Habrá secuelas de Mad Max Fury Road

En 2015, Mad Max: Fury Road tomó por sorpresa al mundo. George Miller regresó al mundo que él mismo creó en 1979 con una cinta protagonizada por Tom Hardy y Charlize Theron que recaudó casi 380 millones de dólares alrededor del mundo y ganó seis premios Oscar.

Reconocida por crítica y audiencia como uno de los grandes logros del cine de acción en los últimos años, todo parecía apuntar a que Miller tenía una importante franquicia en las manos y seguramente pronto veríamos secuelas y spin-offs, pero por alguna razón el tiempo pasó y no había indicios de que ése fuera a ser el caso. Al menos hasta esta semana, cuando el director australiano dio una entrevista a Indiewire y confirmó, que en efecto, planea hacer una secuela. O, mejor dicho, más de una.

“Tengo dos historias, ambas alrededor de Mad Max, y también una historia de Furiosa. Pero antes debemos resolver… tenemos que esperar a que el asunto de Warner siga su curso. Pero me parece claro que es algo que va a suceder”, dijo el realizador durante la entrevista.

El ‘asunto de Warner’ al que se refiere Miller es una batalla legal entre su compañía productora, Kennedy Miller Mitchell, y Warner Bros., la cual inició meses después del estreno de Fury Road y que es la única razón por la que el futuro de la franquicia estaba en duda. El conflicto se encuentra en manos de la Suprema Corte de Justicia Australiana, en Nueva Gales del Sur, pero parece que poco a poco las cosas se empiezan a resolver. Acerca del conflicto, esto fue lo que dijo Miller:

“Todo empezó a causa del caos en Warner Bros. y no por Kevin Tsujihara, fue antes de eso. Mucha gente no sabía lo que estaba pasando y no estaban listos para adoptar una postura definitiva. Parecía como si todos corrieran temerosos de un lado a otro a lo largo de tres regímenes. Era difícil conseguir la atención de alguien, así que tuvimos que litigar. Ahora, luego de la fusión con AT&T, el polvo parece estarse asentando. El caos se ha estabilizado y ahora la situación es extremadamente positiva”.

La compañía productora demandó a Warner, acusándolos de actuar de forma dolosa para destruir la relación con ellos al rehusarse a pagar un bonus por haber mantenido la película por debajo del presupuesto acordado. El trato era que recibirían 9 millones de dólares si mantenían el proyecto en menos de 157 millones, y Kennedy Miller Mitchell asegura que Fury Road tuvo un costo de 154.6 millones, mientras que Warner alega que costó 185.1. La diferencia parecen ser los reshoots, pues Miller afirma que el estudio aprobó 31 millones para re-filmar escenas que ellos solicitaron, y que no contarían en el balance final.

Otro punto de conflicto es que el estudio afirma que el plan era que Miller entregaría una película de 100 minutos con clasificación PG-13 (“Adolescentes y adultos”), pero Fury Road dura 120 minutos y recibió de la MPAA la clasificación R (“Sólo adultos”). Además, Warner permitió que Ratpac-Dune Entertainment, compañía propiedad de Brett Ratner, invirtiera en la película, pese a que habían prometido a Kennedy Miller Mitchell que ellos tendrían la primera opción para convertirse en inversionistas. Esto ganó peso adicional luego de que se revelaran escándalos alrededor de Ratner por conducta sexual inapropiada que han llevado a que Warner intente distanciarse de él.

Ahora que el departamento legal de AT&T está manejando el asunto, todo apunta a que la resolución al conflicto está cada vez más cercana. Por lo pronto, Miller se prepara para iniciar el rodaje de su próxima película, Three Thousand Years Of Longing, protagonizada por Idris Elba y Tilda Swinton. ¿Será que una de las secuelas de Fury Road podría ser el proyecto que le siga? Es difícil de decir.

El director dice que los años le han enseñado a ser paciente, y recuerda que la misma Fury Road estuvo a punto de iniciar su producción en tres ocasiones distintas sólo para ser cancelada de último momento. Al final terminó por hacerla, con los resultados que todos conocemos, así que no le preocupa esperar un poco más.

¿Te emociona la idea de volver a ver en pantalla a Max y a Furiosa?