Marie Severin (1929-2018)

TRAS LAS VIÑETAS

La artista de cómics y colorista Marie Severin, famosa por su trabajo para EC Comics en los años cincuenta y para Marvel durante los sesenta y setenta, falleció la noche del miércoles 29 de agosto, según informó en Facebook su amiga y cuidadora Irene Vartanoff.

“Lamento mucho tener que informar que Marie Severin, la mujer más divertida y amable en la historia de los cómics, ha dejado de existir”.

Severin nació el 21 de agosto de 1929 en Long Island, Nueva York. Su padre era un diseñador para una compañía de moda, así que Marie mostró inclinación por el arte desde muy joven. En su adolescencia tomó algunas clases de dibujo e ilustración, pero eventualmente entró a trabajar en una agencia de seguros de Wall Street.

Su inicio en los cómics se dio en 1949 cuando su hermano mayor, John, entonces un artista trabajando en EC Comics, la recomendó como colorista. Su primer trabajo registrado fue en las páginas de A Moon, a Girl… Romance #9, pero su trabajo le gustó tanto a Harvey Kurtzman, uno de los editores, que pronto se hizo cargo de toda la línea de cómics bélicos. También colaboró en sus aclamados títulos de horror y sirvió también como artista de producción, realizando retoques y correcciones.

Cuando EC fue blanco de una investigación gubernamental y tuvo que cancelar la mayor parte de su línea luego de la aparición del Comics Code, Severin encontró refugio temporal en Atlas Comics, editorial que más adelante se convertiría en Marvel. En 1957, ante las dificultades de la industria, entró a trabajar en el Federal Reserve Bank de Nueva York, para quienes hacía gráficas y cómics educativos.

En 1959 regresó a los cómics como artista de producción para Marvel Comics, realizando trabajo como colorista y encargada de retoques y correcciones. A mediados de los sesenta, la revista Esquire solicitó a la editorial un artista para ilustrar un artículo sobre la cultura de las drogas en universidades, y el gerente de producción, Sol Brodsky, ofreció los servicios de Severin para no alterar las fechas de entrega de ninguno de sus artistas regulares.

En EC Comics, Severin coloreó tanto portadas e interiores. Aquí su trabajo sobre tintas de Wally Wood y Graham Ingels.

Cuando Stan Lee vio su trabajo para la revista, le ofreció hacerse cargo de las historias de Doctor Strange en Strange Tales, reemplazando a Bill Everett, quien a su vez había sustituido a Steve Ditko. En esa serie, junto a Lee, Severin co-creó al Living Tribunal en 1967. Durante algunos años alternó su labor como colorista con el dibujo, hasta que en 1972 cedió la responsabilidad como colorista principal de la editorial a George Russos para tomar más trabajo como dibujante y entintadora.

De esa época destaca su trabajo en historias de Namor The Sub-Mariner y Hulk, así como portadas e interiores para Iron Man, Conan the Barbarian, Kull the Conqueror y Daredevil, además de varias participaciones en la revísta satírica Crazy y en el cómic de parodias de la misma Marvel, Not Brand Echh. En 1976 co-creó a Spider-Woman y diseñó su traje original.

En Marvel dejó huella no sólo en las portadas e interiores que dibujó, pues también hacía bocetos para otros artistas.

En los años 80 fue asignada a la división de proyectos especiales de Marvel, donde su trabajo era diseñar estatuas y profuctos de licencia ligados a proyectos de cine y TV, además de ilustrar varios libros para colorear y stickers. En la misma época realizó el arte para varios títulos de Star Comics, el sello de cómics infantiles de Marvel, incluyendo los de licencias como Fraggle Rock y los Muppet Babies.

Para la década de los noventa su trabajo era cada vez más esporádico, aunque resaltan sus colaboraciones en algunos títulos de Claypool Comics. Para finales de la década trabajó en varios títulos de DC Comics, mayormente como colorista, aunque ilustró también algunas historias cortas. En 2002 anunció su retiro, aunque regresó para recolorear las reimpresiones de EC publicadas por B. Krigstein Comics en 2003.

Autorretrato de Severin en compañía de alhunos de los personajes en que su trabajo dejó huella.

Considerada como una de las primeras mujeres en abrirse paso en la industria. En 1974 participó junto a Flo Steinberg, Jean Thomas, Linda Fite y Irene Vartanoff en un panel sobre el paple de la mujer en los cómics en la New York Comic Art Convention. También fue parte del Women of Comics Symposium en la Paradise Comics Toronto Comicon de 2006. Su trabajo fue incluido en la exhibición “She Draws Comics”, dedicada a mujeres artistas de cómic que se montó en el Museum of Comic and Cartoon Art entre julio y noviembre de 2006.

En 1974 recibió el Shazam Award como mejor dibujante de humor. En la San Diego Comic Con de 1988 ganó un Inkpot Award, y en 2017 recibió el Icon Award que otorga la Comic-Con International. Fue inducida al Will Eisner Comics Hall of Fame en el 2001.

En octubre de 2007 sufrió un infarto, que prácticamente marcó el final de su carrera. Sus problemas cardiacos resurgieron en agosto de 2018, y acababa de colocarse bajo cuidados especiales en un hospicio, donde permaneció hasta su muerte la noche del 29 de agosto a los 89 años de edad.

Descanse en paz.