Panini Cómics cumple 5 años en México

Como dice la canción, “parece que fue ayer” cuando estábamos en el Teatro de las Artes del CNART en la Ciudad de México para la presentación en sociedad de PANINI CÓMICS, y desde entonces se ha convertido en un referente en el panorama editorial nacional. Por eso daremos un recorrido por su historia.

EN EL PRINCIPIO

Han pasado 5 años desde aquel sábado 16 de noviembre de 2013, en el que la editorial italiana presentó sus primeras tres series para el mercado nacional, todo esto en el marco de FESTO Comic, un festival dedicado al noveno arte dentro de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) de la Ciudad de México.

PANINI, viejo conocido del mexicano gracias a sus álbumes de estampas, inició esta nueva aventura editorial con tres títulos: Witchblade, The Darkness y Kick-Ass, este última ha sido su estandarte de batalla, pues la publicó primero en grapas mensuales, después en tomos recopilatorios en pasta blanda, para finalmente este año presentarla también en ediciones en pasta dura.

Desde ese momento anunciaron su interés por regresar el manga a México, pero no fue hasta el 14 de marzo de 2014, dentro de La Mole Convención de Cómics, que confirmaron sus primeras series japonesas: Saint Seiya Lost Canvas, Vampire Knight y Highschool of the Dead. Pero su oferta en manga es demasiado extensa, hoy nos compete sólo los cómics.

La oferta inicial de cómic estadounidense incluyó otras series del MillarWorld (Superior), Dynamite (The Boys) y Top Cow (Artifacts, su primera edición especial en pasta blanda), catálogo que se ha ido expandiendo a lo largo de este lustro.

Paco Jiménez, César Augusto, Karine Massart y Sonia Batres en La Mole.

DESDE UNA GALAXIA MUY LEJANA

En agosto de 2014, PANINI anunció que se hizo de los derechos de Star Wars en México, después de una sequía de 10 años de este título en el territorio nacional.

Arrancó con tres series: la mensual de Dark Horse titulada simplemente Star Wars escrita por Brian Wood y dibujada por Carlos D’Anda; Star Wars: The Dark Side, donde presentó miniseries como Darth Vader y el Comando Perdido o Boba Fett: Motores gemelos de la destrucción; y Star Wars: The Light Side, con miniseries como Obsesión o El origen de los Jedi.

Hace cuatro años, el 15 de noviembre de 2014 y nuevamente en el marco de FESTO, a unos días de que Disney compró Lucasfilm, PANINI anunció que publicaría la nueva etapa de Star Wars en Marvel.

Y así, el 20 de mayo de 2015, presentó los cómics Star Wars, Star Wars: Darth Vader y Star Wars Presenta, título en el que por un tiempo publicó las miniseries canon tales como Princesa Leia, Lando, Chewbacca y Han Solo.

Desde entonces, PANINI ha publicado decenas de ediciones especiales tanto en pasta blanda como en pasta dura sin importar si es el Nuevo Canon Disney o capítulos Legends del antiguo Universo Expandido. Títulos como Rebel Heist, la Trilogía de Thrawn, Sergio Aragones’ Stomps Star Wars, Vader Down, Poe Dameron o Darth Maul: Sentencia de Muerte.

Presentaciones comiqueras.

MÁS ALLÁ DE LA ESTRELLA DE LA MUERTE

Pero no sólo de Star Wars vive PANINI COMICS. La editorial se ha arriesgado con títulos de nicho que han conectado con el público mexicano: The Boys (que tras cerrar su etapa en grapas en el quinto arco, regresó el año pasado en formato pasta dura), Carbon Grey, el título itailiano Highway to Hell, The Goon, y más recientemente Sunstone y Contra Natura, sólo por mencionar algunos de sus cómics independientes más populares.

Del lado de las licencias se aventuró con una línea infantil entre los que destacaron Angry Birds, Plants vs Zombies, Transfoermers y My Little Pony: La Magia de la Amistad, serie que en diciembre lanza su edición 31; también ha buscado al lector gamer con títulos como Assassin’s Creed, Overwatch Anthology y World of Warcraft.

En 2016 lanzó la línea 100% HD, en donde publica series inependientes y actuales como las del MillarWorld (Chrononauts, Empress, Reborn, Jupiter’s Legacy), o de Image Comics (Seven to Eternity, Southern Bastards, The Beauty).

En 2017, PANINI lanzó la línea Masterworks of Comics, en la que (como el nombre indica) lanza obras maestras de la historieta, entre las que ha editado están obras de Frank Miller con Geoff Darrow (Hard Boiled; The Big Guy & Rusty the Boy Robot); Miller con Dave Gibbons (Martha Washington); y Walter Simonson (Ragnarök; Star Slammers).

Ese mismo año publicó de forma bimestral Stephen King’s Apocalipsis, la adaptación a novela gráfica de The Stand. Serie a la que se le sumó este año Stephen King’s N.

Dentro de su línea de ediciones especiales destacan Locke & Key, una favorita del público mexicano que quedó a medias con otra editorial y que PANINI decidió lanzar en tomos pasta dura.

A finales de 2017, PANINI anunció otro momento importante en su corta vida editorial: La Colección Europea, línea en la que presenta grandes éxitos de distintos países de Europa en formato álbum. Inició con Murena y Torpedo, y este año siguió Las Águilas de Roma.

Parece que no hay año que PANINI no busque sacudir al mundo del cómic en México, hace un par de semanas lanzó una edición especial de La Espada Salvaje de Conan, la serie clásica de Roy Thomas, un cómic que ha causado revuelo entre la comunidad comiquera.

Hoy, PANINI Comics cumple 5 años de estar en México. Habrá que estar atentos a ver qué es lo que nos ofrecerá en 2019.

Compartir
Es un ser predecible al que le suceden cosas improbables. Es el Community Manager de las estrellas y habla sobre comiquitos todos los viernes a las 21:30 horas en La Cómics de la Semana. Orgulloso miembro fundador de La Covacha.