Kimetsu no Yaiba – del manga al cine

¡Hola covachos, aquí Ricardo Briseño, Richie para la ñoñósfera! En esta ocasión no les hablaré de One Piece pero sí de un manga bastante popular. Pero antes de eso tengo algo que decirles.

MI PROBLEMA CON STAN LEE

Covachos, aquí mi confesión: Tengo un problema enorme con los cómics de superhéroes estadounidenses:

  1. ¿La falta de consistencia? No, si la trama lo requiere un día son débiles a la madera y otro al color magenta.
  2. ¿La falta de lógica en las habilidades? No, si los personajes quieren lanzar crema de maní, que lancen crema de maní
  3. ¿Que los personajes masculinos usen armadura y los femeninos sólo un leotardo ajustado? No, aunque a estas alturas todos deberían andar desnudos y decir que tienen “armadura transparente” sería más honesto de su parte.

Mi mayor problema con estos cómics es su duración, y más que eso, que las historias continúan de manera infinita ignorando o remezclando las anteriores para tratar de conservar una especie de lógica que al final del día no tiene existe, el mejor y más famoso caso es el de Spider-Man siendo un adulto, teniendo una familia y siendo obligado por la editorial a vender su matrimonio al diablo porque claramente a estas alturas a nadie le importa que la historia tenga un inicio o un fin.

Son este tipo de cosas lo que me ha empujado a buscar en el cómic japonés o manga (aunque algunos dirán que el manga no es cómic sino algo aparte pero esa discusión es tema de tesis de doctorado); los mangas tienen todo lo bueno de los cómics americanos: habilidades geniales, mundos fantásticos, armaduras icónicas para sus personajes, un gran disgusto por usar ropa y aún mucho mejor, historias con un inicio y un final.

EL OASIS OTAKU

Y hablando de historias con un principio, un desarrollo y un desenlace, el manga / anime de moda estos años ha sido Kimetsu no Yaiba o Demon Slayer para el público internacional, manga de Koyoharu Gotouge publicado por la Shonen Jump (revista donde se publican Dragon Ball, One Piece, Naruto, JoJo’s Bizarre Adventure, My Hero Academia, Dr. Stone, etc.), que comenzó su publicación en febrero de 2016 y concluyó su historia en mayo del año pasado.

Demon Slayer
Manga disponible en su tienda Panini de confianza

¡CON UN DEMONIO! (O VARIOS)

La trama de Kimetsu no Yaiba se centra en Kamado Tanjiro, un joven leñador y su hermana Kamado Nezuko quien es transformada en un demonio por Muzan, el rey de los demonios, el cual primero asesina a toda la familia de los hermanos Kamado. Ante esta situación Tanjiro decide salvar a su hermana de una eternidad como demonio al convertirse en un cazador de demonios y tratar de exterminar a Muzan para que desaparezca su maldición y para que ya no existan demonios nunca más.

Si bien la trama inicial de Kimetsu no Yaiba es bastante regular para los mangas shönen (la eterna lucha del bien contra el mal, la luz contra la oscuridad, etc.), el desarrollo que Koyoharu Gotouge le da es excepcionalmente bueno, es una buena historia que siempre sabe de qué trata, todos los personajes son consistentes en sus objetivos y sus objetivos están bien definidos desde que son introducidos en la trama, nunca se extiende más de lo necesario y encuentra un gran balance entre los momentos dramáticos y los momentos de comedia, momentos que ayudan a empatizar con los personajes y demostrar su rango de emociones, lo cual me lleva a…

Tanjiro & Nezuko
Tanjiro va a exterminar demonios para salvar a su hermana que es un demonio… ¿okay?

LO QUE CALLAMOS LOS DEMONIOS

Demon Slayer es un manga sobre relaciones y sentimientos, detrás de la trama del bien contra el mal, detrás de las espectaculares batallas entre espadachines y demonios inspirados en yōkai (seres paranormales japoneses), detrás de todo eso Kimetsu no Yaiba se centra en las relaciones de sus personajes, todos entablan distintas conexiones con los demás y son estas relaciones las que los impulsan a convertirse en demonios o vengar la muerte sus seres queridos a manos de demonios, la gran excepción es Muzan quien sólo se preocupa por seguir vivo y llegar a ser inmortal.

Todas estas relaciones a su vez producen distintos sentimientos, amor, enojo, celos, tristeza, etc. y es aquí donde surge una de las mayores fortalezas de su protagonista Kamado Tanjiro, que a pesar de que su trabajo sea matar demonios nunca olvida que, al igual que su hermana, todos ellos alguna vez fueron seres humanos con sentimientos de verdad, seres vivos que tuvieron familia, amigos y lo perdieron todo al transformarse por el poder de Muzan, razón por la cual Tanjiro no puede evitar llorar al eliminar un demonio y verlo recordar su vida anterior antes de desaparecer junto con sus sentimientos y sus recuerdos para siempre. Tanjiro entiende que cada demonio que mata es una vida humana que no pudo ser salvada.

Tanjiro
Tanjiro domina el estilo del agua gracias a que siempre llora, no tengo pruebas pero tampoco dudas

ENTRE HERMANOS TE VEAS

Las relaciones que más llaman mi atención en este manga son especialmente las relaciones de hermanos: Tanjiro pena por la muerte de su madre, de sus hermanos menores y lucha por salvar a Nezuko, Nezuko por su parte ha perdido su humanidad pero lucha con garras y dientes por proteger a Tanjiro y es hipnotizada para creer que los demás humanos son sus hermanos muertos a quienes debe proteger de los demonios, a su vez ambos entablan una relación fraternal con Zenitsu e Inosuke quienes encuentran una familia a la cual pertenecer en los hermanos Kamado.

-Spoilers a partir de aquí-

Muzan por su parte mantiene una relación de odio con su familia aún después de mil años y es su propia familia Ubuyashiki la que funda el Cuerpo de Cazadores de Demonios, al final sólo Kiriya Ubuyashiki sobrevive gracias al sacrificio de sus hermanas quienes confían que él será el último en cargar con la maldición de su familia. Otra relación entre hermanos importante se desarrolla tras la muerte de Kyojuro en Infinity Train, su hermano Senjuro se convierte en un gran amigo de Tanjiro y lo apoya a honrar la muerte de su hermano y despertar su respiración del Sol.

Otro miembro de los cazadores, Tokito Muichiro, el pilar de la neblina, pierde a su hermano gemelo Tokito Yuichiro tras ser atacados por un demonio y dedica su vida a vengar la muerte de su hermano y su único deseo es volver a vivir junto a él. Asimismo el pilar del viento Sanemi trata de proteger, sin mucho éxito, a su hermano Genya de convertirse en un cazador de demonios quien a pesar de no poder usar ningún tipo de respiración trata de seguir los pasos de su hermano mayor aunque eso signifique perder su humanidad en el proceso.

Inclusive mucho antes del inicio de la serie existe Yoriichi, creador de la respiración del Sol (y ancestro de los hermanos Tokito) quien es envidiado por su hermano Michikatsu, el cual en su desesperación por tratar de superar a su hermano vende su alma a Muzan y se transforma en su seguidor más poderoso, pero su mayor tragedia es que Yoriichi muere antes de acabar con él dejando a Michikatsu sólo en el mundo sin jamás poder superar a su hermano

-Fin de los spoilers-.

Como dije, las relaciones que más resaltan en este manga son las de hermanos.

Qué bonita familia, qué bonita familia, qué bonita familia.

EL ESPADAZO FINAL

Para cerrar este artículo quiero dejar en claro que Kimetsu no Yaiba es uno de mis mangas favoritos de esta década (publicado en México por la gran editorial Panini) y me alegra muchísimo que el anime sea increíblemente bello y eleve a un nivel superior el hermoso trabajo original de Gotouge, tanto en la serie como en la exitosa película de Demon Slayer: Infinity Train que se estrena este fin de semana en México (y muchos otros países), la cual adapta uno de los arcos más impactantes del manga y que es clave para el progreso de la historia.

Como dato aparte, la segunda temporada del anime está planeada para comenzar al final de este año y parece que continúa después de los eventos de Infinity Train, así que ya saben, puede que el manga haya concluido su historia pero tendremos Kimetsu no Yaiba por un rato más.

Kimetsu no Yaiba Mugen Train
¡No estoy llorando, tú estás llorando!