Mister Miracle, el milagro de Tom King

En palabras de Gaider-Abdul.

¿Cuándo fue la última vez que leíste algo de Mister Miracle? Scott Free, creado por Jack Kirby en 1971, es uno de los Nuevos Dioses y su característica más notable es poder escapar de cualquier tipo de trampa o prisión posible.

Pero más allá de algunos cameos o apariciones como personaje de apoyo, realmente no lo hemos visto mucho desde su origen ya que no es exactamente el superhéroe más popular en DC. Pero también tiene una cualidad extra: junto con Big Barda (su eterna compañera), es el único al que no le gusta ser un Dios.

En la maxi-serie MISTER MIRACLE, de Tom King y Mitch Gerards, Scott Free se enfrenta a su máximo desafío: Escapar de la muerte. O al menos eso es lo que DC Comics nos prometió.

ESCÁPATE CONMIGO

Aunque sin explicarnos por qué tomó esa decisión, en las primeras páginas de esta serie vemos a Scott en su peor momento, intentando suicidarse. Scott intenta escapar de la vida. Sin embargo, durante el resto de la historia se encontrará atrapado entre las viñetas de su entorno y con una serie de personajes que lo irán acorralando, al mismo tiempo que poco a poco avanza hasta crearse una especie de vida ideal. Pero como una mancha negra, un pensamiento recurrente en su mente le recuerda que en la oscuridad, en algún lugar, Darkseid es.

Darkseid se convierte entonces en un enemigo real y metafórico que hace dudar al protagonista y al lector sobre si lo que se observa en las páginas es o no real.

En vez de presentarnos una épica espacial o un enfrentamiento glorificado entre dioses, Tom King prefiere mostrarnos la cotidianidad mundana contrastada fuertemente con el abismo imponente de la mitología de Kirby. Este contraste estará presente durante los doce números intercalando diferentes elementos, como el colorido de los trajes de los Nuevos Dioses y la brutal violencia a la que se enfrentan.

SUEÑOS DE FUGA

Mister Miracle pasa a ser un mero espectador al que parece no conmoverle ni la más grande felicidad ni el más horrible terror, se encuentra atrapado en un mundo del que no tiene control alguno. Se encuentra alejado de todos y confrontado a una irrisoria realidad que no tiene ninguna lógica.

Aquí es donde el cómic destaca exponiendo cómo es vivir y sobrellevar el síndrome post-traumático, la depresión y ansiedad. Pone a Mister Miracle dentro de la guerra más importante en la mitología del personaje obligándolo a ser un gran líder, esposo, padre, amante y guerrero. Exigiéndole ser un héroe mientras él y sus seres queridos sufren debido a su enfermedad mental.

Big Barda, esposa/compañera de Mister Miracle, se muestra como la única fortaleza y aliada que tiene. Su relación dentro de la historia y en la trama es el hilo conductor de toda la novela. Ella es un personaje femenino fuerte y amoroso, pero también implacable y poco compasivo. Lo mismo exige, apoya, castiga y ama a Scott, logrando así una relación muy creíble, que sin duda refleja la que el escritor tiene con su propia esposa.

Otro punto a resaltar es la cantidad de guiños, referencias y el cuidado que se tiene al contar la mitología del personaje. Se toman el tiempo para contarte la relación de cada personaje secundario y el protagonista, así como sus motivaciones y defectos. Logra con la colección de aliados y enemigos de Scott Free conformar una especie de familia en la que podríamos reflejar la nuestra.

Entregar tanta información en tan pocas páginas es de admirarse, pues también hace homenaje a los cómics pasados con las palabras de Jack Kirby presentando y despidiendo cada número. Incluso se da el gusto de poner el cameo de un divertido “verdadero creyente”. Y como fondo, claro, las apariciones anteriores de Mister Miracle en cómics, series y películas.

Tom King investigó bastante bien el entorno de Mister Miracle con la idea de otorgarnos la historia definitiva del personaje y va escalando conflicto tras conflicto hasta la confrontación definitiva con Darkseid. El máximo enemigo.

Típico domingo en casa, sin nada qué ver en Netflix.

ANSIEDADES VEMOS

Durante la trama nos enteramos que Darkseid logró hacerse de su último objetivo: la ecuación Anti-Vida, con ella supuestamente es capaz de reclamar todo el universo como parte de su dominio. No sólo subyugando a todos a su servicio, sino convirtiéndose en parte de él.

El dibujo de Mitch Gerards queda increíble para esta historia, plasmando a la perfección los diferentes personajes del Cuarto Mundo, dibujando momentos emotivos de pareja o enfrentamientos contra los ejércitos de Apokolips. Todo sin romper la prisión de los nueve paneles por página, con una narrativa bastante ágil, usando esos colores y texturas chillantes que quedan bastante bien con esta ficción.

Por si fuera poco, Gerads muestra un dominio magistral usando de forma recurrente un par de particulares viñetas: Las que en un fondo negro solo usan palabras para decir “Darkseid is”, mostrando la oscuridad que se adueña del protagonista y las que, como en una televisión de rayos catódicos, se distorsionan confundiendo la realidad.

En el guión, los primeros seis números manifiestan confusión y provocan en el lector querer saber más del mundo y conflictos de Scott. Pero a medida que vas avanzando en la segunda mitad, se empieza a sospechar que tal vez la confusión en la trama nunca se resuelva o sus conflictos carezcan de significado.

Junto con esto, los personajes comienzan a verse pastelozos y caricaturescos, creando una irrelevancia en la trama que lo mismo pudo haberse resuelto con la Tía May dándole un pay a Darkseid. Muestra de esto son los diálogos que exageran en modismos y llegan a ser incluso empalagosos.

Cachetada de guante blanco.

POLLITOS EN FUGA

ALERTA DE SPÓILERS

Para hablar de lo que creo que es su peor atributo, debo explicar parte del final, así que si no quieres spoilers sáltate esta parte. Aunque, sinceramente, creo que esto no afecta la experiencia al leerlo, al contrario, creo que lo enriquece.

Al final, Scott logra derrotar a Darkseid de una forma muy violenta y tonta. Lo que nos revela que esta no es la realidad, sino que estamos viendo un sesgo de ella. No somos parte de la continuidad de DC Comics sino en un interludio que no sabemos qué tan real es. Mister Miracle tiene la posibilidad de escapar, pero siendo la continuidad de DC tan caótica y ficticia como cualquier otra, ¿qué ganaría con ello?

Durante los números anteriores, Scott se convirtió en padre, líder supremo de New Genesis y derrotó a Darkseid ¿Por qué dejar algo así?

Al tener diferentes finales posibles, en vez de escoger uno, Tom King nos propone una serie de finales alternativos para que el lector escoja el que mejor le acomode. ¿Scott logró suicidarse y ahora está atrapado en el Cielo o en el Infierno? ¿Lo alcanzó la Ecuación de la Anti-Vida y está atrapado en ella? ¿Nada de lo que pasó es real? ¿Se encuentra en una escenario donde las cosas nunca acaban (especialmente bien)? En uno más, elige aceptar que Darkseid siempre será, pero que él elige existir conviviendo con las altas y bajas de la vida.

Para mí, este final lejos de ser muy elevado o intelectual, no termina de cuajar, y el temor de King para comprometerse a concluir desgasta lo que pudo ser una gran historia. Lo hace ver como un escritor flojo, y no es la primera vez.

Mister Miracle es muy parecido al cómic de Hawkeye, de Matt Fraction y David Ajá. Ambos nos muestran como un héroe lidia con su vida cotidiana mientras convive con los héroes más poderosos del mundo. Pero en la maxiserie del Vengador Fraction sí le da un cierre coherente a su historia, mientras que la ficción en Mister Miracle se distorsiona debido a su pobre conclusión.

Últimamente, por alguna razón, leo que Tom King está muy valuado como escritor de cómics. Pero ni en éste ni en su Visión de Marvel demuestra ser un buen escritor. Tiene ideas muy interesantes confrontando a los héroes contra las dificultades de lo cotidiano, pero se desploma al momento de unirlas y cerrarlas. Sus historias tienden a ser vagas, torpes y perezosas. Sólo se quedan en buenas ideas y momentos lindos que realmente no van a ningún lado.

El que en este cómic nos quiera decir que “es a propósito” no le hace ningún favor.
Creo que Tom King está atrapado dentro de sus historias “pasables”. En verdad, que mal que no sea Scott Free para lograr escapar de ellas. Sus grandes aciertos al reflejar el entorno familiar, la relación entre pareja y las enfermedades mentales no son suficientes para evadir los claros problemas narrativos en el guión.

No es que esta serie serie sea mala, sino que pretende demasiado y concluye muy poco. Pudo ser una obra maestra pero, lamentablemente, en algún lugar, Darkseid es.


DATO ÑOÑO

Mister Miracle ganó los Premios Eisner 2018 a Mejor Escritor (Tom King), Mejor Dibujante/Entintador (Mitch Gerads), y fue nominada a Mejor Serie Limitada, Mejor Artista de Portada (Nick Derington), Mejor Color (Mitch Gerads) y Mejor Rotulaste (Clayton Cowles).


Tom King cuando se enteró que Luis Soto se decepcionó con su Mister Miracle.

FICHA COVACHA

MISTER MIRACLE

Guión: Tom King.
Dibujo: Mitch Gerards.

DC Comics | TPB | 320pgs | Reúne Mister Miracle (2017) #1-12

TPB disponible en Amazon México por menos de $330 pesos.