a la que tuvieron por bien llamar “Bad Boys For Life”, yo le hubiera puesto “Bad Boys: Too old for this shit” pero pues no me preguntan con tiempo, ¿así cómo los voy a ayudar?

Es notable la alta estima que el estudio le tiene a esta franquicia, pues han pasado 17 años desde Bad Boys II (y 25 desde la primera parte) y aún así suponen que Mike y Marcus son parte importante de la cultura popular y que todo mundo vamos a recordar sus manías y sus personajes de apoyo, así que se saltan cualquier tipo de presentación o contextualización porque, seguramente, todos aman a estos policías rebeldes, ¿si no por qué iban a sacar una tercera parte?

Y miren que yo sí vi esas películas cuando salieron hace 20 años, pero (no sé por qué tengo que repetirlo) ¡ya pasaron 20 años! No son Star Wars ni los Cazafantasmas, no tuvieron exitosas series animadas, líneas de juguetes o videojuegos. Tantita presentación para recordarlos no habría hecho daño, creo yo.

Al menos son clichés con patas, así que rápidamente ves al policía rudo cincuentón que vive en negación con su edad; el derrotado por la vida que lo que quiere es retirarse porque ya está muy viejo para esta mierda; el capitán gritón pero de buen corazón, con una diana en el pecho porque sigue teniendo muchas cosas por vivir (Capitán Howard, Joe Pantoliano); la joven policía súper competente y ruda, obvio interés romántico del protagonista (Rita, Paola Núñez).

Claro, como es una película de dos veteranos, obviamente tiene que haber un grupo de millenials de los cuales se van a burlar pero eventualmente verán que son valiosos para el equipo, entre ellos están Vanessa Hudgens (que necesita un mejor agente pero ya), Charles Melton (mejor conocido como Reggie Mantle en Riverdale) y Alexander Ludwig.

Del lado villanesco tenemos al guayanés-inglés Jacob Scipio intentando ser un narco mexicano (hasta se burlan de su acento en algún momento), y a Kate del Castillo haciéndola básicamente de la viuda del Chapo, porque ella YA es un cliché con patas en la vida real, ¿qué tanto más puede afectarle hacerla de ella misma en una película?

Quedarían mejor bailando a la High-School Musical.

¡AY CARAMBA!

Michael Bay no dirigió esta tercera parte (aunque sí tiene un breve cameo), y podrás decir lo que quieras de él, pero sabe hacer buenas películas de acción. Que no es el caso de Bad Boys Para Siempre.

Desde el principio la película se siente lenta, la trama principal tarda mucho en llegar, ¿por qué, si no se construyen los personajes o se contextualiza la situación? Es un misterio, lo sé, simplemente pasan cosas, las escenas son largas, los chistes son pocos, la acción prácticamente nula. Empezamos con una escena de persecución y en ningún momento te emocionas.

Toda esta primera parte sólo sirve para lamentarnos de la situación de Martin Lawrence, quien de por sí su climax fue Mi abuela es un peligro (Big Momma’s house), y verlo ya viejo y gordo es casi tan triste como ver a los covachos, que ya estamos viejos y gordos también… ¿Saben qué? ¡Que se lamente su abuela! Él por lo menos debe tener algunos milloncitos de dólares con los cuáles secarse sus lágrimas llenas de manteca.

Eso sí, no es tan riconario como Will Smith, quien puede darse el lujo de sacar tres películas mediocres al hilo (Proyecto Géminis, Espía a escondidas, Bad Boys 3) y no tener qué preocuparse por pagar la renta, con lo que ha de ganar con su canal de YouTube y lo que le pagó Disney para ser el Genio de Aladdin debe bastar.

Eso no quita que la película dura como 30 minutos más de lo necesario. Tan es así que el nudo de la trama te lo presentan hasta a la mitad, y es justo lo que ves en el tráiler (si no lo has visto, está abajo de esta reseña). En serio, pueden recortar toda la primera hora y no pasaría nada.

Aún así podemos rescatar una secuencia de paralelismos entre Mike y Marcus, justo cuando éste último por fin se jubila. Esa escena en la que Will Smith se levanta, se pone un traje coquetón y se sube a su auto deportivo, mientras Martin se despierta, se pone una bata y se sienta en su sillón reclinable, está muy bien armada y es graciosa, lo malo es que son pequeños momentos que se pierden a lo largo de esa larguísima primera hora.

Will y Martin viendo como pagarás boleto a precio completo para verlos hacer el ridículo.

EL FIN… ¿O NO?

Si vas por la curiosidad de ver los barrios bajos de la Ciudad de México, la verdad es que salen como dos minutos. Ya ni los aviones y la unidad que trajeron para grabar acá, se lo pudieron haber ahorrado. Al menos da gusto ver a las paisanas en buenos papeles, sobre todo Paola Nuñez, quien prácticamente es co-protagonista y CASI logra que no extrañemos a Tea Leoni. Casi.

Ok, la reseña resultó un poco más negativa de lo necesario. La verdad es que Bad Boys Para Siempre es bastante palomera -y no lo digo como algo malo. Es de esas que puedes películas a las que puedes ir para desconectarte un rato, ver balazos, persecuciones y algo de comedia.

Ya veremos cómo les va en la siguiente, porque al menos por el final parece que tienen esperanza de que les aprueben la secuela. Y por lo menos sí está en pre-producción.

Recomendaría verla aprovechando los Combo Lunes de los cines, que te salen en $150 pesos dos refrescos, palomitas y dos boletos, o de perdis el martes de 2×1. Eso sí, pagar precio completo puede llegar a dolerte el codo un poco, sobre todo si en tu cine favorito ya tienen la entrada a $80 pesos sala tradicional.

Bad Boys For Life es esa secuela que nadie pidió, pero dentro de todo lo malo, siempre es agradable ver a la pareja de Will Smith y Martin Lawrence nuevamente en pantalla, aunque la edad no haya sido benévola para Big Momma.

Ya dije.

Tú también celebrarías si fueras Will Smith y pudieras permitirte sacar malas películas y la gente te seguirá adorando.

FICHA COVACHA

BAD BOYS PARA SIEMPRE
Bad Boys for Life (2020)

Directores | Adil El Arbi (como Adil), Bilall Fallah (como Bilall)
Escritores | Chris Bremner (screenplay), Peter Craig (screenplay)
Elenco | Will Smith, Martin Lawrence, Kate del Castillo, Vanessa Hudgens

B15 | 2h 4min | Acción | Enero 17, 2020 (México)

TRAILER