Powers of X #1 – Reseña

Después de House of X #1, que vimos hace un par de semanas, el relanzamiento de la franquicia mutante continua en Powers of X #1, que en cierta manera es realmente House of X #2, pero bueno, ya sabíamos que esto iba a ocurrir, no había manera de que Jonathan Hickman nos dejara leer sólo una de sus series.

QUERER ES PODER

Aunque ambas series de Hickman están realizadas para leerse en conjunto, Powers of X es un poco diferente a su serie hermana, parece que se centrará en explorar distintas etapas de la historia mutante, específicamente establece cuatro periodos de importancia:

– El año 1, cuando Xavier decide fundar a los X-Men.
– El año 10, el presente, donde presenciamos el surgimiento de Krakoa, la nación mutante.
– El año 100, un periodo con un conflicto bélico.
– El año 1000, la ascensión.

Este primer número se ubica principalmente en el año 100, con cortos vistazos a los otros 3 periodos. Aquí presenciamos la guerra entre los mutantes y la alianza máquina-humana.

Y temo decir que este número resulta mucho menos interesante que su predecesor. Sí, rápidamente Hickman establece una serie de alocados conceptos de ciencia ficción y deja claro que hay una historia muy interesante detrás del conflicto, pero la verdad es que se siente como otro futuro post apocalíptico/distópico estándar para mutantes.

Sí, sí, el lenguaje y los conceptos son más “elevados”, pero hasta el momento no hay mucho que lo haga diferente a lo que nos presentó Chris Claremont en “Días del futuro pasado” hace ya varias decadas.

Y aquí es donde surge el problema de tratar de hablar de las series de Jonathan Hickman número a número, y es que a este hombre le gusta implementar planes a largo plazo. Es la clase de escritor que gasta un número completo en introducir un concepto que no va a afectar a su historia durante al menos un decena de números más.

Ni siquiera en el futuro puedes estar a gusto echándola sin que los mutantes se metan en guerras.

A LA DÉCIMA POTENCIA

Hay que decirlo, este primer cómic no es malo, está muy bien escrito y dibujado, pero mientras que House of X #1 se sintió como el inicio de algo, éste se siente como una pieza de un rompecabezas que aún no logramos visualizar.

Ahora, es muy claro que lo que estamos presenciando es el eje alrededor del cual giran los sucesos de las otras 3 líneas de tiempo, pero hasta que sea posible ver más de la imagen entera, este cómic es sólo un muy buen “What if?”.

Al igual que con su serie hermana, aquí tenemos varias páginas compuestas exclusivamente de texto, pero debo decir que no resultan tan efectivas como en la ocasión anterior. Esto no es porque el contenido sea de menos interés, al contrario, lo que nos cuentan suena bastante interesante, sólo que aquí las páginas están colocadas casi todas juntas y, a diferencia de en House of X donde parecían utilizarlas para detallar el mundo, aquí nos dan enormes descargas de información que llegan a resultar cansadas.

El casco con la X no le queda bien al Ultimate Reed Richards este, eh.

ARTISTAS X

En el arte tenemos a R.B. Silva, quien ofrece un trabajo muy similar al de Pepe Larraz, dándole una uniformidad visual a ambas series (algo que se agradece con creces).

Su trabajo es muy dinámico y expresivo, resaltando especialmente en una muy buena escena de acción cerca del centro del número. Sus personajes se sienten poderosos y con peso. También debo aplaudir su habilidad para darles personalidad a través del lenguaje corporal, en especial a Nimrod, quien resulta ser un villano extrañamente carismático.

En los colores tenemos a Marte Gracia, quien también hizo los colores de House of X #1, lo cual ayuda a la previamente mencionada uniformidad visual.

¡Bloqueo, bloqueo, bloqueo!

UNA NO TAN ESPANTOSA X

Creo que esta reseña resultó un poco más negativa de lo que esperaba, y no quiero que me mal interpreten, para nada es un mal cómic, de hecho disfruté bastante la lectura, y el dibujo es muy bueno.

Es sólo que House of X se sentía tan fresco, tan diferente a lo que veníamos viendo, que volver a ver un futuro post apocalíptico donde los humanos utilizan a los Centinelas para exterminar a los mutantes, simplemente resulta decepcionante.

¿A ustedes qué les pareció?

Ante la duda, mete a los Centinelas.