Un actor malo

Reseña Covacha

Un actor malo trae a la mesa una conversación importante, pero ¿revive al cine mexicano? Sofía Pérez nos da su opinión en esta Reseña Covacha.

Alerta de Spóilers | La Reseña Covacha de Un actor malo incluirá ligeros spoilers,
pero se deja un espacio libre de ellos para su consideración
.

Un actor malo ¿revivió al cine mexicano?

Este 4 de abril se estrenó en cines ‘Un actor malo’, del director y guionista Jorge Cuchí y protagonizada por Fiona Palomo (Sandra) y Alfonso Dosal (Daniel).

La película plantea el conflicto que se desata en un set de grabación cuando la protagonista de la cinta acusa a su compañero de trabajo de abusar de ella (en términos de la sinopsis oficial). 

Si bien en una entrevista el director señala que su intención era narrar la historia de una manera neutral donde no fueran evidentes sus propias opiniones, a mi parecer no sólo no logró hacerlo, sino que a veces pareciera que su perspectiva de las problemáticas (relatada por él mismo en una entrevista) es contraria a lo que se logra percibir en la cinta.

A partir de aquí empiezan los spóilers, así que si eso les afecta pueden pasar al final de la reseña si desean leer el veredicto.

¿Por qué no gritaste?

“¿Por qué no gritaste?” es la pregunta que constantemente le hacen a Sandra, dando un vistazo (tristemente leve) a la revictimización que sufren las mujeres cuando deciden pasar por el proceso de levantar una denuncia.

En este punto, la historia hace un muy buen trabajo relatando no sólo la ineficiencia de las autoridades, sino los distintos juicios de valor a los que se somete Sandra por parte del equipo de trabajo, la abogada de Daniel e incluso de las autoridades.

El problema de las redes sociales y la impartición de justicia

En la segunda parte de la cinta se aborda la problemática de usar las redes sociales y los medios de comunicación como jurado, ya que la exageración de los sucesos y la falta de contexto, aunado a la ineficiencia del sistema de justicia pueden llevar a las personas a buscar impartir justicia por su propia mano.

Esta es una cuestión que desafortunadamente hemos visto en repetidas ocasiones en nuestro país, siendo el ejemplo más reciente lo sucedido en Taxco ante el feminicidio de una menor de edad.

Todo es culpa de las feministas

Si bien en los dos puntos anteriores la historia hace un buen trabajo, uno de mis grandes problemas es el uso de estereotipos para retratar al movimiento feminista, inclinándose a usar a las feministas radicales como único referente. 

En este punto me es importante resaltar dos cosas: 

  1. Si bien ha habido casos en que feministas han intentado intervenir espacios privados de personajes públicos acusados por abuso, la realidad dista de lo presentado en la película, ya que es más probable que se proteja al presunto culpable con recursos públicos que las “malvadas feministas” lleguen a agredirle (Andrés Roemer cof cof).
  2. Segundo, si bien los casos de linchamientos se han vuelto una realidad más frecuente de la que nos gustaría, ninguno ha sido incitado por grupos feministas (dato respaldado por una búsqueda rápida en Google).

¿pero sabes qué es lo que más me emperra?

Y así como el meme del gatito, lo que más me molesta de esta película es que parece que algunos espectadores no estaban prestando suficiente atención a las, al menos tres veces, en que la cinta es clara sobre lo que sucede en el set de grabación.

Algunos comentarios en redes sociales señalan “la ambigüedad” de la cinta sobre quién miente y quién dice la verdad entre los protagonistas, lo que confirma que a pesar de tener buenas intenciones y querer tratar temas importantes, la película se queda corta en su objetivo y termina cayendo en estereotipos que harán felices a más de un fan del Temach.

Fiona Palomo en 'Un actor malo'.
¿Por qué no dejaste de ver Covacheando?

Fin de los spoilers

A pesar de lo anterior, Un actor malo trae a la mesa una conversación importante sobre la manera en que se tratan los temas de violencia hacia las mujeres en nuestro país, la problemática de la impartición de justicia y, sobre todo, del significado del consentimiento. 

Además, el increíble trabajo de Palomo y Dosal como protagonistas no deja a nadie indiferente, sin duda verlos a ellos vale el precio del boleto (a pesar de todos los corajes que hice en las dos horas de duración). 

Recomiendo verla si tienen oportunidad, gustan de las películas dramáticas y tienen estómago para ver cintas que tratan de manera no tan buena pero con buenas intenciones las temáticas de género.

Al final ‘Un actor malo’ no revive el cine, pero sí es una buena película mexicana (aunque tampoco es que la vara esté muy alta).


FICHA COVACHA

Un actor malo
(México, 2023)

Dirección | Jorge Cuchí
Guión | Jorge Cuchí
Elenco | Alfonso Dosal, Fiona Palomo, Gerardo Trejoluna

Abril 4, 2024 | Drama | R | 2h 09min
Catatonia Cine | Cinépolis Distribución

'Un actor malo' | póster
‘Un actor malo’ | póster