¿Qué esperar de Star Wars: Los últimos Jedi?

Hace un par de años Disney y J.J. Abrams hicieron realidad lo que esperábamos desde hace más de diez: una nueva película de la saga creada por George Lucas. Así se estrenó Star Wars: El despertar de La Fuerza. Era emocionante esperar una historia que no fuera una precuela, sino que reavivara el conflicto galáctico entre La Fuerza y El Lado Oscuro, nos trajera nuevos personajes e insertara a los actores clásicos de la primera trilogía. El resultado fue una película bien realizada, pero con fuertes cargas de nostalgia y marcadas similitudes en narrativa con Episodio IV: Una nueva esperanza.

¿Qué podemos esperar de Star Wars: Los últimos Jedi?
El gran final del episodio 7 nos trajo de vuelta a Luke Skywalker, uno muy distinto a aquel que enfrentó al Emperador Palpatine en El regreso del Jedi. Quizá esta sea la primera gran incógnita de las que nos toparemos en la cinta: ¿Qué fue de él en estos años? ¿Qué ha pasado con los Jedi? ¿Cuánta culpa tuvo él en el hecho de que Kylo Ren sea el caudillo de La Primera Orden? ¿Por qué en los tráilers se ve tan resentido y temeroso? Sin duda para Mark Hamill el papel que dejó hace más de 30 años deberá ser aún más intenso.

La mayoría de las incógnitas giran alrededor de los personajes ligados a la Fuerza.

De ahí nos vamos con Rey, interpretada por Daisy Ridley (¿un clon de Keira Knighley?). Aún es confusa su historia y quizá en este filme podamos saber su relación con La Fuerza, la obsesión que Snoke tiene con ella y cómo influirá en el hijo de Han Solo. Una de las incógnitas más grandes es su origen, sobre todo con aquella visión que tuvo al tomar el sable de Luke Skywaker, cuando conoce a Maz Kanata y se alcanzan a escuchar las voces de Yoda y Obi-Wan. ¿Alguno de ellos será su padre? ¿Habrá sido concebida por La Fuerza, como Anakin Skywalker?

Personalmente tengo mucha curiosidad por el personaje de Adam Driver. Nuestro millennial y berrinchudo villano escaló de nivel al matar a su padre. Ante la derrota que le propinó Rey y la rebelión en la entrega pasada, viene con ansias de venganza y con el propósito personal de emular la gloria alcanzada por Darth Vader. Creo que es un personaje que tendrá muchos matices, quizá podamos predecir un cambio de bando o una redención en algún momento, pero ahora es el discípulo de Snoke y es vital en la historia para mantener el equilibro en La Fuerza.

Creo que hay mucho potencial tanto en Poe Dameron como en Finn para imprimir aventura a esta segunda parte. El primero podrá lucir más como un piloto de la resistencia, y descubriremos cómo se va definiendo la personalidad del que antes fuera un Stormtrooper, ahora que cambió de bando por haber sentido el avivamiento de La Fuerza.

Por último, podremos disfrutar de la última actuación de la inolvidable Carrie Fisher como la comandante (antes princesa) Leia Organa: Quizá un momento que nos sacará la lágrima a más de uno, sobre todo al tener presente que, de cualquier forma, sería su última película dentro de la saga. Algo pasará con este personaje, que ahora sufrirá de más culpa por las acciones pasadas y futuras de Kylo Ren, su hijo.

Una de las pocas cosas de las que estamos seguros: es hora de decir adiós a Leia… y a Carrie Fisher.

Sin duda, esta película debería sorprendernos con algún giro argumental importante, que nos haga querer llegar al final del camino y disfrutar de la novena parte (tercera bajo la gestión de la franquicia por Disney). Los tráilers que han aparecido en las últimas semanas y hasta el anuncio de una nueva trilogía después de Episodio IX son motivos suficientes como para estar emocionados con el futuro de Star Wars. No olvidemos los cómics y todo el aparato mercadológico capaz de extender esta historia que se sucedió hace mucho tiempo, en una galaxia, muy, muy lejana.


¿Qué esperas tú de Star Wars: Los últimos Jedi? ¿Crees que será la mejor de la trilogía? ¿De qué personaje esperas más? Por favor, cuéntanos en los comentarios.