Friendly Neighborhood Spider-Man #6 – Reseña

deROCHAndo opiniones

Pues El asombroso Hombre Araña ha vuelto a la gran pantalla, pero mientras Disney se las arregla para recaudar el dinero equivalente al presupuesto anual de algún país pequeño, me gustaría recomendarles un pequeño cómic del arácnido que creo merece mucho de su atención. Se trata de la historia titulada “Spider-Bite” presentada en Friendly Neighborhood Spider-Man #6 escrita por Tom Taylor, con dibujo de Juan Cabal.

Aunque el más reciente volumen de Friendly Neighborhood Spider-Man ha estado recibiendo buenas críticas, en general ha pasado un poco desapercibido, lo cual explica por qué esta pequeña joya no ha causado tanto furor como creo que se merece.

MORDIDA ARÁCNIDA

Antes de continuar me gustaría aclarar que no soy lo que tú llamarías un gran fan de Spider-Man, especialmente de Peter Parker. Explicar por qué me llevaría mucho tiempo, pero sólo deben saber que en pocas ocasiones he podido conectar con el personaje. Sin embargo, cada cierto tiempo aparece una historia que logra resaltar lo que hace grande al Araña, qué es lo que lo ha hecho conectar con tanta fuerza con sus fans durante tantos años. Y ésta es una de esas historias.

Sin embargo, para poder explicarles por qué creo que este número se convertirá en un clásico, necesito decirles de qué trata, así que si no quieren spóilers, mi recomendación rápida es que vayan y lean este comic lo más pronto posible. Calificación 10 de 10.

Picando como pica una araña.

NOTA – La siguiente reseña tiene ALTO contenido de spóilers.

CON UN GRAN PODER…

El cómic inicia con el héroe a punto de ser derrotado por el Dr. Pulpo, quien sostiene una extraña caja brillante que al parecer le da poder a la ciudad de Nueva York, pero justo antes de que pueda cantar victoria, aparece Spider-Bite, el compañero de Spider-Man.

El pequeño héroe logra derrotar al villano, pero éste logra escapar con la ayuda de El Buitre. Los héroes inician una persecución a través del metro hasta llegar a la estación de trenes donde se ven acorralados por los Sinister Sixty, una coalición de todos los villanos del héroe arácnido dirigida por ¿Stlit Man?

Bien, para este punto debe de ser muy obvio que esta historia no es real, no parece tener mucha lógica y no encaja en la continuidad, nunca hemos oído hablar de Spider-Bite a pesar de que se comporta como el compañero de toda la vida de Spider-Man, y muchos de estos villanos actualmente no existen en la forma en que se nos presentan.

Es en este punto donde el cómic nos da la gran revelación: todo lo que hemos estado viendo está en la imaginación de un niño llamado Nathan, un paciente de cáncer al que Spider-Man ha ido a visitar al hospital y ha estado jugando con él para intentar concederle su sueño de ser Spider-Man por un día.
Esto inmediatamente re-contextualiza todo lo que hemos estado leyendo.

El cómic nos deja vivir en el mundo real el tiempo suficiente como para que la tragedia se asiente, pero no se regodea en el dolor, siempre mantiene una capa de humor, con guiños tales como el niño señalando que su aventura estuvo llena de errores de continuidad y huecos de guión, o con los constantes chistes sobre los poderes de Stilt Man.

Aún así, a través del excelente arte de Juan Cabal y de algunos momentos puntuales en el guión entendemos la gravedad de la situación, vemos el temor del niño y el peso que esto tiene en sus padres. Y que Spider-Man no puede hacer nada, no puede ganar esta batalla, no puede curar el cáncer, pero puede estar ahí para él, puede intentar darle un poco de alegría y, tal vez, enseñarle un par de cosas en el proceso.

¡Ay gorda, ya llegó tu pachucote!

EL TRAJE SIEMPRE TE QUEDA

Aquellos que son más fans del personaje que yo siempre me han dicho que lo que hace especial a este héroe es que él es nosotros, que a pesar de tener poderes se trata sólo de una persona normal que se equivoca y a veces fracasa, pero que siempre se levanta e intenta hacer algo de bien en el mundo.

Spider-Bite” trasmite eso mejor que muchos cómics del personaje que he leído. Esta es una historia simple, pero es una que logra llegar al núcleo de por qué es importante para tantas personas.

Cerca del principio del número hay un momento donde el héroe está atrapado debajo de un enorme bloque de concreto y su compañero debe de ayudarlo a levantarlo. El niño le dice “no creo poder levantarlo” a lo que el Hombre Araña le responde “claro que puedes, eres más fuerte de lo que te imaginas, todos lo somos”.

Lo que en primera instancia parece ser uno de los más grandes clichés del héroe (tener que encontrar la fuerza interior para levantar algo muy pesado), ante la revelación de lo que realmente está ocurriendo se convierte en la tesis del personaje y en su mensaje para este niño y para todos los lectores: Tú puedes ser un héroe, tienes la fuerza para serlo, de librar tus batallas y levantarte cuando te caes, porque como dijo Stan Lee en el mejor cameo de todos los tiempos “(el traje) siempre te queda, tarde o temprano”.

Spider-Bite, no puedes seguir escupiéndole a la gente mientras vas columpiándote.

FICHA COVACHA

FRIENDLY NEIGHBORHOOD SPIDER-MAN #6

Guión | Tom Taylor
Arte | Juan Cabal

Marvel Comics | 2019