Star Wars: The Last Jedi

deROCHAndo opiniones

Clone Wars está de regreso para su última temporada en Disney +, y también vuelven las retro-reseñas de Star Wars.

Nota: Gran parte de este texto fue escrito antes del estreno de El Ascenso de Skywalker, y aunque me sentí tentado a editarlo tomando en cuenta las revelaciones del noveno episodio, la verdad es que esta última película no cambia la manera en que me siento acerca de The Last Jedi

EL POLÉMICO EPISODIO VIII

Por fin llegamos al momento de la verdad, es hora de hablar de Star Wars: Los Últimos Jedi.

Desde que comencé a escribir estos artículos sobre la saga de Star Wars bajo el control de Disney, ésta era la película de la quería hablar, pero también la que más preocupaba abordar.

A poco más de dos años de su estreno, hablar de The Last Jedi (TLJ) se ha convertido prácticamente en una industria por sí misma dentro del gran panorama de la cultura ñoña. Una búsqueda rápida en YouTube te arrojará horas y horas de contenido analizándola, positiva y negativamente.

Prácticamente provocó una guerra civil en el fandom y, a la fecha, confesar que te gusta puede atraer a algunos de esos “verdaderos fans” para decirte lo equivocado que estás, así que para dejar en claro cómo va la cosa, yo AMO Los Últimos Jedi, me encanta, en mi opinión es la mejor de la saga desde El Imperio Contraataca.

La primera versión de este articulo era básicamente una serie de respuestas a las principales críticas que recibe TLJ, en las que explicaba por qué encaja correctamente en el contexto de la saga o cómo los supuestos agujeros de guión o fallas de lógica que ven sus haters no son tales, y aunque este texto (por su naturaleza) aún contiene algo de eso, decidí que era mejor enfocarme en explicar por qué resuena conmigo de la manera que lo hace.

Así que nada de atacar los argumentos de otras personas porque, ya saben, hay que salvar lo que amas en vez de destruir lo que odias.

Y listo, ya pueden ir a insultarme a los comentarios.

¡Rápido, todos en pose chula para póster!

DOS LADOS DE LA FUERZA

Con El Despertar de la Fuerza, Disney logró empezar esta nueva etapa de la franquicia con mucho éxito, jugando a la segura y apelando a la nostalgia. Buen truco, pero uno que sólo funcionaría una vez.

Rian Johnson fue el elegido para dirigir y escribir la secuela, una elección peculiar para continuar el trabajo de J.J. Abrams, un director que ya había demostrado su habilidad para manejar películas de alto presupuesto con Star Trek, mientras que Johnson había dirigido sólo un par de proyectos de bajo a medio presupuesto. Sí, muy aclamados por la crítica, pero aún así resultó ser una elección curiosa.

La diferencia entre ambos directores es evidente. Mientras que J.J. constantemente busca emular a los grandes directores que lo formaron (como Steven Spielberg o el propio George Lucas) y apelar fuertemente a la nostalgia, Johnson tiene una voz mucho más definida como creador, y aunque es muy claro que se trata de un fan de hueso colorado de la franquicia, su enfoque va menos a la nostalgia o al fanservice, y más a reforzar y ampliar los aspectos temáticos de la saga original.

Así que mientras que El Despertar de la Fuerza trató de volver a usar el molde clásico y demostrar que aún funciona, Los Últimos Jedi rompe ese molde y ve qué más podemos hacer con él.

Los clásicos nunca mueren.

LA FUERZA ES INTENSA EN ESTE DIRECTOR

Rian Johnson es un gran fan de Star Wars, pero es el tipo de fan que no quiere sólo volver a ver la saga original con una nueva capa de pintura, así que toma las ideas planteadas por el episodio 7 y corre con ellas, llevándolas a lugares inesperados pero muy satisfactorios, buscando cuál sería la progresión más interesante para estos personajes y explorándolos más allá de sus arquetipos predefinidos.

Uno de los aspectos más interesantes de esta nueva trilogía es lo increíblemente metatextual que resulta, al presentarnos a nuestros héroes y villanos atrapados en el ciclo de Star Wars, obligados a repetir los mismos escenarios que ya hemos vimos antes. Y utiliza a dos figuras centrales que básicamente son un chico que quiere ser Darth Vader y a una chica que realmente espera ser la próxima Luke Skywalker.

Esta película es acerca de este grupo de fans buscando redefinirse para poder llevar a este universo, y a la franquicia, hacia el futuro.

TLJ utiliza como base una estructura y argumento muy similar a El Imperio Contrataca, dispersando a nuestros protagonistas a distintos lugares: La Resistencia (Los Rebeldes) escapa de la Primera Orden (El Imperio) mientras nuestra usuaria de La Fuerza de turno, Rey (Luke), intenta aprender los secretos Jedi de un viejo y legendario maestro, Luke Skywalker (Yoda).

En esencia las fichas están en el mismo lugar, pero Johnson demuestra rápidamente que no le interesa repetir lo que ya hemos visto. En palabras del propio Luke Skywalker: “esto no ira de la manera que esperas”.

Luke nos enseña que la Fuerza va más allá de los Jedi

ERES UN REBELDE, PERO QUIZÁ DEMASIADO

El arco de Poe Dameron es, quizá, el que está construido más ingeniosamente. Su historia transcurre en la la flota de la Resistencia que es incapaz de escapar de la Primera Orden, ya que estos han desarrollado una tecnología que les permite rastrear naves a través del híper espacio.

Después de que Leia queda fuera de combate, la flota queda bajo el liderazgo de la vice-almirante Amilyn Holdo (interpretada por Laura Dern), una mujer aparentemente pasiva, que sigue los protocolos y que no le tiene paciencia a Poe.

Es un personaje expresamente diseñado para que desconfiemos de ella. Así que nuestro atrevido piloto debe de intentar ejecutar un plan arriesgado con pocas probabilidades de éxito que consiste en enviar a Finn y a Rose Tico, una mecánica miembro de la Resistencia, al planeta casino Canto Bight para encontrar a un decodificador que los ayude a infiltrarse en la nave de la Primera Orden, y así poder evitar que los rastreen a través del hiper espacio. Todo para descubrir que Holdo ya tenía un plan, uno que tal vez les habría contado de no haberse amotinado y, sobre todo, uno que habría funcionado si él no lo hubiera divulgado.

El arco de Poe es acerca de aprender la diferencia entre ser un héroe y ser un líder; entre ser el que hace explotar a los malos y recibe los aplausos, y el que ve lo que es realmente importante: guiar a su gente y salvar vidas. Una trama que nos ayuda a aprender que un héroe intrépido y atrevido puede ser quien gane una batalla, pero un líder de verdad es quien gana las guerras.

Lo increíble es que Holdo pudiera resistirse al guapetón de Poe Dameron.

APUESTAS ARRIESGADAS

La verdad me tomó bastante tiempo digerir la secuencia en el casino de Canto Bight. La primera vez que la vi me pareció aburrida y sin sentido, pero cada vez que volvía a esta película, me encontraba disfrutándola más.

Aunque a la fecha me parece extraño insertar una subtrama donde vemos a nuestros personajes causar caos en un resort de lujo para ricachones espaciales mientras el resto de la flota esta contra las cuerdas y más cerca de la destrucción a cada minuto que pasa, esta historia es importante para que nosotros, junto con Finn, entendamos por qué lucha la Resistencia y qué representa.

Canto Night es entonces el siguiente paso en la historia de Finn. Mientras que en El Despertar de la Fuerza decide dejar a la Primera Orden y arriesgar su vida por Rey (la primera persona a la que ha podido llamar su amiga), ahora debe decidir si realmente abrazará la causa más allá de su supervivencia y la de Rey.

Durante la historia es jalado en dos direcciones: Por un lado Rose, quien cree en la lucha con todo su corazón y desea lograr un cambio, y por el otro DJ, el encantador ladrón que les ayuda a ejecutar su plan, quien opina que lo mejor es no aliarse con nadie y siempre buscar el mejor trato para sobrevivir.

Todo concluyendo en un épico enfrentamiento contra Phasma donde el ex stromtrooper por fin se declara orgullosamente escoria rebelde.

Cuando llevas 15 minutos en el casino y ya te gastaste mil dólares.

REY DE REYES

Una de las situaciones más difíciles que enfrentó TLJ fue culpa de J.J. Abrams. Si estás familiarizado con su trabajo como escritor y director entonces sabes que le encanta su “caja del misterio”, donde básicamente siempre está ofreciendo nuevos misterios a la audiencia para mantenerla interesada, el problema con ello es que eventualmente tienes que abrir la caja. Y una de las cajas más complicadas que dejó el Episodio VII era Luke Skywalker.

La trama de El Despertar fue encontrar a Luke y, en TLJ, Johnson estuvo obligado a darnos una buena explicación sobre por qué el héroe de la trilogía anterior decidió abandonar a la galaxia y a sus amigos en este momento de necesidad.

Rey llega a la isla esperando (como todos nosotros) encontrar al héroe legendario, al gran guerrero Jedi del que tanto ha escuchado, y en vez de eso se encuentra con un hombre quebrado, al que la vida parece haber golpeado tan duro que decidió rendirse e irse al lugar más recóndito de la galaxia, aunque seamos honestos, éste es prácticamente el plan de retiro estándar para los maestros Jedi.

Simultáneamente, Rey descubre que ella y Kylo Ren, quien lidia con sus propios problemas con su maestro y Líder Supremo Snoke, ahora están unidos a través de la Fuerza, y pueden comunicarse e interactuar a pesar de la distancia.

Así que le toca convencer al viejo guerrero de que regrese a salvar a la galaxia mientras intenta descubrir el misterio de la caída de Kylo al lado oscuro y, tal vez en el proceso, entender quién es ella y cuál es su lugar en todo esto.

Las interacciones de Rey con estos dos personajes son, por mucho, la mejor parte de la película. Su “entrenamiento” con Luke es una exploración del mito de los Jedi y el concepto de la Fuerza como nunca se había visto en esta saga, cuestionando todo lo que hemos dado por sentado acerca de esta franquicia.

Por su parte, sus pláticas vía Skype con Kylo Ren demuestran lo similares que son: ambos buscando encontrar su lugar en este gran drama y cuestionándose si todo esto de “buenos contra malos” es realmente funcional.

Nuevas lecciones Jedi: Cosquillitas a distancia.

EL LADO LUMINOSO DE LA FUERZA

La película se aleja de la interpretación de la Fuerza como un súper poder y en cambio regresa a las ideas presentadas en la primera trilogía y expande a partir de ellas, estableciéndola como la fuerza que surge de la conexión y balance entre todos los seres vivos del universo, entre la vida y la muerte, la paz y la violencia. Y se pregunta ¿Por qué los Jedi reclaman esta fuerza universal como algo de ellos y la limitan a un lado oscuro y un lado claro?

Y es que, bueno, desde que los Episodios I a III llegaron a la gran pantalla, muchos nos preguntábamos en qué punto iban a abordar este tema, y es que, pues los Jedi no son muy buenos en lo que hacen.

Luke no miente, en la cúspide de su poder fueron incapaces de atrapar al muy obvio señor de los Sith que estaba parado junto a ellos, permitieron la caída de la República y entrenaron a un muy inestable Anakin sólo porque creían que era Jesús del Espacio al mismo tiempo que sus prácticas de culto le impedían al muchacho buscar la ayuda que habría impedido que se convirtiera en un genocida.

Esos de rojo… que bien vestidos andan

En el universo expandido, la orden Jedi es traicionada y puesta de rodillas dos veces por semana, usualmente por un Jedi que se hizo al lado oscuro y que, por supuesto, después procede a cagarse en el resto de la galaxia. Lo cual nos lleva a…

EL SECRETO DE LUKE

En un homenaje/guiño a la película Rashōmon de Akira Kurosawa, presenciamos la caída de Ben Solo a través de tres narraciones subjetivas.

La primera deliberadamente falsa contada por Luke, la segunda honesta pero limitada de parte de Kylo, y la tercera nuevamente de parte de Luke, donde agrega una muy importante pieza de información.

Así descubrimos que Luke consideró matar a su sobrino cuando sintió la oscuridad que crecía dentro de él, y aunque esto no fue más que un breve momento de debilidad, duró lo suficiente para que Ben se diera cuenta y huyera de su lado, sintiéndose traicionado por su maestro y familiar, mientras que Luke, incapaz de lidiar con su fracaso, decidió rendirse.

Estas revelaciones convencen a Rey de que su deber es repetir los eventos de El regreso del Jedi y rescatar a Kylo Ren del lado oscuro.

TODO ESTALLA

Rumbo al final las historias por fin convergen, sin embargo, los planes de nuestros héroes fracasan estrepitosamente: Rey está tan desesperada por ser la nueva Skywalker y por encontrar su lugar, que termina ayudando a Kylo Ren a asesinar a Snoke y ascender a nuevo Líder Supremo de la Primera Orden. Al mismo tiempo, falla miserablemente el plan de Poe Dameron e inadvertidamente les da a los malos los detalles del plan de escape de Holdo.

Y aquí, está el tema de la película: el fracaso y la necesidad de seguir adelante.

A pesar de lo que muchos parecen entender, esta película no es acerca de “dejar morir el pasado, matarlo si es necesario”, en cambio es acerca de mirar al pasado y a ti mismo con ojo crítico, aceptar los errores, tomar lo bueno y seguir adelante.

Rey por fin entiende que ELLA debe definir su destino, no sus padres, no las figuras a las que admira, y ciertamente no el chico malo y misterioso que conoció por Skype. Poe entiende que las vidas de sus compañeros y amigos son más importantes que arriesgarlo todo en una maniobra alocada con pocas posibilidades de éxito. Pero aun nos falta el más importante, Luke, quien cometió un error tan garrafal que básicamente terminó creando al nuevo Darth Vader, pero en vez de hacer algo al respecto decide que el legado de los Jedi debe morir con él, en el aislamiento total.

Nuevamente se equivoca. Sí, los Jedi eran un montón de seudo monjes santurrones sexualmente reprimidos, pero vale la pena preservar sus ideales y lo que representan. Y sí, la historia de Luke igualmente está llena de fracasos (fracasó en crear una nueva Orden Jedi y en salvar a su sobrino del lado oscuro) pero eso no significa que no sea importante y no valga la pena preservar su LEYENDA, porque ¿qué héroe no es manchado por el paso del tiempo?

Duelo de espadas.

TROTA CIELOS

En el climax de la historia, Luke utiliza todo su poder para proyectarse a través de varios sistemas solares y hacer lo que aseguró no haría: enfrentar a Kylo Ren y a toda la Primera Orden con su espada laser.

En una hermosa escena, el héroe de la trilogía original sacrifica su vida para dar tiempo de huir a la Resistencia, pero más importante aún, para dar esperanza a una galaxia que la había perdido, bellamente ejemplificado en los niños de Canto Bight que están jugando con figuritas de madera, recreando esta escena, el momento en que el héroe de las leyendas se opuso por sí solo a un ejército entero. Y en ese niño que al final sujeta su escoba como si fuera una espada, y mira a las estrellas con una nueva esperanza.

Luke ganando el premio intergaláctico al home-office.

UN PEQUEÑO PARÉNTESIS

Antes de terminar, aquí está una lista de cosas que me encantan de la película pero que no pude integrar al artículo de manera más natural:

–       La batalla inicial y lo tensa y trágica que resulta, además de que nos demuestra porque Poe es conocido como el mejor piloto de la Resistencia.

–       Todo lo que tiene que ver con Snoke: el diseño de su trono, su actitud malvada y burlesca y, por supuesto, su inesperada muerte.

–       La pelea contra la guardia pretoriana.

–       El diseño del planeta Crayt.

–       El humor. Sí, me reí bastante con esta película, yo sé que muchos quieren que Star Wars sea muy seria y solemne, pero creo que es importante reírte de vez en cuando.

–       Luke pescando de la manera más innecesariamente ruda posible, porque, pues, es Luke Skywalker.

–       Luke troleando a Rey con una rama.

–       Leia usando la Fuerza para regresar a la nave. Por fin, después de tantos años, tenemos la oportunidad de ver a la hija de Darth Vader hacer algo con la fuerza.

–       La cinematografía. La película se ve hermosa de principio a fin.

–       Carry Fisher y Mark Hamill dando las mejores actuaciones de su carrera, aunque en general todo el elenco hace un muy buen trabajo.

–       Holdo estrellando un crucero a velocidad luz contra la nave de Snoke.

–       Yoda dándole una última lección a Luke.

Aún con esa pequeña lista mucho se quedó en el tintero, podría hablar de cada escena y cada personaje durante páginas y páginas, pero este articulo ya estuvo lo suficientemente largo.

Abajo lo viejo, arriba el núcleo.

CON LA ESCOBA EN LA MANO

En Los Últimos Jedi, Rian Johnson nos presentó una exploración y homenaje a lo que es Star Wars, una carta de amor al mito y a los fans, porque ¿Qué es Rey sino una fan?

TLJ es una historia que habla sobre por qué la saga es importante y valiosa, aún cuando (como Luke) pueda perder algo de su brillo con el paso de los años, pero que también entiende que si Star Wars va a continuar siendo importante debe de avanzar, que no puede sólo repetir los mismo ciclos y puntos que ya hemos visto antes. Que es importante tomar lo bueno y lo malo, y seguir hacia adelante.

Y, sobre todo, es una película emocionante, épica y divertida, como siempre debe de ser STAR WARS.

¡Spoiler! Retratos de familia.