¿Es Batman el mejor superhéroe del mundo? – Opinión

¿Qué te viene a la mente al pensar en la palabra ‘superhéroe’? Me atrevo a afirmar que, aún cuando no hayas leído nunca un cómic, seguramente pensaste en nombres como ‘Superman’, ‘Batman’ o ‘Spider-Man’, tres de los nombres más reconocidos de la cultura pop.

ÍCONOS DE SPANDEX

Ya sea en cine, en TV o en internet, estas tres icónicas figuras están grabadas en la mente colectiva debido a su constante presencia en diversos medios desde hace 8 décadas. Y esa presencia no es gratuita, pues los rasgos característicos de estos personajes los han convertido en fieles representaciones de las más altas aspiraciones e ideales de la humanidad: justicia, libertad, fuerza, tenacidad, optimismo, resiliencia y un sin fin más de características que todos hemos soñado poseer alguna vez.

Los superhéroes, según algunos autores, son los nuevos mitos de la era moderna. Sus historias nos entretienen, nos emocionan pero, sobre todo, nos inspiran a convertirnos en las mejores versiones de nosotros mismos. Quizás por eso es que, de entre todos los superhéroes, es Batman quien sobresale como el más grande representante de lo mejor a lo que la humanidad puede aspirar.

Es cierto, Superman fue el primero y -según algunos- el más grande superhéroe de todos porque representa la esperanza y el ideal de que siempre hay una manera de hacer las cosas bien y sobreponerse a las adversidades. Pero, a fin de cuentas, el Hombre de Acero no es un humano cualquiera, es más, ni siquiera es humano, sino un extraterrestre cuya fisiología le permite tener habilidades extraordinarias que ninguna persona normal puede aspirar a tener. En ese sentido, el Gran Azul es más una inspiración en términos de ideales y aspiraciones. Pero ese no es el caso de Batman.

INICIA

El origen de Batman es tal vez una de las historias más conocidas de la cultura pop pero, si han vivido bajo una roca por los últimos 80 años y todavía no la conocen, el canon básico dicta lo siguiente (detalles más, detalles menos): Bruce Wayne, hijo de Thomas y Martha Wayne, nació en el seno de una de las familias más acaudaladas de Gotham City y conoció una vida de privilegios desde muy pequeño.

Sin embargo, una noche su mundo cambió por completo cuando un asesino solitario le arrebató a sus padres en un oscuro callejón al salir de una función de cine. Desde esa noche, el pequeño Bruce juró no sólo vengar la muerte de sus padres sino evitar que alguien más volviera a pasar por lo mismo, por lo que decidió dedicar su vida entera a combatir el crimen que azotaba a su ciudad.

Así, un determinado Bruce Wayne dedicó todos sus recursos y sus esfuerzos a convertirse en el vigilante por excelencia, preparándose física y mentalmente para combatir a los criminales haciendo uso no sólo de sus habilidades sino de los cientos de artilugios y gadgets que la enorme fortuna de su familia le permitía comprar. Su elección del murciélago como símbolo tiene la intención de inspirar miedo en los corazones de los criminales, seres temerosos y supersticiosos por naturaleza. Así es como nace Batman, el Caballero Oscuro, dueño de la noche y el mejor detective del planeta.

Cuando te das cuenta que ya no vas a recibir regalos en tu cumpleaños – pero siempre estará Santa.

ASCIENDE

Aquí es donde surge la pregunta: ¿Qué es lo que tiene Batman en particular que nos provoca tanta fascinación?, ¿Por qué razones se ha posicionado como uno de los personajes más reconocidos del mundo?, ¿Qué es lo que le ha dado un lugar tan prominente en el imaginario colectivo? ¿Es Batman el mejor superhéroe de la historia?

Creo que hay varias razones que responden a la vez todas esas preguntas, así que vayamos por partes:

1 | BATMAN ES HUMANO.

Batman es un ser humano tan frágil como todos nosotros. Otros héroes como Superman o Wonder Woman confían en poderes como la invulnerabilidad o la superfuerza para lanzarse a la aventura y luchar contra los villanos porque saben que saldrán sin heridas. Pero a Batman, los golpes le afectan tanto como a cualquiera, y las heridas múltiples bien pueden ponerlo en un riesgo de muerte en el que otros héroes no se encuentran tan fácilmente.

En muchas historias Batman ha quedado gravemente herido (como aquella vez que Bane le rompió la espalda dejándolo paralítico por un tiempo) pero a pesar de ello nunca se rinde ni deja que el miedo de salir herido lo aleje de su propósito.

No importa de qué universo seas, eso debió doler.
2 | SU MENTE ES EL ARMA MÁS PODEROSA.

Lo que nos hace seres humanos es precisamente nuestra capacidad de inteligencia y razonamiento y es por ello que somos la especie dominante del planeta. Usada bien, nuestra mente es el arma más poderosa del mundo. Es, digamos, nuestro superpoder.

Bruce Wayne es un genio, un maestro de la táctica, un generador de planes sin comparación y posee una determinación y una disciplina que le han permitido desarrollar sus capacidades mentales hasta niveles insospechados.

“Señor Wayne, ya dejé de jugar Buscaminas. No podrá ganar”.
3 | SÚPER AMIGOS.

Pelea hombro a hombro con seres cuyos golpes pueden destrozarle la quijada a un dios y lo hace sin temor y con la firme convicción de que, si lo quisiera, podría vencer a cada uno de ellos sin problemas.

Batman ha demostrado que con sólo sus poderes de observación, análisis y planeación, puede derrotar fácilmente a los superhéroes más poderosos del planeta sin romperse un solo dedo (como quedó demostrado en el fantástico arco “Torre de Babel”, escrito por Mark Waid en el título JLA de los años 90).

Confianza es creer que vas a poder vencer a Superman con un batarang.
4 | INQUEBRANTABLE CÓDIGO MORAL.

Batman rompe muchas reglas para poder lograr sus objetivos, siempre poniendo por delante su sentido de justicia. Pero hay una regla que nunca ha roto (en la era moderna): Batman jamás toma una vida ni deja que nadie muera porque él no actuó a tiempo.

A pesar de enfrentarse a criminales de la peor calaña cuyas acciones seguramente les harían merecedores de la pena máxima, Batman no es quien decide administrarla, ni erigirse como verdugo de los criminales. Aunque muchas veces se ha visto en la tentación de acabar con la vida de algún enemigo, Batman jamás ha roto su regla más sagrada. Eso es lo que separa a un justiciero de un vigilante.

Me quedaré aquí, tranquilito, sin matar a nadie. Sólo dejando que se maten.
5 | RESILENCIA.

Batman ha sufrido incontables pérdidas tanto en su persona enmascarada como en su vida diaria como Bruce Wayne. Si bien el asesinato de sus padres pudo haberlo vuelto loco (y hay quienes afirman que en realidad eso es lo que le sucedió), el joven Wayne decidió canalizar su ira e impotencia en lograr un cambio verdadero en el terreno del combate al crimen. Fue en ese momento que Bruce demostró su capacidad de sobreponerse a la tragedia y sacar algo bueno de la desgracia.

A lo largo de su carrera como justiciero enmascarado, ha demostrado que su convicción no ha cambiado nada: se recuperó de una espalda rota, se sobrepuso al asesinato del segundo Robin a manos del Joker, ha visto su fortuna y sus recursos limitados y hasta ha superado constantes decepciones amorosas. Pero nada de eso ha hecho mella en su determinación. Batman siempre sale victorioso.

Eh, corre tú, que te alcanzan los murciélagos.

ETERNAMENTE

Podría mencionar muchas otras razones por las que creo que Batman es uno de los mejores superhéroes de la historia, pero creo que todas ellas se resumen en esto: Batman es la metáfora perfecta de lo que la humanidad puede lograr cuando se propone un objetivo y lo persigue con disciplina y dedicación.

Su humanidad es precisamente lo que lo hace un personaje con el que cualquiera de nosotros puede identificarse tan bien y por ello mismo puede inspirarnos a convertirnos en las mejores versiones de nosotros mismos a pesar de las limitaciones o las circunstancias difíciles que nos toque vivir.

Larga vida al murciélago.

Y tú covacho ¿qué opinas?, ¿es Batman el mejor superhéroe? ¡Opina con nosotros!