Dumbo – Reseña

Pero nunca vi ni espero ver a un elefante volaaar… Hasta la más reciente película de Tim Burton, o algo así.

LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO

Basada en la versión animada de 1941 (y ésta en el libro Dumbo, the flying elephant, de Helen Aberson), ysiguiendo la moda de actualizar sus cintas con versiones Live Action, los Estudios Disney traen a las nuevas generaciones la historia del elefante bebé con orejas enormes.

De entrada, resulta un poco extraño que se asignara a Tim Burton, creador de un universo con personajes “extraños” por decir lo menos, una película recordada por la ternura que desbordaba, pero ese no fue un problema con este largometraje, pues el elefantito, que cobra vida gracias a la magia del CGI, sí logra transmitir todo lo que el paquidermo de la versión animada podía, pero entonces ¿hay un problema con esta cinta? Desafortunadamente sí y son varios.

Retomando el tema del CGI, es maravilloso lo que logran hacer con el elefante mientras está semi-estático, pero cuando se trata de que vuele con alguien montado sobre él, se ve peor que gráfico de videojuego ochentero, lo que le quita emoción a las escenas.

Dumbo Returns.

PAPELITO HABLA

En la primera versión todos los protagonistas son animales y el tema central de la trama es el amor entre Dumbo y su mamá, las burlas que enfrentan cuando el pequeño nace y la tristeza que sienten al separarse. En esta ocasión se sustituyen muchos de los papeles principales por humanos, el mejor amigo de Dumbo, un ratón, ahora es interpretado por un par de niños que viven en el circo y perdieron a su madre.

De este modo se intenta trasladar hacia ellos parte de la carga emocional que conlleva la relación madre-hijo pero de forma ineficaz, sobre todo porque la niña (Nico Parker), tiene cero carisma y lejos de hacernos empatizar, logra parecer chocante. Es una lástima porque el guión es perfecto para que luzca y se exaltan varias cualidades y caractrísticas que pocas veces se le otorgan a los personajes femeninos, pero ella es incapaz de conectar y transmitir.

Danny DeVito y Michael Keaton, por su parte, logran buenas actuaciones. La atmósferade la película no es tan oscura como lo que Burton nos tiene acostumbrados, pero por momentos sí se torna demasiado tenso el ambiente, y es ahí cuando DeVito y Keaton rompen la tensión con diálogos ágiles y graciosos.

Eva Green se siente un poco desperdiciada y su papel es, probablemente, el más inconsistente, pues inicia con una actitud y parece que por arte de magia muta a otra (está bien que es un circo, pero no es para tanto). Colin Farrell le echa ganas tratando de parecer papá preocupón, pero no logra tener química con nadie, ¡vaya, ni con el caballo!

Sí mira, tú súbete al pato gigante y yo traigo la nave en forma de murciélago.

ANIMANDO ANDO

La primera media hora es perfectamente olvidable, se entiende la relación de Dumbo con su mamá, pero no se desarrolla tanto como para emocionar, ni tampoco se justifica como para ser el tema principal.

Probablemente la mejor escena de la cinta sea la aparición de los elefantes rosas, que se adapta perfectamente a la historia actual y puede que incluso supere a la original. El final deja un gran mensaje, muy apropiado para nuestros tiempos.

Finalmente, podríamos decir que la música, a cargo de Danny Elfman, resume lo que encontrarás en pantalla: Sólo un par de melodías sacadas de la versión original y el resto música de fondo bonita, pero que se aleja un poco de lo que Elfman nos tiene acostumbrados, así como Dumbo tiene tan poco Tim Burton.

A pesar de todo, yo la vería más de una vez con tal de ver a ese hermoso Dumbo en pantalla.

Burbujas de amor.

FICHA COVACHA

Título original: Dumbo
Año: 2019
Duración: 111 min.
Dirección: Tim Burton
Guion: Ehren Kruger (Guion original: Joe Grant, Dick Huemer)
Música: Danny Elfman
Fotografía: Ben Davis
Reparto: Colin Farrell, Michael Keaton, Danny DeVito, Eva Green, Alan Arkin, Nico Parker, Finley Hobbins.