A pocos meses del estreno de Avengers: Infinity War, cuando creíamos que Marvel ya no nos podía sorprender, nos presenta una de las películas más ambiciosas del MCU: Black Panther.

Dirigida por Ryan Coogler y protagonizada por Chadwick Boseman, Lupita Nyong’o, Danai Gurira y Michael B. Jordan, Black Panther llegó a romper cuanto récord pudo, siendo la película con mejor crítica hasta el momento dentro del género de superhéroes, la que más boletos había vendido en preventas antes de Infinity War y actualmente se encuentra entre las 10 películas más taquilleras de la historia.

Y es que se nota que tanto el director, elenco y staff estaban muy involucrados y querían crear algo único, que tuviera su propia voz y contara una historia auténtica. Es por eso que a ratos Black Panther no se siente como una “tradicional” película de superhéroes, pues además de situarse geográficamente aislada del resto del MCU, aborda temas muy distintos y más complejos que los que han manejado el resto de las películas.

Black Panther no es como tal una película de origen, pues ya conocíamos al personaje desde Capitán America: Civil War, pero tiene la difícil tarea de introducir a todo un grupo de personajes nuevos al Universo Cinematográfico de Marvel, e incluso, a la compleja y desarrollada nación de Wakanda.

Mediante un excelente trabajo visual, de vestuarios y locaciones, nos muestran la integración de las tradiciones de cultura africana con una nación científicamente muy avanzada, que creció aislada del resto del mundo. Para ello utilizan elementos de los cómics  siéndole muy fiel al material original.

Además, esta es la primera película del Universo Cinematográfico de Marvel, con un mensaje social importante y abiertamente integrado en su historia. Si bien la trilogía del Capitán América ya había tratado temas políticos haciendo ligeras críticas al gobierno y a sus instituciones, esta película trasciende al MCU y nos presenta problemas reales de racismo, segregación, desigualdad e injusticia que vive mucha gente en nuestro mundo.

Chadwick Boseman hace un excelente trabajo como T’Challa, encarnando muy bien su conflicto entre rey y guerrero, en el que por un lado quiere ayudar al mundo, ya que cuenta con las posibilidades para hacerlo, pero a la vez debe proteger a su nación de los problemas que el mismo mundo le pueda traer.

Esta dualidad, se potencia por las distintas agendas y propuestas que le hace su consejo: Por un lado, tenemos a los ancianos que quieren mantener el status quo y seguir en secreto. Por otro, está su amigo W’kabi y la gente de las tribus fronterizas, que quieren levantarse en armas para enfrentar a los colonizadores del mundo. Y finalmente, está Nakia, quien quiere que Wakanda utilice sus recursos para ayudar a sus hermanos africanos.

Pero el verdadero problema para T’Challa llega cuando aparece en escena Erik Killmonger, postulándose como la mejor opción que tiene Wakanda para romper con las tradiciones y salir adelante.

Michael B Jordan interpreta a un villano impresionante, con una visión muy clara y realista de los problemas de desigualdad e injusticia que ha sufrido su gente, pero a la vez muy consciente de la ausencia de Wakanda ante ellos. Killmonger llega a esta nación con objetivos claros, estrategias bien planeadas y métodos muy radicales, impulsados por una gran sed de venganza.

Muchos villanos del MCU sufren del cliché de ser un paralelo malvado del héroe, como por ejemplo, Obadiah Stane, un empresario, rico y poderoso que utiliza una armadura… pero malo. La abominación, un experimento de rayos gama fallido… pero malo. O Red Skull, un experimento del ejército al que se le inyectó el suero de super-soldado… pero malo.

En cambio, Killmonger, a pesar de tener los mismos poderes que Black Panther, un traje similar y derecho legal al trono, no es una simple copia malvada. Es un anagonista complejo, con objetivos que hasta el mismo héroe puede entender e ideas con las que podría simpatizar, pero que cuyos métodos simplemente NO puede aceptar.

La complejidad de su lucha, sumado a una impresionante interpretación por parte de MBJ y algunos de los mejores diálogos de la película, dejan parado a Killmonger como uno de los villanos más completos del MCU.

Uno de los puntos más fuertes de esta película es toda la construcción que hicieron de Wakanda, donde no solo nos presentan una sociedad tecnológicamente muy avanzada sino también socialmente.

Black Panther es la primera película del MCU donde vemos personajes femeninos en posiciones de poder relevantes. Por un lado tenemos a Nakia, como una de las más grandes espías de Wakanda, que dirige misiones de ayuda en el extranjero. A pesar de ser el interés romántico de T’Challa, tienen una relación de pares y se niega a ser relegada a solo una reina, ya que ella quiere actuar y luchar por lo que cree.

Por otro lado, tenemos a las Dora Milaje, la guardia personal del rey, encabezadas por Okoye, quien además es la mano derecha de la corona y fiel consejera de T’Challa. Una guerrera que no teme alzar la voz, pelear, matar o morir por su nación y su gente. 100% leal al trono, sin importar quien se siente en él y que cada decisión que toma lo hace pensando en el bien Wakanda. Además es el personaje femenino con mejores escenas de acción hasta el momento y a pesar del poco tiempo que ha tenido en pantalla, está muy bien desarrollado.

Pero la gran estrella de este grupo, es Shuri. Quién está a la cabeza del desarrollo tecnológico de Wakanda y ha logrado sacarle provecho a las grandiosas propiedades del vibranium. Sabemos no sólo por lo que vemos en pantalla, sino por entrevistas con los productores del MCU, que es uno de los personajes más inteligentes del Universo Cinematográfico de Marvel, a la par o incluso más que Tony Stark o Bruce Banner.

Además, se rumorea que en Infinity War habrá una importante escena entre Shuri y Tony Stark, y en la ñoñosfera se especula fuertemente que Shuri será la sucesora de Tony cuando este cuelgue la armadura de Iron Man, como sucedió en los comics con Riri Williams cuando se convirtió en Iron Heart.

Por último, aunque no hubo premoniciones cósmicas de lo que sucederá en Infinity War, ni ninguna mención a los Avengers o las gemas del infinito, en esta película se introducen conceptos que muy probablemente serán importantes para Avengers 4.

Por un lado, tenemos a Wakanda y toda su tecnología, lo cual podría darles una gran ventaja en  la guerra contra Thanos, ya que sabemos que cuentan con un gran arsenal de armas muy avanzadas hechas a base de vibranium, un numeroso ejercito e instalaciones médicas que pueden curar heridas graves en cuestión de horas.

Además, en la primera escena post créditos sabemos que Wakanda decide exponerse al mundo para compartir sus conocimientos científicos y potenciar el desarrollo tecnológico a nivel global.

Por otro lado, es muy probable que la gema del alma se encuentre en Wakanda, ubicada en el yacimiento de vibranium, siendo esta la que le da las propiedades místicas a la hierba con forma de corazón y al vibranium que, en el MCU, parece ser algo más que solo un metal.

Finalmente, sabemos por los trailers de Avengers Infinity War, que se dará una gran batalla en Wakanda con el mismísimo Thanos y su equipo.

Eso fue todo por hoy, esperamos que le haya gustado nuestros vídeos Rumbo a Infinity War. No olviden suscribirse a nuestro canal para seguir viendo más contenido de La Covacha, activen la campanita para recibir las notificaciones y denle like si les gustó el video.