Ernie Colón (1931-2019)

Tras las viñetas

El día de hoy se dio a conocer la noticia de que Ernie Colón, artista de cómics de origen puertorriqueño que a lo largo de su carrera fue también colorista, rotulista, escritor y editor, falleció la tarde es este jueves tras una batalla contra el cáncer. La noticia se difundió a través de su página de Facebook. Aquí les compartimos la traducción del anuncio.

“Publico esto con todo el pesar de mi corazón. El extraordinario Ernie Colón falleció ayer por la tarde a los 88 años, en su casa y rodeado de su familia, tras un año de combatir (y lo digo en serio, combatir) contra el cáncer. Siempre hizo las cosas a su manera. El legado que deja es asombroso: una carrera de más de 60 años en los cómics, sin mencionar el trabajo que hizo en otros medios, como pintar, escribir y esculpir… No sé si hubiera algo que no pudiera hacer. Adoraba crear. Siempre estaba creando. Cuando alguien le preguntaba si ‘todavía dibujaba’, él respondía, ‘no sé qué más podría estar haciendo, dibujaba hasta cuando no me pagaban por ello (es la historia de la mitad de mi vida)'”.

Nacido en San Juan de Puerto Rico el 13 ce julio de 1931, Ernie Colón se crió en los Estados Unidos. Su carrera en los cómics inició como rotulista en Harvey Comics, donde poco después empezó a contribuir como dibujante y entintador, sin crédito, en títulos como Casper the Friendly Ghost o Richie Rich. En 1969 dibujó algunos números de Doctor Solar, Man of the Atom para Gold Key Comics, lo que llamó la atención de varios editores y a lo largo de la década siguiente su carrera empezó a tomar forma.

Durante los años 70 trabajó de forma constante en las antologías de horror de Warren Publishing, sobre todo en sus tres revistas clásicas: Vampirella, Creepy e Eerie. En 1979 colaboró con Roger McKenzie en una adaptación de Battlestar Galactica publicada por Marvel Comics. Poco después empezó a trabajar en DC Comics, editorial para la que co-creó a Arak, Son of Thunder (con Roy Thomas) y Amethyst, Princess of Gemworld (con Dan Mishkin y Gary Cohn).

A lo largo de los años 80, Colón también fue editor en DC, y en algún momento estuvo a cargo de títulos como The Flash, Wonder Woman y Green Lantern. A mediados de la década regresó a Marvel, donde realizó ayudó al lanzamiento del efímero sello Star Comics, dirigido a jóvenes lectores. En 1988, junto a Dwayne McDuffie, creó Damage Control, serie que gozó de buena popularidad durante los sucesos del crossover Acts of Vengeance.

En los 90 probó suerte con varias editoriales pequeñas, además de empezar a realizar trabajos para otros medios. De entre su trabajo en cómics de esa época destaca su colaboración con Peter David en Dreadstar, creación de Jim Starlin, y una serie de colaboraciones en títulos de Valiant, incluyendo varios números de Magnus, Robot Fighter, y trabajo de rotulado en Doom 2099, otra vez en Marvel.

Para inicios de ese siglo, los intereses de Colón habían cambiado, pero no dejó los cómics, sino que empezó a trabajar en muchas obras de no-ficción. De este periodo destaca, en 2006, The 9/11 Report: A Graphic Adaptation, una novela gráfica co-creada con Sid Jacobson en que adaptaron el reporte de la comisión investigadora del 9/11. En 2008 crearon After 9/11: America’s War on Terror, un tomo de seguimiento en que analizaban la guerra contra el terrorismo. Ambos fueron también responsables de A Graphic Biography: Che, y Anne Frank: The Anne Frank House Authorized Graphic Biography, publicadas en 2009 y 2010, respectivamente.

En 2014 fue comisionado para ilustrar The Great American Documents: Volume 1, de Ruth Ashby. Ese mismo año volvió a colaborar con Dan Mishkin, esta vez en una novela gráfica que adaptaba el reporte de la Comisión Warren acerca de la investigación del asesinato del Presidente John F. Kennedy.

Diagnosticado con cáncer a mediados de 2018, el veterano artista se retiró para lidiar con su enfermedad, y falleció la tarde del 8 de agosto de 2019, en casa y rodeado de sus seres queridos.

Descanse en paz.