How to talk to girls at parties – Reseña

Derrochando Opiniones

Nota: Este cómic trata sobre temas específicos a la experiencia adolescente desde el punto de vista de un hombre heterosexual que es justo lo que soy, y es desde ese punto de vista que escribo este artículo. Obviamente no puedo asegurar que este cómic resulte igual de efectivo para personas con un marco de referencia diferente.


CÓMO HABLARLE A LAS CHICAS EN LAS FIESTAS

How to talk to girls at parties es una adaptación a cómic de un cuento corto de Neil Gaiman realizada por los hermanos Gabriel Bá y Fabio Moon.

La trama sigue a un par de adolescentes en Londres durante los 70; un día son invitados a una fiesta y, al llegar, descubren que la casa está repleta de mujeres hermosas.

Vic es el chico guapo y encantador que rápidamente conquista a la chica más linda de la fiesta, mientras que Enn, nuestro protagonista, es un muchacho tímido que simplemente no sabe cómo hablar con las chicas en las fiestas.

PRECOPEO

Este es un comic bastante simple, básicamente seguimos a Enn durante la tarde mientras recorre la fiesta e intenta entablar conversaciones con tres mujeres diferentes. Y pues, eso es todo. Tres conversaciones y no mucho más.

Bueno, y es probable que las mujeres de hecho sean extraterrestres. Pero estamos hablando de Neil Gaiman siendo adaptado por dos de los mejores creadores que el medio del cómic ha visto. Así que de esa simple premisa hacen mucho.

Elocuente el muchacho.

GET THE PARTY STARTED!

Las tres conversaciones son enmarcadas de una manera muy peculiar, las primeras dos tienen a nuestro personaje como un escucha inactivo.

Al principio esto es una misión para nuestro protagonista. Enn está tan absorto en la idea de lograr hablar con una chica, que ignora todas las obvias alertas de que algo es muy diferente acerca de estas alumnas de intercambio.

Todas las conversaciones que tiene describen un mundo y unos conceptos que claramente no son normales. Pero él sólo las escucha intentando no perder la tan deseada atención de las mujeres.

Mantiene estas conversaciones no porque le interesen, es claro que ni siquiera las está procesando correctamente, si no por qué es lo que se supone que un chico de 15 años debe hacer, hablar con chicas, mientras más lindas, mejor.

Las mujeres igualmente no parecen interesadas tanto en él como en sólo ser escuchadas, básicamente vomitando un montón de detalles acerca de su vida y sentimientos sin ningún tipo de contexto.

Pero es la tercera conversación la que cambia. Por un lado se trata de la primera mujer que busca realmente hablar con él y no solo hablarle a él, esto causa que aborde la conversación de manera diferente y por fin percibimos una conexión real entre estas personas, aún si la mujer sigue hablando de cosas que para un humano no deberían de tener mucho sentido.

Ahora me tengo que voltear… hacía allá.

EL ALMA DE LA FIESTA

El momento más importante del cómic es cuando vemos a los dos personajes que se están entendiendo, se están cuestionando y retando, y vemos cómo Enn está quedando encantado.

El cómic enmarca este momento como uno de mucha fuerza, apasionante más que sólo romántico. Y es que para él esta pequeña conexión resulta importante.

Lo es. En este pequeño momento logró conectar, aunque sea por un momento, con otra persona, con una mujer, y se sintió afectado y cautivado.

El cómic está narrado desde un punto en el futuro y se nos da a entender que esto fue lo más que nuestro personaje y la chica compartieron. Pero eso no le resta importancia, en ese momento de tu vida donde aún estas buscando tu identidad, esos pequeños momentos, esas pequeñas conexiones, resultan importantes y tal vez incluso trascendentes.

Ese es el gran logro de ese cómic, lo bien que refleja ser un adolescente y tratar de hablar con una chica, y lo completamente imposible que esto puede parecer.

Los personajes de esta historia tienen 15 años, están en ese punto donde de pronto las niñas dan un brinco al futuro y se convierten en mujeres mientras que los hombres nos quedamos siendo niños como por otros 30 años. Eres un niño que quiere estar con mujeres y no tiene ni la más remota idea de cómo.

Este cómic captura ese detalle específico de la experiencia adolescente a la perfección, la ansiedad, el miedo y la emoción de lograrlo, y lo hace sin recurrir a melodramas excesivos o romanticismo ridículo.

Pelirroja sin alma tenía que ser.

LUCES Y SONIDO

¿Qué les digo? Es una historieta hermosa de ver.

Aunque los hermanos aparecen listados en conjunto, para quienes somos fans de su trabajo es bastante notorio que aquí Gabriel Bá es quien toma el protagonismo en los lápices, y se trata de mi favorito de los hermanos, así que no me quejo.

Tiene un trazo más suave que su hermano, menos angular, y que creo se presta más al tipo de historia que están contando aquí. Sus personajes tienen una tremenda naturalidad. Sus poses y la manera en que se mueven dice mucho de su personalidad. Puedes ver esa secuencia de inicio sin leer los diálogos y aun así tendrás una muy clara idea de cómo son Enn y Vic.

Claro que su narrativa es igualmente impecable, guiándonos perfectamente a través de la página, pero eso era de esperarse en estos días. Me sorprendió más dos aspectos que creo que manejaron muy bien.

Primero fue la manera en que usan el dibujo para convertir a las conversaciones en secuencias dinámicas. Donde hubiera sido fácil caer en un plano-contra plano básico, deciden enfocarse en los pequeños cambios físicos, en las posturas, la distancia entre los personajes, para mostrarnos cómo va progresando la situación.

Segundo, el claro sentido de geografía que tiene la casa. Quizá pueda parecer un detalle menor, pero para cuando termines de leer el cómic, y no es nada largo, tendrás muy clara la distribución de la casa donde ocurren los eventos. Esto me sorprende porque realmente no es necesario, no hay realmente ninguna secuencia de acción donde debamos ubicar a nuestros protagonistas con respecto a sus enemigos. Pero sirve para darle un mejor sentido del lugar y volver más real la historia.

Los créditos listan a los hermanos también como coloristas y, nuevamente, ¡qué buen trabajo! Se inclinan por un estilo de acuarela que funciona muy bien para darle ése tono onírico a todo el asunto, haciéndonos dudar si es realidad o no lo que estamos presenciando.

Simplemente, arte de primer nivel.

TORNA FIESTA

Se trata de una historia corta y simple, pero dentro de esos parámetros funciona muy bien. Claro que la obra tiene trasfondo y contenido temático y, por supuesto, mucho encanto, pero su mayor fortaleza, lo que la vuelve una pieza perfecta, es cómo refleja a la perfección y te transporta a ese momento donde las niñas se convirtieron en mujeres y de pronto hablar con ellas parece tan aterrador y difícil como hablar con un alíen y, por supuesto, la emoción de lograrlo.

Fácil. A Vic le funciona.

AQUÍ puedes ver la reseña de la adaptación cinematográfica de How to talk to girls at parties