El Violín Negro – Semblanza

Un grupo de jóvenes ingleses salen a acampar y contar historias de terror cerca de un bosque, en eso se encuentran a un vagabundo que les narrara una historia de amor, hadas y terror que los trasportara a la era victoriana, donde conoceremos a Charlotte Whitlock y a Edward Carter y su viaje a un mundo feérico y olvidado hace tiempo.

Así inicia “El Violín Negro”, la primer novela gráfica de la artista mexicana Aurea Freniere, que fue presentada durante la tercera edición de la CONQUE que se dio lugar el pasado mes de mayo en la ciudad de Querétaro. Una novela gráfica que le tomo dos años y tres meses concretar, ya que la escritora y dibujante de la obra, se estuvo documentando sobre la moda, edificios, transportes y costumbres de la época en la que está situada.

Toda su investigación dio grandes frutos, ya que al momento de pasar página, nos transporta totalmente a esa sociedad londinense de mediados del siglo XIX, donde vemos las construcciones y calles bellamente plasmados en papel, al igual que vemos a los personajes con sus peinados y vestimentas clásicas, galopando en bellos corceles anatómicamente correctos, así es el nivel de calidad y dedicación de esta obra. Dada su experiencia en el campo de la animación, destaca mucho su trabajo en los rostros, ya que le da una fluidez a la variedad de expresiones que le da a cada personaje que van desde la alegría, la tristeza, al dolor y resignación de cada uno de ellos.

La trama de corte horror gótico, nos lleva del presente al pasado victoriano y viceversa a través de la narración del vagabundo; Aurea retoma las antiguas leyendas europeas de hadas y los habitantes de los misteriosos bosques y nos narra cómo era la superstición sobre cualquier tema sobrenatural de esa época (que después de más de un siglo, sigue vigente). Sobre el instrumento musical que le da nombre a la novela, Aurea nos dice “El violin es un instrumento mágico, onírico” y es en verdad el sentimiento que transmite a la largo de 144 páginas con las que cuenta la obra.

Con un tiraje limitado, pero que aún pueden encontrar a la venta en las tiendas de los búhos (búhos que tienen una relación muy íntima con la artista, pero sin relación que se venda ahí su novela), se espera una segunda edición con páginas a color y material extra donde podremos ver arte conceptual y anotaciones del proceso de creación que esperamos tener ya en nuestras manos.

Sobre la autora: Aurea Freniere está casada con el también artista gráfico Ariel Orea; estudio letras inglesas, pero termino dedicándose a la animación y al noveno arte, tiene una maestría al utilizar las acuarelas y da tips al respecto, que pueden ver en su cuenta de Youtube; sufre con las Cintiq y su servicio de atención al cliente; ha sido traductora para diferentes mangas en la época de Editorial Vid y ha colaborado para varias revistas de corte otaku; FAN No. 1 en México de Saint Seiya de la que consideramos la máxima autoridad en el tema y esperamos pronto poder tener más publicaciones de ella. Pueden seguirla y apoyarla en todas las redes sociales como @Milosflaca.