Hércules de Disney: La mejor historia de amor

Opiniones Enanas

Bienvenidos a La Covacha, éste es una de mis Opinones Enanas en las que ranteo sobre cosas ñoñas. La última vez les dije las razones por las que Hércules de Disney es de mis películas favoritas y cómo su producción es probablemente la principal razón por que no es tan bien recordada más allá de los millenials que estábamos en la edad correcta para disfrutarla. Ya saben, puro tema profundo y de gran importancia en este mundo políticamente incorrecto que nos tocó vivir.

En esta ocasión quiero ahondar en las críticas que le hacen a Hércules, tanto válidas como equivocadas, y lo que para mí es el principal error de la cinta, aquel que nos impide verla por lo que realmente es: una historia de romance.

EL PEZ FUERA DEL AGUA

Empezaré señalando algo que siempre me ha molestado: Hades no tiene aura… todos los dioses tienen un aura de luz a su alrededor, menos Hades. ¡Señores de Disney!, está bien que tengan que diseñar a su villano de forma que contraste, pero hacerlo TAN diferente al resto del Olimpo hace que uno piense que el pobre seguro es así porque le hacían bullying. Mismo caso para el león con una cicatriz en la cara al que le pusieron CICATRIZ como nombre.

Sí, es algo bobo, pero no más que quejarse por las diferencias entre la película y los mitos. Sí, como ñoños encontramos placer en señalar que Hércules no es hijo de Hera, que de hecho Hera es su principal enemigo y demás. Pero al igual que hacer la corrección de su nombre (si le llamas Hércules, Hera debería ser Juno), buscar esos errores no tiene ningún valor más allá del dato curioso. Es una re-invención/re-interpretación. Ni los propios mitos griegos respetaban su “canon”.

Ya en serio, el principal problema de la cinta es que la historia no tiene muy en claro de qué va. Sí, es una historia de “Pez fuera del agua encontrando su lugar en el mundo” pero también es una historia de un héroe entrenando para ser el mejor y también es la historia de un ser superpoderoso que tiene que convertirse en un “héroe de verdad”.

Lindsay Ellis lo resume de una forma más sencilla: Hércules es una película donde Superman y Rocky se combinan en uno solo para dar una mezcla de historia de superhéroes mezclada con historia deportiva, en la que al final Rocky entrena para algo sin mucha importancia, y Superman sólo salva gente porque alguien le dijo que lo hiciera.

Tanto Ellis como Mary Ness (quien realizó un Re-Watch de todas las cintas Disney en la página de Tor.com) se centran en lo mismo, la narración de Hércules no sabe bien qué hacer con su personaje, o más técnicamente, la llave narrativa de “Want vs Need” no termina de cuajar.

Fan de Marvel con un fan de DC

EL TALÓN DE AQUILES -ER- DE HÉRCULES

Según algunos críticos, toda historia de este tipo se resume a “el protagonista quiere algo, pero necesita otra cosa” y todo el drama se deriva de esto, el héroe lucha para conseguir algo que al final no lo satisface para descubrir que lo que realmente necesitaba es otra cosa. Simba quiere dejar su pasado atrás, pero necesita hacerse responsable de su patrimonio y convertirse en el nuevo Rey, por poner un ejemplo.

En el caso de Hércules, nuestro prota quiere encontrar su lugar en el mundo pero necesita convertirse en un héroe de verdad. ¿Por qué? Porque Zeus así lo estipula, el único lazo entre una cosa y otra es que un personaje así lo dicta, sin explicación alguna.

Lo que le da un arco heroico sumamente flojo a Hércules, tan flojo que realmente no conoce al villano sino hasta el tercer acto. Literalmente nuestro héroe no tiene ni idea de que tiene un archienemigo sino hasta casi el final.

Estoy completamente de acuerdo con esta crítica. El arco heroico de Hércules no es muy bueno, como historia de “héroe arrogante que necesita aprender humildad vía relaciones personales” no funciona bien. Herc es un “buen chico” quiere a sus padres, quiere a su maestro… el único momento en el que se muestra grosero con los demás es cuando Phil le intenta decir que Megara trabaja para Hades, un personaje que Hércules ni sabe que existe, bajo un peligro que en ningún momento se hace evidente (Phil ni siquiera intenta explicarle por que Meg es “mala”).

Así, todo el final de “Herc termina con la chica viviendo una vida heteronormada” no tiene mucho de “gran premio”, el muchacho se lo merecía desde el principio, y si no fuera por la intervención de Hades lo habría logrado por sí solo.

Tal vez lo que trata la historia es de enmarcar el objetivo de Hércules de unirse a los dioses como un deseo que no es su necesidad (¿su necesidad es aceptar vivir entre los humanos?). Pero (nuevamente) Hércules nunca muestra desdén a vivir con los humanos, son ellos los que no lo aceptan hasta que es un GRAN HÉROE, por lo que el final de “Miren, es el chico de Phil” no es tanto una resolución a la historia de Hércules, no es él quien necesitaba cambiar.

Cuando los del salón no te pelan hasta que traes automóvil

ARREGLANDO A HERC

Sin embargo, todos estos puntos negativos no son fatales para la cinta (al menos para mí). Tanto Ellis como Mary Ness aceptan que Hércules no es mala, más bien es “desorganizada”, de hecho opinan que sus partes son mucho mejores que la suma de ellas. Hades es un gran villano, Hércules es un muy buen personaje y Megara es una de las mejores “Princesas Disney” (aunque canónicamente no es princesa).

Es sólo que la historia, el todo en general, falla. Y yo creo que se arreglaría de forma bastante simple quitándole todo lo relacionado con los Titanes. Sí, lo sé, es casi una blasfemia siquiera sugerir que Hércules se arregla quitándolos a ellos.

“¡Pero Enano, si los Titanes son lo más cool!”, grita mi Lector de Paja, pero déjenme les explico: Las únicas críticas que realmente tienen valor son las que señalan este problema de la trama, este arco heroico flojo, esta historia de Superman meets Rocky donde ni lo uno ni lo otro tienen sentido.

Una mejor versión cinematográfica de los 4 Fantásticos de lo que nos ha traído Fox

El resto de las criticas (es demasiado referencial, que es una mezcla de clichés y riesgos, que tiene demasiados tonos -solamente el intro tiene 3: el narrador, la canción de las Musas, y las letras de título-, que es descaradamente cómica pero tiene algunos de los momentos más oscuros de cualquier película Disney, y cosas así), todo eso podría ser algo valioso si la trama fuera más concisa, si estuviera más aterrizado lo que nos quieren decir.

Es algo que le pasa exactamente igual a “Las locuras del emperador”, otra película cuya producción no tuvo ni pies ni cabeza y que al final entregaron un producto que no tenía ninguna “intención”, pero cuya historia (simple y concisa) y cuya ejecución, aunque fueron armadas en post-producción, dan como resultado una película muy buena.

Y para arreglar Hércules no hace falta más que quitarle toda la trama de los Titanes que es la que ocasiona TODO el problema.

“Pero entonces ¿de qué trataría la cinta, Enano?” dice el Lector de Paja, y la respuesta es sencilla: Pues de lo que ya trata… de una historia de amor. (vaya giro, eh, no pudieron adivinarlo por el título del artículo).

“Primero invítame un café, ¿no?”

AMOR EN TIEMPOS DE ATENAS

Hércules es una película romántica. Véanla bien y descubrirán que la historia no es más que la misma que Disney nos ha contado muchas veces: Un pez fuera del agua busca su lugar en el mundo, se enamora de una persona pero su amor no puede ser, lucha por lograr estar juntos, vencen a las fuerzas que los quieren mantener separados y tan-tán.

No necesitamos todo eso de “la profecía dice que si Hércules aparece…”, porque Hades sólo esta ahí para evitar que Megara sea feliz.

Hércules es un héroe aventurero en entrenamiento (porque hay que mantener el “montaje de entrenamiento”, es uno de los mejores montajes de entrenamiento, a la par de aquel mítico montaje en Rocky IV) que un día se mete en el camino de los planes de Hades sin siquiera darse cuenta, e igualmente sin saberlo se enamora de una de sus secuaces.

Ni siquiera tenemos que meter a los demás dioses olímpicos, Hades podría ser la versión divina de un mafioso, un señor del “Inframundo” en más de un nivel. Meg y Herc empiezan a cortejarse hasta que Hércules descubre la verdad y la deja en un arrebato de “niño bueno”, sólo para descubrir que esto le cuesta la vida a Megara así que decide entregar la suya para salvarla. Y con un Deus Ex Machina, Zeus lo salva para nombrarlo un “héroe de verdad”, en la más pura tradición de historias grecorromanas.

Todo lo que toca la luz, es de Meg (si saben a qué nos referimos)

Incluso se le podría sacar más jugo a Megara, uno de los personajes femeninos más complejos de Disney. En serio, ¿alguna vez se han puesto a pensar en qué clase de personaje es ella?

Primero, es la única princesa con “experiencia”, obvio no se dice que sea “sexual” porque es una cinta para niños, pero es una mujer que ha tenido relaciones mientras que el prota es igual de virgen que Steve Rogers; segundo, junto a Esmeralda es uno de los diseños más “sexuales” que Disney se ha atrevido a poner en pantalla; y por último, probablemente Meg es mayor que Hércules.

Además, al final es Meg quien realiza el GRAN SACRIFICIO cuando Hércules es recibido en el Olimpo. Megara, quien ya había entregado su alma a otro hombre sólo para verse traicionada, entrega su vida para el fortachón y el premio de Herc es una mejor vida sin ella, quien simplemente se empieza a alejar deseándole lo mejor.

Realmente hay una gran historia ahí, oculta en un montón de idioteces sobre profecías y titanes.

Que te vean como Meg se le queda viendo a Herc sin camisa

EL ÁNGULO ENANO

Esto ya es una suposición mía, pero creo que originalmente Hércules era una historia de amor (como TODAS las historias de Disney hasta ese momento), pero dado que la intención era “vender, vender”, tenían que pensar en los varones (¿quiere alguien pensar en los niños?), y fuchi ¿una historia de amor para un público heterogéneo? No, no, ¿en los 90? Puff obvio no iba a pasar, y tan-tán, le meten toda la trama “épica” que sólo complica la historia innecesariamente.

¿Recuerdan que la directora de Wonder Woman, Patty Jenkins, iba a dirigir Thor: Un mundo oscuro y al final tuvo diferencias creativas con Marvel? Bueno, cuentan las malas lenguas (esto se lo leí a Arthur Chu) que la idea original de Jenkins era hacer una historia de “amantes trágicos” con Thor y Jane Foster teniendo que viajar por los Nueve Reinos para poder reencontrarse.

Marvel dijo: “Lol no, queremos algo épico”, y nos dieron la que seguro es una de las películas más aburrida del MCU sobre seres mágicos que quieren destruir el mundo.

Hasta Marvel Studios, que está científicamente comprobado que podrían agarrar un bulto de estiércol, pegarle su marca y venderlo, tuvo miedo de hacer una trama de “amor envuelta en una historia de fantasía épica”. No me extrañaría que el Señor Ratón le pegó una trama de profecías y monstruos a la trama clásica del Diney Renaissance sólo para no ser tan “girly”.

Porque al final todos los problemas de la película pasarían a segundo plano si el centro de la trama fuera su romance con Megara y no su viaje del héroe. Hércules es una historia de Príncipe Encantado y Princesa Disney como muchas otras, pero con un semidiós buscando la gloria y una mujer que ya ha sido decepcionada en el terreno amoroso.

Pero bueno, dudo que Disney no intente hacer un live action de Hércules, así que seguramente veremos lo que la empresa hará con el personaje para el público SJW de hoy.

Y si conocen a alguien en el Imperio del Mal, díganle que yo tengo algunas ideas.

No te metas con una mujer que se ata las sandalias ella solita