Batman: Last Knight on Earth – Reseña

DeROCHAndo Opiniones

Batman: Last Knight on Earth es, supuestamente, el trabajo final de Scott Snyder y Greg Capullo con el Caballero de la Noche. Una última declaración sobre el personaje y lo que para ellos representa. Así que por supuesto ocurre en un futuro post apocalíptico.

EL VIEJO BATMAN YA NO ES LO QUE ERA

La historia inicia con un muy confundido Bruce Wayne despertando en un futuro donde, como siempre, todo se ha ido al demonio.

Los héroes han muerto, la Tierra es un asco y un nuevo misterioso villano llamado Omega ha tomado control de Gotham y busca posicionarse como el gobernante del mundo mediante el uso de la ecuación de la Anti-Vida. Así que nuestro héroe debe de recorrer el páramo desolado que solía ser los Estados Unidos mientras busca pistas sobre la identidad de este nuevo villano, y tal vez aliados, para detenerlo.

La premisa resulta bastante familiar. Si has leído alguna historia sobre superhéroes en un futuro/realidad alterna de mierda, sabes más o menos cómo va la cosa. El héroe recorre el mundo mientras nos cuentan historias de cómo llegamos a dónde estamos, y presentan versiones nuevas de héroes, villanos y lugares conocido.

Básicamente es Old Man Batman.

INTENTANDO COSAS NUEVAS

En los últimos años, Scott Snyder ha probado suerte en distintos estilos de cómics fuera del género de terror con el que se hiciera famoso. All Star Batman es su cómic de acción y aventura pulp, mientras que su Justice League y Dark Knights Metal, bueno básicamente está intentando ser Grant Morrison.

Sin embargo, en mi experiencia, mientras más se aleja de esa mezcla entre terror gótico y noir que utilizó durante sus primeras historias en Batman, menos satisfactorias las encuentro. Aquí decide darle una oportunidad a la ficción post apocalíptica, género con el que ya había jugado en The Wake con resultados un tanto irregulares, y aunque no recupera las viejas glorias de su etapa original con el personaje, sí es un género que maneja mejor que algunos de los otros (realmente no es un buen Grant Morrison).

Esto es gracias en parte a la naturaleza del mundo donde se ubica la historia que le permite flexionar sus músculos de escritor de terror con varios conceptos muy interesantes, como presentarnos a una persona sin la voluntad necesaria se hace con un anillo de Linterna Verde, o a la nueva versión del Espantapájaros.

También está el hecho de que, prácticamente durante toda la historia, nuestro héroe se encuentra en desventaja, siempre superado por la brutalidad y horror del mundo que lo rodea, intentando sobrevivir mientras busca una manera de arreglar las cosas, elementos clásicos del género de terror. Es una buena dinámica para colocar a Batman y sirve para mantener la historia emocionante y en movimiento.

Aún así, hay varios momentos donde la trama se detiene para explicarnos cómo es que el mundo llegó al punto donde estamos, y si bien la mayoría son bastante interesantes, en especial la principal revelación de qué fue lo que detonó todo, me hubiera gustado que Snyder encontrara alguna mejor manera de integrarlo a la trama y no sólo poniendo a Batman señalando algo y preguntando “¿Qué es eso?” para que alguien el responde “Pues veras, hace años…”.

Cuando te equivocas de fiesta de disfraces.

EL ARTE

No sé qué decirles sobre el apartado gráfico, se trata de Greg Capullo, Jonathan Glapion y Francisco Plascencia, uno de los mejores equipos artísticos de la actualidad, mismo que ha logrado posicionarse entre los autores definitivos del personaje. Ya se han usado litros de tinta para alabar el trabajo de estos señores, y pues se lo merecen.

Este cómic se ve hermoso, Capullo tiene un estilo que mezcla a la perfección la iconicidad de los superhéroes con la estética de una película de terror ochentera, resultando en un dibujo que es a la vez épico y grotesco. Pero no por eso olvida que lo importante es contar la historia, manteniendo siempre una narrativa clara y fluida.

Por su parte, Plascencia se luce con los colores, desde el tono casi a blanco y negro que utiliza en los flashbacks a los colores brillantes para las escenas en el desierto. Éste es un hombre que sabe lo que hace.

Listo para ganar el Super Bowl.

¿QUÉ ME QUIERES DECIR?

En varias entrevistas, Snyder declaró que deseaba darle a su versión de Batman un principio, cosa que hizo en Zero Year, y un final que sería esta historia. Supongo que quería lograr lo que Frank Miller con Year One y Dark Knight Returns.

Ahora, creo que fue bastante exitoso con Año Cero al crear un origen para su versión del personaje, estableciendo una tesis de lo que representa para él. Con Last Knight on Earth no es que fracase en decir algo, sino que fracasa en decir algo nuevo.

El mensaje final acerca de cómo lo importante de Batman es bastante consistente con lo que ha venido haciendo Snyder con el personaje, tal vez demasiado consistente, al grado de que no presenta ninguna forma novedosa de decirlo. Por lo que, como comentario final sobre el héroe e ícono, resulta un poco repetitivo.

La verdad es que encontré mas emotivo y efectivo el Batman #50 como final y despedida de este equipo.

Cuando ves a los ojos a la persona que amas…

CONCLUSIONES

Me costó bastante trabajo escribir esta reseña. Éste no es para nada un mal cómic, todo lo contrario, diría que es bastante bueno, es sólo que es un cómic que ya hemos visto antes. Tanto en trama como en temática no aporta nada nuevo al personaje o al canon del propio escritor, optando en cambio por repetir lo que ya nos había dicho antes, aunque lo admito, es un bonito mensaje.

En general ya has escuchado esta canción, y Scott Snyder no hace nada especialmente innovador con ella, sólo la toca bastante bien.

Así que si “Mad Max, pero con Batman” suena como algo que te interesa, ésta es probablemente la mejor versión de eso que encontrarás.

Este no es el sauna de tus padres.

FICHA COVACHA

BATMAN LAST KNIGHT ON EARTH

Escritor: Scott Snyder.
Arte: Greg Capullo, con Francisco Plascencia.

DC Comics | DC Black Label | 184 páginas
Pasta Dura | Reúne los tres capítulos

Disponible en Amazon por $460 pesos (precio sujeto a cambios).