Guía de Viaje para el Marvel Cósmico

El lado cósmico de Marvel es más importante que nunca con la llegada de Infinity War, así que me pareció una buena idea repasar a los creadores que han moldeado este rincón del Universo a lo largo de los años.

STAN LEE & JACK KIRBY

Como la mayoría del universo Marvel, todo comienza con estos dos señores. Específicamente con su etapa en los 4 Fantásticos donde crearon dos de las razas alienígenas más importantes de la compañía: los Kree y los Skrull. También presentaron los primeros seres cósmicos de la editorial: Galactus, su heraldo el Silver Surfer, y El Vigilante.

Con estas aportaciones quedó definido que el Universo Marvel tiene imperios galácticos y guerras cósmicas, y también tiene criaturas de poder casi infinito que se encuentran más allá de nuestra comprensión. Así de rápido, este universo de volvió mucho más grande e interesante.

Durante los siguientes años, ya fuera juntos o por separado, estos hombres continuaron agregando piezas a este panorama cósmico, presentando a los Celestials, una raza de gigantes en armadura que poseen poderes inmensurables y recorren el universo experimentando con distintas razas; a EGO, el planeta viviente; o a Eternity, la representación del universo mismo – realmente no te puedes poner más cósmico que eso.

En esos primeros años, estos creadores se encontraban en modo de creatividad descontrolada, produciendo más conceptos por número de lo que la mayoría genera en un año, eso también significa que no necesariamente había plan para todo esto. Muchas de las cosas que actualmente identificamos con estos conceptos no existían aún y serian desarrollados después por creadores como Roy Thomas o John Byrne.

POR DÓNDE EMPEZAR

Pues la recomendación más obvia es Fantastic Four de Lee y Kirby, donde se presentaron muchos de estos conceptos, pero como ya comenté, sus aportaciones no son un trabajo unificado, sino procesos que llevaron más de una década en títulos dispersos, así que es difícil recomendar una serie en especial.

Vaya que las moscas son extrañas en este planeta

JIM STARLIN

No puedes hablar de un Marvel Cósmico sin mencionar a Jim Starlin.

Aunque realizó un par de trabajos menores para la compañía donde introdujo algunos conceptos y personajes que siguen existiendo a la fecha, su gloria llegó al tomar las riendas de las series regulares Capitan Marvel y Adam Warlock, títulos donde el escritor forjaría mucha de la mitología que hoy relacionamos con el lado cósmico de la editorial.

Gracias a él existen personajes como Drax, El Destructor; Gamora; el Maestro Orden y el Señor Caos; La Muerte; Kronos y por supuesto Thanos, el titán loco, quien es claramente su personaje favorito.

El autor expandió el Universo de maneras que no pueden ser menospreciadas. Mucha de su mitología sigue vigente.

En un movimiento muy poco común, Starlin trabajó de manera casi exclusiva con estos personajes y, de hecho, se le permitió ponerles fin, concluyendo sus dos series con la muerte de prácticamente todos sus personajes.

Durante 15 años esta parte de la editorial estuvo bastante callada hasta 1990, cuando Starlin llegó a la serie de Silver Surfer y resucitó a Thanos, preparando el camino para su historia más icónica: el Guantelete del Infinito, donde el Titán Loco adquiere el artefacto antes nombrado y se vuelve omnipotente, otra vez.

Este es un tema algo recurrente con Starlin y Thanos, al menos en lo que yo he leído (y no he leído todo) el Titán Loco ha adquirido el poder de Dios en al menos tres ocasiones, y no me refiero al poder de un dios como Thor o Zeus, me refiero a poder absoluto, volverse uno con el universo y todas esas cosas.

Porque cuando eres omnipotente lo primero que haces es marcar territorio como cholo en la Doctores

Esta saga fue tan exitosa que produjo una serie de secuelas, casi todas llamadas Infinity algo, todas protagonizadas por Thanos y/o Adam Warlock, aunque tristemente cada una produjo resultados menos satisfactorios que la anterior. Yo realmente abandoné el barco con Marvel: The End, y creo que me tardé demasiado.

A la fecha el autor sigue produciendo historias protagonizadas por Thanos y/o Adam Warlock tituladas Infinity (espacio), aunque ya se encuentran más bien alejadas de la continuidad general.

Las sagas cósmicas del Sr. Starlin son acerca de los poderes que están más allá de nuestra comprensión, de seres que representan conceptos abstractos y pelean en un nivel de realidad superior al nuestro. Por lo mismo sus historias tienden a ser protagonizadas por “los seres más importantes del universo”, campeones, dioses y mesías.

Son sagas bastante filosóficas con una estética que recuerda a los trabajos más exuberantes de Steve Ditko. También contienen temas que claramente le fascinan al autor, como la religión, la muerte y el poder absoluto.

Aunque es una persona de innegable talento, nunca he podido realmente conectar con la mayoría de sus sagas. En parte por su fascinación por representar estos conflictos cósmicos como pequeños enfrentamientos entre un par de personajes, robándole a las historias, en mi opinión, ese sentimiento épico. Además de que su amor por Thanos puede llegar a quedar fuera de lugar.

POR DÓNDE EMPEZAR

Por suerte Marvel ha reeditado casi todas las historias de este autor en tomos a un precio bastante accesible. Mi recomendación sería leer algunas de sus historias cortas para darte una idea de su estilo y saber si es para ti: “Death of Captain Marvel” y el combo de “Thanos Reirth” + “Thanos Quest” son bastante buenas y no te llevará demasiado tiempo leerlas.

Cuando sientes que te pica la colita y en una de esas tienes lombrices

UNA PEQUEÑA TANGENTE

Mientras todo lo anterior ocurría, Chris Claremont desarrolló su propia mitología cósmica en el título de Uncanny X-Men, con los Shi’ar, el cristal M’kraan y la Fyerza Fénix, pero todo esto en general solía mantenerse alejado.

DAN ABNETT & ANDY LANNING

El lado cósmico de Marvel volvería a estar callado con la excepción de la ocasional miniserie o saga que normalmente pasaba desapercibida, hasta 2006 cuando la editorial lanzó Annihilation.

Aunque este primer evento fue liderado por Keith Giffen, fue el trabajo de Dan Abnett y Andy Lanning con Nova el que más resaltó, y partir del cual se lanzó la siguiente gran etapa del lado cósmico de Marvel.

Una secuela a esta historia llegó en la forma de Conquest, de la cual se desprendió la aportación más importante de estos autores, el equipo moderno de los Guardianes de la Galaxia, quienes un par de años después darían el salto a la gran pantalla.

Esta serie, junto con la de Nova, formaron la espina dorsal de una saga que abarcaría varios años y otro par de miniseries, concluyendo en la épica “The Thanos Imperative”.

Thanos mandón, como siempre

Los personajes espaciales de Marvel estaban lejos de ser lo más exitoso de la editorial, así que a estos autores se les dio la oportunidad de romper los juguetes – y lo aprovecharon al grado de que destruyeron al imperio Skrull, aniquilaron a los Nova Corps y expandieron considerablemente la mitología de Darkhawk, por mencionar unos ejemplos.

También tuvieron la oportunidad de eliminar a personajes clásicos como la Suprema Inteligencia Kree, la Emperatriz de los Shi’ar Lilandra, o al Rey de los Inhumanos Black Bolt.

Las historias de estos creadores eran más humanas, sus protagonistas ya no eran los dioses y mesías, en cambio se trataba de personajes de bajo perfil o caídos en desgracia, quienes intentaban mantenerse por encima de la situación con todos los recursos a su disposición.

Esta es mi etapa favorita de este rincón del universo Marvel, las historias de Abnett y Lanning son un poco menos filosóficas que las de Starlin, pero son más humanas, y por lo mismo más intensas. Juegan mucho con los roles de héroe y villano, convirtiendo en patriotas leales a su mundo a personajes antes considerados como malvados, como Ronan o el Super Skrull, quienes ante las circunstancias correctas se vuelven los héroes de sus historias.

El climax de todo llega en “The Thanos Imperative” donde, como veo que ya es tradición, estos autores cerraron su historia matando a una tercera parte del elenco. En esta saga, un universo paralelo conocido como el “Cancerverse” invade nuestra realidad. Este universo es un fan fiction de H.P. Lovecraft ubicado en el mundo Marvel.

Un final muy satisfactorio y que logra formar una saga bastante redonda comenzando por Annihilation, con Nova y Star Lord como sus ejes centrales.

POR DÓNDE EMPEZAR

La respuesta más obvia seria leer la saga Annihilation, la cual Marvel está por re imprimir en 2 tomos bastante gordos. Es muy buena y accesible. Pero si esto sigue siendo tal vez demasiado gasto o material para probar, te recomiendo muy ampliamente War of Kings, es un solo tomo de 8 capítulos lo suficientemente auto conclusiva y se trata, en mi opinión, de la mejor saga cósmica de Marvel (sí, contando a Infinity Gauntlet que ni está tan buena).

Cuando haces equipo pero cada quien hace lo que quiere

JONATHAN HICKMAN

La última gran aportación a este rincón del universo Marvel vendría de la mano de Jonatahn Hickman, principalmente dentro de su etapa en Avengers y Fantastic Four.

Este autor realizó el trabajo más ambicioso desde Starlin, creando toda una nueva mitología que ahora abarca todo el multiverso. Introduciendo nuevos conceptos como los Constructores, los Cartógrafos, Los Sacerdotes Negros, las Incursiones o la raza de los Beyonders, entre otros.

Pero lo que creo es la aportación más interesante de Hickman al universo Marvel, es la sensación de terror cósmico. Sí, con The Thanos Imperative se introdujeron las imágenes y diseños que recordaban a este género, pero no la sensación, no la temática.

Miren al horizonte, como si quisiéramos tener mejores ventas

En las historias de este autor, el cosmos, específicamente el Multiverso, se convierte en un lugar inhóspito y oscuro, indiferente a nuestra lucha y cuyo funcionamiento no podíamos esperar comprender del todo. La única razón por la que aún vivimos es porque nuestro mundo no ha entrado en contacto con la criatura adecuada.

Sus enemigos eran seres cósmicos de más allá de esta dimensión que no buscaban destruirnos por algún deseo malévolo, simplemente querían cambiar el universo y como consecuencia nosotros moriríamos. Después de todo uno no se preocupa por la vida de los insectos cuando se derrumba un edificio.

Algo que no me gusta tanto de esta etapa es lo centrada que está en la Tierra; mientras que los autores anteriores utilizaban a personajes menos conocidos y recorrían el universo, estas historias siguen a los héroes de siempre, y en mi opinión reemplazar como protagonista a un perro ruso telepata por Iron Man sólo puede ser un paso en la dirección equivocada.

Tampoco soy muy fan de cómo dieron para atrás con muchos de los cambios que Abnett y Lanning habían implementado, pero bueno, esa es la naturaleza del juego editorial, supongo.

POR DÓNDE EMPEZAR

Se trata de un trabajo muy ambicioso -porque Hickman no escribe otro tipo de cómics- pero tiene un gran problema: tienes que leerlo todo, toooodooooo.

A diferencia de los autores anteriores, no puedes leer la saga que más te interese, ya que todo es una gran historia de principio a fin y esto puede resultar muy intimidante.

Así que la mejor recomendación es comenzar por el principio, específicamente la historia “Solve Everything” con la que inicio su etapa en Fantastic Four. Es un excelente arco corto de 3 números, con una escala cósmica y lleno de conceptos geniales. Y aunque siembra las bases de toda su etapa, es lo bastante satisfactorio por sí solo.

Todos queremos olvidar al Thanos eléctrico ¿o cómo era?

EL BORDE EXTERIOR

Marvel tiene un aspecto cósmico muy rico, lleno de personajes, conceptos y sobre todo historias interesantes. Además de los que aquí mencione ha habido muchos otros autores que han contribuido, pero me quise limitar a los más influyentes.

Explórenlo y disfrútenlo.


Si te interesa conocer más del Marvel Cósmico, checa el video de Clara Vadela sobre Thanos.