Dark Phoenix perderá mas de 100 millones de dólares

El pasado viernes se estrenó Dark Phoenix, película que cierra la saga de X-Men bajo el cobijo de Fox. Y a pesar de haber sido la película más taquillera del fin de semana en todos los territorios en que no se estrenó The Secret Life of Pets 2 (México incluido), su recaudación quedó muy por debajo de lo esperado y analistas financieros estiman que Fox va a perder entre 100 y 120 millones de dólares una vez que haga el balance final de la cinta.

El ataque de la Jean Grey gigante.

La película tuvo un presupuesto de producción de 200 millones de dólares, y entre reshoots y gastos de promoción, se estima que costó alrededor de 350 millones de dólares. Las proyecciones ajustadas luego del fin de semana de estreno colocan las expectativas de recaudación entre 300 y 325 millones, lo que tras descontar la parte que corresponde a las distribuidoras y salas de exhibición dejará alrededor de 240-250 millones para Fox, colocándola en números rojos y dando un triste cierre a la franquicia que, para muchos, fue la que inició el boom de las películas de superhéroes.

Las expectativas previas indicaban que Fox esperaba una recaudación de 50 millones en los Estados Unidos y poco más de 60 en China, que son los dos mercados más importantes para Hollywood, pero la taquilla del fin de semana alcanzó apenas 33 millones en la Unión Americana y 46 millones tras la muralla. El total alrededor del mundo fue de 140 millones, pero aún así quedó bastante por debajo de las expectativas, marcando el peor estreno para una película de la franquicia.

Los factores para este fracaso financiero pueden ser muchos, y algunos de los más comentados son la baja en las expectativas luego de la decepcionante X-Men: Apocalypse, la mala prensa que rodeó los cambios en la producción, incluidos los múltiples cambios de fecha de estreno y los reshoots, y una estrategia de marketing completamente equivocada. Todos ellos pueden contarse entre las causas más importantes, y hay que recordar que buena parte de esto se dio mientras se finalizaban los detalles de la fusión entre Disney y Fox, lo que probablemente tenía a muchos más preocupados por su futuro laboral que por sus responsabilidades presentes.

La película se terminó de filmar en el otoño de 2017, previo al anuncio de la fusión. Pero antes de eso, estaba el problema de lidiar con la mala recepción que tuvo Apocalypse, la salida de Bryan Singer del proyecto, y los cambios de planes, pues habría que recordar que originalmente la historia sería dividida entre dos películas. Simon Kinberg asumió como el nuevo director, y él mismo se encargó de trabajar el guión para integrar toda la historia en una sola entrega.

Hay rumores de que el final de la película tuvo que ser cambiado por la gran similitud que tenía con el último acto de Captain Marvel, pero fuentes al interior del estudio indican que ése no fue el caso, y afirman que nadie en la producción o en Fox en general tenía acceso a información de Marvel Studios y al momento de solicitar los cambios y filmar un nuevo final no tenían idea idea del rumbo narrativo y final que tendría Captain Marvel. Parece ser que el final original era una íntima confrontación emocional entre Jean Grey, Cyclops y Charles Xavier con Vuk, personaje interpretado por Jessica Chastain.

Caminito de la escuela.

La audiencia en sus proyecciones de prueba parecía decepcionada de no ver una secuencia final de pelea en la que participasen la mayoría de los X-Men, y eso fue lo que se decidió filmar para alterar la conclusión. Esos reshoots fueron la causa para cambiar la fecha de estreno, originalmente programada para el 2 de noviembre de 2018. La segunda fecha de estreno se estableció para el 14 de febrero de 2019, pero los retrasos en la post-producción y el caos al interior de Fox provocaron un nuevo cambio de fechas, ahora al 7 de junio, que fue la fecha en que finalmente se estrenó.

Ahí es donde entran los problemas con marketing y relaciones públicas. No hubo un control en el flujo de información ni un intento de control de daños cuando los reportes de reshoots y retrasos eran reportados de forma negativa en los medios. En comparación, la película tiene menos escenas refilmadas que sus tres predecesoras (X-Men: First Class, Days of Future Past y Apocalypse). Todas las películas de superhéroes tienen reshoots, pero usualmente el trabajo de RP y marketing es impedir que estos se vean como algo negativo, cosa que aquí no sucedió.

En cuanto a la fecha de estreno, la intención original era cubrir con dos cosas: 1) No ser un estreno de verano, lo que ayudaría a templar las expectativas de que fuese un blockbuster de acción, y 2) que se estrenase antes que Captain Marvel para convertirse en la primera película protagonizada por un personaje femenino de Marvel. Ambos objetivos eran todavía alcanzables con la fecha del 14 de febrero, pero el último cambio los echó por tierra.

Peor aún, el nuevo cambio de fecha se dio sólo un par de días después de que un nuevo trailer anunciara el estreno para el 14 de febrero, lo que provocó que empezaran los comentarios pesimistas.

Se rumora que ese cambio fue decisión de la CEO de Fox Studios, Stacey Snider, quien lo habría hecho a petición de James Cameron para mover Battle Angel Alita al 14 de febrero, pues él tampoco quería que la costosa película que produjo fuese un estreno de verano y ya le habían quitado su fecha original en la última temporada navideña.

Además de la prensa negativa, estrenar después de Captain Marvel y Avengers: Endgame puso expectativas ridículamente altas para cualquier película del género, y con la sombra de Spider-Man: Far From Home encima la situación empeoró.

¡Hiiiija de la… luz y la oscuridad!

Además, el cierre de la Infinity Saga y la introducción del multiverso Marvel en Avengers: Endgame provocó que empezaran las especulaciones sobre el futuro del MCU, la posibilidad de ver a otros héroes integrarse a éste, y la adición de los personajes llegados de Fox, como los Fantastic Four y los propios X-Men. Los fans estaban más emocionados por las posibilidades futuras que por la película de inminente estreno. Sumemos a eso que las reseñas tras las funciones de prensa no eran positivas, y entenderemos que Dark Phoenix era, desde antes de su estreno, la crónica de un fracaso anunciado.

Sin duda se trata de un triste final para la saga, y aunque los fans ya fantasean con lo que pasará una vez que los mutantes de Marvel sean rescatados por el MCU (de forma similar a lo que ocurrió hace unos años con Spider-Man), la verdad es que tendrán que esperar. Todavía no hay detalles de lo que vendrá a corto y mediano plazo para el MCU, aunque se espera que empiece a haber anuncios tras el estreno de Far From Home, pero habría que recordar que hace un par de meses Kevin Feige dijo que pasará un buen tiempo antes de que los X-Men hagan una aparición en el MCU.

Tras el pobre cierre de la franquicia tras su paso por Fox, puede que dejarla descansar un poco sea la decisión más inteligente.

Tu cara cuando lo que quieres es ya irte a la casa a descansar.