¡Shazam! – Reseña sin spóilers

Coca & Palomitas

Como si bastara con decir la palabra mágica, Warner Bros nos trae ¡Shazam!, una electrizante y divertida película con un gran corazón, algo que parece que le faltaba a las cintas del Universo DC – no empiecen a mal-mirar, Aquaman y Wonder Woman fueron pasos en la dirección correcta, pero el Capitán Marvel viene a confirmar la tendencia en las producciones basadas en Héroes DC.

AVISO: Si bien se procura una reseña sin spóilers, habrá detalles que los más sensibles podrían catalogar como spóilers. Me comprometo a no poner nada que no venga o se intuya por los tráilers, o que sea de dominio popular.

ORÍGENES 

La historia está basada principalmente en el cómic escrito por Geoff Johns durante los Nuevos 52, que sigue al joven huérfano Billy Batson (Asher Angel), un pre-adolescente con problemas de apego que se escapa continuamente de los distintos hogares adoptivos hasta que llega a uno en el que los padres postizos coleccionan huérfanos (muy al estilo Batman) porque ellos también lo fueron.

Aparte de la trama deprimente (que abordan con humor, pero sin perder la seriedad del asunto), se liberan los 7 Pecados Capitales que eran custodiados por el Mago Shazam (Djimon Honsou) en la Roca de la Eternidad, por lo que ahora debe buscar un campeón para cederle sus poderes que incluyen la sabiduría de Salomón, la fuerza de Hércules, la resistencia de Atlas, el poder de Zeus, el valor de Aquiles y la velocidad de Mercurio – es que estos magos son mejores para los acrónimos que los que se sacaron el significado de S.H.I.E.L.D. de la manga.

Pues cuento largo corto, el mago elige a Billy para darle sus poderes -que en la transformación se convierte en Zachary Levi. La película trata de ver cómo reacciona un joven huérfano con tremendos poderes de superhéroe, y seamos honestos, todos buscaríamos pasarla bien.

Esta parte de la película es un poco lenta pues tiene que plantearte a los personajes – principalmente a Billy y a su hermano adoptivo, Freddy (Jack Dylan Grazer), una especie de Pequeño Timmy sarcástico y fanboy-, y el conflicto principal con Thadeuss Sivana (Mark Strong), quien liberó a los 7 Pecados Capitales y busca tener el poder de Shazam.

A pesar de ello, pronto llegamos a la parte divertida donde explota Zachary Levi, derramando carisma en toda la pantalla. No me malentiendan, los dos chavitos (Billy y Freddy) también son entretenidos, pero cuando Levi aparece en pantalla les dice a todos “quítate que ahí te voy”.

La recreación más extraña de aquella escena en la alberca de Y tu mamá también.

LA HORA CHIMENGÜENCHONA

Probablemente lo que más preocupa a muchos es el tono de la película, pero creo que desde el marketing queda claro que es una comedia de aventuras, algo que explotan con creces, pero despreocúpense, no es Deadpool, no tiene humor ácido ni ofensivo.

Incluso los chistes sobre lisiados de Freddy es humor negro dentro de lo razonable. Este tema tan delicado lo abordan muy bien, sin sentimentalismos baratos ni obviando la situación. Al contrario, hablan de ello sin edulcorar nada, sin duda esta es una de las varias cachetadas don guante blanco que le tocan al Snyder-verse (sea o no intencional), pues es un tema serio dentro de una comedia sin necesidad hacerlo sombrío. Hay otro par de cachetadas que no mencionaré para evitar spóilers.

Otra de las dudas recurrentes es en qué universo se desarrolla la película. Es el Universo DC, existen Batman y Superman, de hecho Freddy es un fanboy que colecciona parafernalia de superhéroes y utiliza playeras de Aquaman.

Billy dista mucho de ser una personaje perfecta, pero su corazón está en el lugar correcto, por eso es relevante tener un héroe como Shazam en una tierra de superhéroes pues podrá servir como una brújula moral – si es que Warner decide cambiar su nueva política de no tener un universo compartido.

En el apartado de efectos especiales, no hay nada espectacular pero están bien hechos. Como he dicho anteriormente, después de Justice League no volveré a dar por sentado el aspecto visual, pero tampoco ofrece algo memorable.

Los drug-dealers cada vez empiezan más jóvenes.

BIDIDI BADIDI BU

A pesar de tener una carrera como director de películas de terror, David F. Sandberg (Annabelle 2) maneja muy bien el balance de acción, comedia y drama que vemos en ¡Shazam!, con una sincronía muy buena para los remates sin dejar de lado la humanidad de los personajes, que no tienen vidas fáciles.

En general la trama no exige demasiado de los actores, pero hay buena química entre ellos. Quizá lo más flojo son los momentos entre Sivanna y Billy, pero es la razón por la que no pusieron a Black Adam en esta primera película. El centro de atención tiene que ser el héroe que va aprendiendo, no tiene tiempo para un némesis, y en el desarrollo del personaje Batson cumple muy bien su arco, creciendo poco a poco, dejando ver que se convertirá en un gran héroe.

¡Shazam! es una película que quizá no es perfecta, pero entre el carisma del protagonista y el corazón que le puso la producción, sin duda complacerá al gran público y casi apuesto a que los ñoños saldrán con una sensación similar a la que salieron de ver Into the Spider-Verse o Infinity War, con muy pocas quejas y bastante contentos.

Ya dije.

Oye Billy, dice Elektra que le regreses su anuncio luminoso.

FICHA COVACHA
¡SHAZAM!
Shazam! (2019)

Director | David F. Sandberg
Historia | Henry Gayden (screenplay) & Darren Lemke (historia)
Elenco | Zachary Levi, Djimon Hounsou, Mark Strong

PG-13 | 2h 12min | Aventura | Abril 5 2019 (México)