Civil War vs Civil War II

Derrochando opiniones

Con la noticia de que Bendis abandona Marvel me pareció buen momento para explorar su último mega evento para la Casa de las Ideas, Civil War II, y el tremendo fracaso que fue.

Específicamente me interesa compararlo con la primera Guerra Civil, no sólo porque ambas series intentan generar intereses al enfrentar a sus héroes entre sí usando algún elemento que resulte socialmente relevante, sino que ambos fueron escritos por dos de los mejores vendedores (no necesariamente escritores) del medio: Mark Millar y Brian Michael Bendis. Así que ¿qué fue lo que ayudó a uno a ser el mayor éxito de Marvel y otro uno de sus más grandes fracasos?

GRANDES EVENTOS

Antes de comenzar, la calidad del cómic no será un factor que discutiré en este artículo, ambas series comparten muchos problemas como una sobre-simplifación de un conflicto moralmente complejo, mala caracterización de sus protagonistas, marcar claramente a un bando como el bueno, y así.

El éxito o fracaso de un cómic evento recae más en lo impactante de su idea central que en su calidad, por lo que me enfocaré en analizar exactamente eso, su premisa y qué tan bien funciona dentro de los marcos de un evento de comic de súper héroes.

La estructura estándar de los eventos es una serie principal de entre 6 y 12 números donde se desarrolla la historia, con docenas de tie ins que se encargan de desarrollar las tangentes, principalmente la manera en que los personajes del universo están siendo afectados por lo que sea que esté pasando.

Pero de 6 a 12 números es poco tiempo considerando que tu elenco seguramente ronda las dos docenas, es por esto que estas historias suelen tener conceptos centrales muy básicos como invasión alienígena o dios/robot malvado ataca, ya que son fáciles de explicar. Sabes quiénes son los buenos, quiénes los malos y qué está en riesgo.

Cuando tus padres se pelean y no sabes a quién apoyar

¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

Con Civil War, Marvel y Mark Millar lograron algo un poco diferente. No hay nada que emocione más a los fans que enfrentar a súper héroes entre sí, pero el problema de construir una historia así es que debes de justificarlo, lo cual requiere más tiempo e ingenio (o puedes sólo escribir la palabra “control mental”).

Siempre he considerado que Millar es un escritor inteligente que (en su mayoría) escribe cómics que a simple vista parecen inteligentes pero no lo son, y Civil War es tal vez el mejor ejemplo: Una historia que justifica que todos los súper héroes decidan partirse la cara entre ellos, que lo hagan por decisión propia y que la disfrace de un conflicto intelectual y relevante para los Estados Unidos post-11 de septiembre.

Primero esta la causa del conflicto, hace tiempo escribí sobre los errores de Civil War y una de mis quejas es lo poco definida que está el Acta de Registro Super Humano como un elemento central de la trama, aunque es genial como herramienta para impulsar los eventos, y esta ambigüedad permite reducir todo a un simple seguridad contra libertad o realista contra dealista. Esta simplificación facilita convertir a los personajes centrales en la representación de uno de estas actitudes y justificas la guerra.

Quesadillas con queso / quesadillas sin queso

EL NUEVO DILEMA

En el caso de Civil War II el conflicto surge a partir de la aparición de un súper humano llamado Ulises quien puede predecir el futuro, dividiendo a la comunidad súper heroica entre aquellos que creen que deben usar este poder para prevenir crímenes/desastres futuros y aquellos que creen que el castigo preventivo está mal.

Antes se trataba de adaptarse a los tiempos o aferrarse a sus ideales. Mientras que con el Acta de Registro teníamos un elemento externo que ayudaba a simplificar el dilema, o te registrabas o no, los bandos se formaron inmediatamente. Aquí estamos ante el dilema moral que representa usar este nuevo poder.

Es un conflicto más interno y con muchos más matices, cada quien puede tener distintas ideas sobre cómo y cuándo usar el poder de Ulises, no existe un catalizador externo que orille a los personajes a elegir o tomar bandos, no hay una razón real por la que inmediatamente tendríamos una guerra en nuestras manos, es más probable que se formara un club de debate.

Probablemente Carol quiere desquitarse de Tony por despeinarla con la luz en su pecho

LOS GENERALES

En la primera Guerra se estableció un conflicto icónico por sí solo con las dos figuras centrales del evento. Capitán América y Iron Man son de los héroes más conocidos de la compañía, ambos tienen personalidades que pueden ser rápidamente definidas con un par de frases y son ideológicamente opuestos, uno es noble e idealista mientras que el otro calculador y pragmático. Por lo que un conflicto entre ellos es inmediatamente creíble y más fácil de aceptar.

En la secuela, la Capitán Marvel se enfrenta a Iron Man. El problema es que Carol Danvers es un personaje menos arquetipo, es más difícil reducir su personalidad a una o dos características básicas y por lo tanto resulta más complicado justificar que tome un bando de manera tan radical.

Nuevamente volvemos al tema de intensión y lo que esperas lograr con tu obra, ¿quieres tratar un complejo dilema moral acerca de la aplicación de justicia preventiva, la relación entre crimen y castigo y el abuso de poder? Pues adelante, pero es una base muy frágil para centrar una miniserie acerca de gente golpeándose.

Hierro contra capitán, funcionó la primera vez.

DAÑOS COLATERALES

La primera Civil War tiene graves problemas pero en general funciona. Sí, es una simplificación de un dilema mucho más complejo, y aunque no resista un escrutinio profundo por lo menos presenta una base firme para el conflicto. La secuela no ofrece siquiera eso, ignora por completo el dilema para proceder a darse de golpes, y hasta en eso decepciona, para llamarse Civil War las peleas tardan 4 números en ocurrir.

Las dos Guerras Civiles son interesantes objetos de estudio, no por su calidad como historias sino porque viendo a ambas podemos ver cómo estructurar un comic para ser el mayor éxito posible o cómo fracasar miserablemente en el intento usando básicamente el mismo molde.



TA VEZ TE INTERESE | LOS ERRORES DE CIVIL WAR