Batman & Catwoman: Camino al altar

El soltero más codiciado de los cómics, aquél que creíamos negado al casamiento, anunció su compromiso matrimonial con Selina Kyle para el 4 de julio y parece que va en serio.

Hablo, por supuesto, de Bruce Wayne, que si bien ya lo hemos visto caminando al altar en otras ocasiones, esas bodas no se concretaron o no ocurrieron en la continuidad oficial, sino que se trataron de historias en tierras paralelas, líneas de tiempo distintas, sueños, u ocurrieron en la edad de plata (antes de 1950).

Lo cierto es que muchos de los que seguimos al caballero de la noche y empatizamos con sus historias de soledad y desamor, jamás creímos que lo veríamos comprometido con alguien y que llevara ese compromiso hasta el final. Porque Batman no es un personaje de fácil convivencia, suele alejar a todos los que están a su alrededor y portarse muy hermético respecto a sus sentimientos. Los que lo rodean no sólo no saben lo que siente, sino que tampoco lo que está pensando o cuáles serán sus reacciones. Ha sido parte de su estrategia para combatir el crimen y ser el personaje que es… hasta que Tom King tomó el título.

Quédate viendo al horizonte como si oliera feo

Luego de que DC Comics regara el tepache en la mayoría de sus historias de los Nuevos 52, trataron de componer las cosas relanzando sus títulos en algo que no quisieron llamar reinicio, porque algunas cosas se mantienen, pero que básicamente es eso: DC Rebirth. Después de que Scott Snyder fuera el escritor de Batman, pasó a manos de Tom King, autor californiano que recibió muy buenas críticas por su trabajo en The Vision para Marvel, y en los Omega Men de DC, (serie que había sido cancelada antes de finalizar y debido al descontento de la fanaticada se concluyó como estaba previsto).

El Batman de King empezó algo aburrido flojo, pero casi desde el principio mantuvo constante un elemento en las historias: la atracción y complicidad entre Batman y Catwoman. En ellas vemos a una Selina Kyle semireformada, ayudando en más de una ocasión al cruzado encapotado, pero su ayuda no se limita a formar parte de sus planes para detener a los criminales, sino que a menudo sirve de apoyo emocional, aún sin que Batman lo pida.

Selina sigue siendo la mujer hábil, independiente y que se anticipa a los planes de aquéllos contra los que combate, pero al mismo tiempo se muestra más pro activa en sus acercamientos al hombre murciélago, no aceptando negativas o rechazos pues “ya está cansada de estar jugando después de tantos años”.

Ese es probablemente el mayor acierto de King: que no niega la historia de Batman, mucho menos la historia de amor-rivalidad que ha existido entre el murciélago y la gata desde el primer número (recordemos que ella también aparece en el primer cómic del Detective Nocturno).

Tomando claras referencias del periodo de Len Wein como escritor de Batman, quien retomó a Catwoman (personaje que se estaba quedando en el olvido, y la hizo aparecer constantemente en el título como pareja de Bats), King nos demuestra que el Caballero Nocturno es, como dijo Wein, “un neurótico, no un psicópata”, y que la medicina para su neurosis es el amor (shalalalalá).

Y si están pensando que suena a que los números de la serie regular de Batman se han convertido en una batitelenovela ¡tienen razón! porque desde el Batman #14 en que vemos que el par de tórtolos se acercan, para que luego en el Batman #24 llegara la esperada propuesta matrimonial, los fans hemos permanecido a la expectativa sobre el destino de la pareja.

Y hablando como tal, porque todos somos fans, no exagero si les digo que toda mi vida esperé ver a Batman y a Catwoman juntos, y sé que muchos de ustedes también, porque ya sea que hayan conocido a la pareja en la época del Batman 66, el Batman Returns, la serie animada, los cómics de Wein o los de Darwyn Cooke, en el Batman de Nolan o hasta ahora en los cómics de King, pese a que Bruce Wayne es un playboy con múltiples conquistas y que Selina también ha caminado al altar con otros, la idea de que están destinados a acabar juntos ha permanecido en la mente de muchos, como parece ser el caso del mismo Tom King.

Porque el escritor actual de Batsy parece ser muy fan del personaje o haber hecho una gran labor de investigación, ya que no ha dejado un sólo cabo suelto: Sí, al fin el caballero de la noche decidió amarrarse y ella aceptó, pero hay muchos personajes que tienen algo qué decir al respecto, empezando por la batifamilia y la única ex que realmente le ha competido a Selina en todo este tiempo, la madre de su único hijo: Talia al Ghul. Cualquiera que pretendiera hacer una vida de pareja con Batman tendría que enfrentarse a ella, por lo que ha representado para Batman, y la forma en que Selina lo hace, deja en claro porque la señorita Kyle es la única capaz de convertirse en la Señora Wayne (#35).

King nos ha entregado, durante casi un añ, en que el compromiso de Bat-Cat avanza, muchas de las historias más memorables en la época reciente del caballero nocturno a nivel personal, (que parece ser el sello de King pues lo mismo hizo con Vision y ahora con Mr. Miracle), sólo igualadas por el Batman y Robin de Peter Tomasi. En ellas podemos ver a Batman explorando su relación con Superman mientras se disfrazan uno del otro y asisten a una cita doble en un parque de diversiones (#36, #37). Como él y Diana se despiden de su amor platónico (#39, #40), a Selina robando escogiendo su vestido de novia (#44) o como algunos de sus enemigos reaccionan (#41-#43). Pero aún falta por manifestarse la voz más importante de todas y que podría aguarnos la fiesta: El Joker.

Sabemos por el número 0 de DC Nation que ya se invitó recibió la invitación al enlace y que lo veremos aparecer en el Batman #48, pero si la boda está planeada para el #50, que sale el 4 de julio, muchos creemos que no logrará impedirla. Además, DC ya anunció un número especial llamado “álbum de boda” que saldrá a la venta el 18 de septiembre y el título en solitario de Catwoman que sale el mismo día que el número 50, con arte e historia a cargo de Joëlle Jones (que participó en algunos números de King y dibuja hermoso).

Así que todo parece indicar que sí se casarán en el número 50, que contará con la participación de 21 artistas invitados (Greg Capullo, Jim Lee, Paul Pope, Clay Mann, Tony S. Daniel, Mikel Janin, David Finch, Joëlle Jones, Mitch Gerads, Neal Adams, Rafael Albuquerque, Andy Kubert, Becky Cloonan, Ty Templeton, Jose Luis Garcia-lopez, Frank Miller, Lee Bermejo, Lee Weeks, Jason Fabok, Amanda Conner, Tim Sale; portada de Mikel Janin, variantes de Olivier Coipel, Jim Lee, Scott Williams y Joe Juskoy vaticino que será un evento que trascenderá el medio comiquero, similar a lo que ocurrió con La muerte de Superman, la noticia aparecerá en todos los medios porque, guste o no, Batman es el personaje salido de los cómics más rentable en la cultura pop.

Mi apuesta va porque, al menos mientras King esté en el título (su contrato es hasta el #100), permanecerán unidos, pero hay quienes piensan que no pasará y que una boda así traiciona la naturaleza de ambos personajes ¿ustedes qué creen? ¿El Joker lo secuestrará y la dejará bativiuda? ¿Aparecerá “la magia de N52” y resultará que no era la Catwoman real? ¿Ella lo robará y se irá para siempre? No se pierdan el desenlace por la misma baticovacha en la misma batiseñal.


DATO ÑOÑO

Len Wein es el creador de Lucius Fox y co-creador de Swamp Thing y Wolverine.