Top 7 Villanos de Spider-Man que nadie quiere ver en el cine

Spider-Gamez ¡En línea!

La galería de villanos del Hombre-Araña es tan grande que podría rivalizar con la del hombre murciélago, pero también por ello entre los malvados seres encontramos personajes nefastos que quisiéramos olvidar: Gorgojos en los frijoles, negritos en el arroz, los André Marín de DeporTV, aquellos que ni de broma queremos ver en la pantalla grande, por eso te traemos:

LOS 7 VILLANOS DE SPIDER-MAN
QUE NADIE QUIERE VER EN EL CINE

Grizzly y Gibbon son dos villanos tan patéticos que tuvimos que incluirlos en una sola entrada.

Para empezar, Maxwell Markham es el tercer Grizzly en el Universo Marvel. Esta versión apareció por primera vez en The Amazing Spider-Man #139 (diciembre, 1974), creación de Gerry Conway y Ross Andru. Este personaje no tiene poderes, pero utiliza un disfraz de oso con exoesqueleto que le da fuerza aumentada.

Después tenemos a Martin Blank, creado por Stan Lee y John Romita Sr en The Amazing Spider-Man #110 (julio, 1972), una especie de mutante con poderes aumentados gracias a Kraven, el Cazador.

Ambos son villanos segundones que lo máximo que han hecho es forma la Legión de Perdedores junto a malandros de la calaña de Kangaroo y Spot… para después ser el nuevo dúo dinámico de héroes de Nueva York.

Mejor que sigan guardados y no nos quiten tiempo de las nuevas películas de Marvel.
Este 2019, Gibbon protagonizó una de las historias del Hombre-Araña más tristes pero mejor escritas de los últimos tiempos dentro de la saga Hunted, escrita por Nick Spencer.

Creado por Bill Mantlo y Jim Mooney en The Spectacular Spider-Man #25 (1979), Carroña es un clon de Miles Warren, profesor de Peter Parker y eterno enamorado de Gwen Stacy.

Warren inició la saga del clon, que originalmente terminó bien pero se volvió un desbarajuste en los 90. Uno de los tantos clones que salieron fue Carroña, quien poseía la mente de Miles Warren y podía destruir la materia orgánica con sólo tocarla… un personaje innecesario cuando ya cuentas con El Chacal, la versión villana del profesor Warren y mejor que este clon barato.

Dos versiones baratas y piratas del buen Norman Osborn. No merecen una entrada en solitario cuando son básicamente lo mismo.

Para empezar tenemos al Duende Gris, creado por J. Michael Straczynski y Mike Deodato Jr., quien en realidad es Gabriel Stacy, un hijo de Gwen Stacy y Norman Osborn, quien del papá heredó sus poderes y su inestabilidad mental.

Lo queremos olvidar ya que proviene de la polémica historia “Pecados del pasado” (The Amazing Spider-Man #509, agosto 2004), donde se reveló que Gwen se acostó con Norman.

Por otro lado tenemos a Lilly Hollister, creada por J. Michael Straczynski, Joe Quesada, Marc Guggenheim y Salvador Larroca, apareció por primera vez en The Amazing Spider-Man #545 (enero, 2008).

Era novia de Harry Osborn cuando encontró una guarida secreta del Duende Verde y, al romper un tubo con la fórmula secreta obtuvo los poderes del Duende, por lo que obviamente se convirtió en la villana Amenaza.

Stan Lee y John Buscema nos presentaron a Frank Oliver, un boxeador australiano que se modificó las piernas para poder saltar como un canguro… si, es en serio. Viajó a Estados Unidos para formar una vida criminal que poco bien le trajo, más con ese nombre y esos poderes patéticos.

Apareció por primera vez en The Amazing Spider-Man #81 (febrero, 1970), y murió en Prowler volumen 2 #5 (abril, 2017).

No Marvel y Sony, no queremos ver a este tipo en el cine.

Un ex nazi, bien. Abejas asesinas, un concepto viejo pero pasable. ¿Unirlos para hacer un villano formado sÓlo de abejas? ¿A quién le pareció una buena idea? Quizá a Bill Mantlo y a John Byrne, quienes lo crearon en Champions #14 (julio, 1977).

Swarm es Fritz von Meyer, un científico nazi que al investigar un enjambre de abejas que mutaron por un meteorito fue matado por ellas y su conciencia pasó a las mismas. Sí, un hombre lleno de abejas, eso es para las ferias de pueblo, no para el cine.

De la mente de J.M. DeMatteis y Kerry Gammill, en las páginas de Marvel Team-Up (julio, 1983) llega la Coneja Blanca.

Lorena Dodson era una niña modelo que se casó con su sugar daddy. Cuando él murió, ella usó la fortuna heredada para comprar equipo y cometer delitos vestida de conejo… eso suena bien para Halloween o para la revista del conejito, pero no para asaltar un banco. Es una de las villanas más mediocres que hemos visto y que no hay que ver en el cine, por favor.

La armadura Full Acclimation Combat And Defence Explo-skeleton (F.A.C.A.D.E.) es una gran amenaza pero ¿Quién se la pone? Nadie lo sabe, creo que ni sus creadores, Terry Kavanagh y Alex Saviuk, se enteraron cuando lo presentaron en Web of Spider-Man #113 (junio, 1994).

Nunca se ha visto quién se lo pone, o siquiera hay un indicio decente de quién podría ser. Teorías hay muchas, pero no tiene caso usar en el cine a un villano sin historia ni fundamento.


Y bien covachos, ¿qué otros villanos patéticos creen que deberían evitar en el cine?