Bendis: El último arquitecto de Marvel

Era 2005, quería retomar mi gusto por los cómics y volví a Comicastle de Plaza Trico (a una cuadra del hoy Fantástico de Félix Cuevas), buscaba Avengers porque sabía que Geoff Johns y Chuck Austen ya no estaban como escritores en el título, pensé que podría venir una mejor etapa para Los héroes más poderosos de la Tierra y compré el ahora mítico Avengers #500… Lo primero que veo es a Jack of Hearts explotando en plena Mansión Avenger, matándolo a él, a Scott Lang y al querido de muchos, Hawkeye.

Con ese golpe de autoridad, Brian Michael Bendis hizo que todos volteáramos a verlo: en la forma que hace trabajo de demolición del equipo de estrellas Marvel por definición, para darle frescura a la franquicia con New Avengers y empezar a cimentar las historias principales de la compañía en los años por venir.

De cómic a serie Netflix

El calvo de Cleveland ya había preparado el terreno escribiendo tanto el gran Ultimate Spider-Man, Ultimate Marvel Team Up (serie de aventuras de la línea), Ultimate X-Men (con Mark Millar); como cosas más a su estilo en Alias, donde nos presentó a la hoy amada de Netflix, Jessica Jones. Después nos muestra el potencial que puede lograr en la editorial con Secret War, una miniserie extraña donde usa a los héroes más cool de la compañía, para una misión que se le sale de las manos a Nick Fury.

Confieso que odié a Bendis por 5 meses, quizá más. Pero New Avengers comenzó a tambor batiente, regalándonos la incorporación definitiva de Spider-Man al equipo, de Wolverine, a héroes olvidados como Luke Cage y Spider-Woman, además de una creación de Paul Jenkins: Sentry. Captain America y Iron Man son los único del equipo clásico que quedan. Una trama de novela negra (un incidente aislado que desencadena una serie de revelaciones mayores, que veríamos en los eventos de años posteriores).

A excepción de Civil War, sus sagas fueron el hilo conductor de Marvel durante casi una década. Después llegó una oleada de años de historias dirigidas por Brian: The Pulse, House of M, Secret Invasion, Dark Reign y Siege.

En ellas, nos mostró un buen de conceptos y personajes que se volvieron determinantes en la mitología Marvel: Ronin, la reina skrull Veranke, los Illuminatti y The Cabal, Mariah Hill, Quake, los Dark Avengers, un Norman Osborn que dirige a H.A.M.M.E.R, Brother Voodoo como Hechicero Supremo, la muerte de Ares y más. Todas ideas desafiantes, descabelladas; no siempre efectivas, pero siempre funcionaban para llamar la atención.

El mayor enemigo del Diablo son sus escritores

No todo fue miel sobre hojuelas y tanto en Age of Ultron como en Avengers vs X-Men (este junto con Jason Aaron, Matt Fraction Jonathan Hickman y Ed Brubacker), Bendis ya se nota cansado y no logra crear eventos consistentes. De ahí parte a los títulos de X-Men, en donde intenta hacer lo que logró en Mighty y New Avengers: dos tonalidades de cómic con un mismo autor. Además, empieza a meterle mano a los nuevos favoritos del cine: los Guardians of the Galaxy, incluyendo a Iron Man, Venom y Kitty Pride.

Poco a poco empezó a perder la chispa que lo defendía en anteriores títulos, cuando hacía cambios en la continuidad o le daba otro ángulo a los personajes.

Ultimate Spider-Man, el cómic de Bendis

Parecía encontrar aires frescos al crear a personajes como Miles Morales o Riri Williams, también al retomar a personajes como Victor Von Doom o a los Defenders de la serie de TV; pero inclusive las ventas (que siempre fueron el fuerte en los cómics de Bendis), ya no lo ayudaban. Algunos ya veían su salida como inminente y fue él mismo el que volvió a dar un golpe de autoridad al dejar La casa de las ideas para pasarse a, en palabras del propio Stan Lee, la “Distinguida Competencia”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Podremos decir muchas cosas sobre el calvo de Cleveland, pero en 17 años de trabajo para Marvel logró igualar la influencia que otros escritores y artistas aportaron para la mitología de este universo como John Byrne, Roger Stern, Roy Thomas, Peter David, Chris Claremont o David Michelinie.

Él llegó a escribir cerca de 5 o 6 títulos regulares al mes, permaneció en el top 10 de ventas por años; creó, definió, reinventó, mató y resucitó personajes. No podemos decir que sus historias hayan sido perfectas o que todas sean brillantes; sin embargo, llegó a tener muchos momentos brillantes, tantos que necesitaría otro post para enumerarlos.

Ahora incrementará el currículum

Ahora, Brian Michael Bendis tendrá una nueva oportunidad para aportar ideas que no dejen indiferente a nadie en DC. Vamos a ver si le va tan bien junto a Scott Snyder, Tom King, Geoff Johns y compañía. Seguro ahorita mismo ha de estar bailando de gusto.

¿Extrañarás a Bendis en Marvel? ¿Qué título esperas que escriba en DC? Cuéntanos en los comentarios.