X-Men: Dark Phoenix – Reseña

Coca & Palomitas

Este viernes se estrenó X-Men Dark Phoenix, la última película de los Hombres-X a cargo de Fox antes de que Marvel Studios empiece a trabajar en los mutantes.

Al ser mi equipo de superhéroes favorito me encantaría decirles que fue una despedida digna, que Simon Kinberg tomó el liderazgo necesario para traernos una gran adaptación de la icónica saga de Fénix Oscura y que extrañaremos mucho a este elenco por el gran trabajo que hicieron. Pero no puedo mentir.

ALERTA – ESTA RESEÑA TIENE SPÓILERS CONFIRMADOS PREVIAMENTE POR LA PRODUCCIÓN, PERO SPÓILERS AL FIN.

ATRACCIONES FATALES

Precedida por la que muchos consideramos una de las tres peores películas de los X-Men (Apocalipsis, 2016), Fénix Oscura llega a las salas de cine con muchos retrasos, reshoots, con Fox recién comprada por Disney y protagonistas (cof-JenLawrence-cof) exigiendo que directores primerizos hagan sus pininos en una franquicia cinematográfica con 19 años a cuestas.

El director y escritor Simon Kinberg está familiarizado con los X-Men, ha sido productor de Fox por años y estuvo a cargo (entre otros) del guión de X-Men: La Última Batalla (2006) – esa debió ser la primera señal de que no era buena idea dejarlo trabajar nuevamente con la saga de Fénix Oscura, pero los ejecutivos no entienden.

Y si bien el resultado no tan desastroso como X-Men Orígenes: Wolverine (2009), sí está entre el meh y la decepción.

Jean bailando el Noa-Noa.

ODIADOS Y TEMIDOS

Quizá lo más decepcionante de esta película es una alineación tan desperdiciada. En Primera Generación (2011) teníamos a Azazel, Ángel Salvatore y a Darwin (con Havoc y Banshee algo desperdiciados), pero en Fénix Oscura por fin iban a tener el reflector Cyclops (Tye Sheridan), Storm (Alexandra Shipp) y Nightcrawler (Kodi Smith-McPhee), quienes en Apocalipsis fueron segundones.

Y a pesar de que (al parecer) tienen más tiempo en pantalla y no son malos actores, resultan totalmente olvidables por culpa del torpe guión y la terrible ejecución.

Al más puro estilo de los villanos de Bryan Singer, en lugar de tener personajes tenemos maniquíes intercambiables. Tormenta es más alguien que ‘lanza rayitos’ y Cíclope es más que ‘el que carga a Xavier’, pero parece que Kinberg no tiene idea de qué es la caracterización. Este problema se hace aún más evidente cuando el tipo que escribe los diálogos es el que dirige, ¿si no puede darles palabras a sus personajes, cómo va a poderles dar motivación a sus actores?

El poder de Quicksilver (Evan Peters) sigue pareciendo demasiado grande para los productores. Buscaron el mínimo pretexto para sacarlo de la ecuación, aunque prometía que ya sería parte del equipo. Después de la primera batalla no lo volvemos a ver, adiós posible desarrollo de personaje.

La flojera que vemos en los jóvenes actores se refleja también en Jennifer Lawrence, quien interpreta por cuarta y última vez a Raven Darkholme “Mystique”, y que se nota descaradamente que ya quiere salirse del papel – los minutos que aparece casi no se ve la piel azul, sólo su cara. Ok, esto se entiende (el “diseño” que tenía el personaje desde Rebecca Romjin estaba muy pasado de lanza). Pero que en escenas dentro de la Mansión-X cambie su rostro a humana rompe con el personaje que era “mutante y orgullosa”.

Tampoco ayudó mucho que Simon Kinberg confirmara la muerte de Mystique después que salió el primer tráiler de la película – ¿en serio Simon? ¿ni siquiera te vas a esforzar tantito en esconder los giros de tuerca?

Por su lado, parece que el Profesor X (James McAvoy) y Magneto (Michael Fassbender) se dirigieron solitos, porque están muy bien en sus papeles. Sin grandes diálogos, porque tampoco pueden re-escribir el guión, pero con actuaciones firmes, comprometidos con el papel hasta el final – además, las escenas en las que Erik controla sus poderes son las mejores de la película.

Observad, la alineación más desperdiciada de todas.

LEGADO

Las protagonistas, Jean Grey (Sophie Turner) y Vuk (Jessica Chastain) tampoco tienen mucho con qué trabajar. Por un lado Fénix (que de oscura tampoco le vemos mucho) nunca llega ser LA villana. Se la pasa gimoteando todo el tiempo y, como bien dijo un amigo al salir de ver la película, todo el rato se la pasa diciendo “no puedo controlar, no puedo controlar”, parece mantra más que diálogo.

La Chastain, si tan siquiera supiéramos cuál es la razón de ser de esos aliens… pero ni siquiera queda claro si roban cuerpos o son cambia-formas, ya no digamos cuál es su motivación. Parece que persiguen a la Fuerza Fénix (aunque ya están en la Tierra desde antes) y quieren su poder, pero no saben ni siquiera cómo contenerlo. Salvo una mención a los D’Bari, que para los no-ñoños bien pudieron haber dicho cualquier otra cosa, no hay una explicación -y no estoy seguro de que la tengan.

Esto es algo constante en la historia. La falta de conclusión o de respuestas. Ponen algunos temas en la mesa (como el problema del ego de Charles) pero no le dan seguimiento al arco. O el deseo de venganza de Hank (Nicholas Hoult) -con una escena bastante malita en la cocina de la Mansión- quien todo enojado va por Magneto para que le ayude a cazar y asesinar a Jean, pero en cuanto aparece el amo del magnetismo no volvemos a ver a Beast en la película más que como ruido de fondo.

Los efectos no están mal, la última escena en el tren tiene grandes momentos, pero falla en lo emotivo, en el tratamiento de los personajes, ya no digamos en la despedida a esta franquicia.

Ni siquiera me molestan los cambios retroactivos a TODA la historia -la muerte de Mystique contradice el final de Days of Future Past; el ingreso de Jean Grey a la escuela contradice lo visto en X-Men 3; el joven Nightcrawler que no tiene nada qué ver con el de X2; y ya no hablemos de la omisión de Mr. Siniester que prometieron en la escena post-créditos de Apocalypse

Pero ¡hombre! hubiera querido que por lo menos esta película me hiciera enojar, que fuera tan horriblemente mala para odiarla, pero lo más triste de Dark Phoenix es que es intrascendente y lo más que genera es un poco de decepción. Ni siquiera es mala, sólo es EQUIS.

Ya veremos qué puede hacer Marvel Studios cuando decidan introducir a los mutantes al MCU.

Ya dije.

La primera vez que te rasuras terminas siempre con la cara cortada.

FICHA COVACHA

X-MEN: DARK PHOENIX
Dark Phoenix (2019)

Director | Simon Kinberg
Escritores | Simon Kinberg (screenplay basado libremente en una historia escrita por John Byrne y Chris Claremont)
Elenco | Sophie Turner James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence

B | 1h 53min | Acción | 7 Junio 2019 (México)


TRAILER