Pride of Baghdad – Reseña

En caso de que no puedan esperar a ver la nueva versión de Dumbo para su dosis de animales sufriendo, aquí está Pride of Baghdad.

LEONES EN MEDIO DE LA BATALLA

Pride of Baghdad es una novela gráfica publicada originalmente en 2006 por Vertigo Comics, escrita por Brian K. Vaughan e ilustrada por Niko Henrichon. Cuenta la historia “inspirada en hechos reales” de un grupo de leones que escapa del zoológico de Baghdad durante el bombardeo de 2003 por parte de los Estados Unidos.

EL LEÓN NO ES COMO LO PINTAN

Primero atendamos lo fácil: el arte de este tomo es HERMOSO, Niko Henrichon hace un trabajo fenomenal. Su trazo se ubica en un punto entre el realismo y la caricatura, volviendo a los animales más expresivos de lo que son habitualmente. Esto sirve para darle una personalidad visual muy clara a cada miembro de la manada con tan sólo verlos.

Su narrativa también es excelente, sabe cómo acomodar sus viñetas y conectar sus dibujos para dar ese sentido de fluidez, y sabe cuando utilizar imágenes a página completa o doble página para maximizar el impacto del dibujo.

En los colores se inclina por tonos brillantes y fuertes, resaltando la belleza de cosas como arboles, lagos y el atardecer, a la vez que sirve para resaltar cuando el mundo se viene abajo al pintar todo en un tono rojizo iluminado por el fuego de la guerra.

Si lo que les interesa es el apartado gráfico, este comic no decepcionará.

EL RUGIDO DEL LEÓN

La historia de este tomo es bastante simple: las bombas caen, nuestros protagonistas escapan, recorren la destruida ciudad mientras sortean varios peligros y luego termina. Pero aún no les diré cómo.

Esta es básicamente una fábula moderna, con todo y animales inteligentes. Y a ese nivel funciona muy bien. Se trata de una lectura rápida, frenética incluso, la acción arranca a las pocas páginas y no se detiene hasta que la terminas.

Cada nuevo obstáculo ofrece un reto diferente y permite a los distintos personajes utilizar los atributos que los caracterizas para sortear el problema de turno, ya sea su fuerza, su velocidad o su conocimiento del mundo. Por lo que todos tendrán un momento para brillar.

El escritor hace un gran trabajo con la caracterización de estos animales, explorando sus personalidades, intereses y deseos. Creando a un cuarteto de personajes que resultan comprensibles en sus actitudes y a la vez que entrañables.

Pride of Baghdad es un gran cómic acerca de un cuarteto de animales parlantes que deben superar distintos peligros en su intento de alcanzar la libertad, y si sólo fuera eso sería disfrutable pero intrascendente. Por suerte, este título lo escribe Brian K. Vaughan.

La lluvia en Baghdad es algo curiosa

EL LADO OSCURO

Esta historia funciona tanto como una fábula básica o una brutal y cruda alegoría acerca de la guerra, la libertad y la tiranía.

Cada uno de los leones representa una postura ideológica diferente:

  • Safa es una leona que ha vivido en estado salvaje y sabe lo desagradable que puede llegar a ser, por lo que fácilmente acepta el estado de cómoda cautividad en el que se encuentran. Ella representa a esas personas que vivieron por los momentos más horribles y aceptaron cederles el poder a tiranos con tal de que trajeran paz.
  • Noor es una leona más joven que vivió en libertad y añora volver a este estado, pero que ha olvidado las partes malas de la vida salvaje, después de todo, ella señala que recuerda claramente al primer conejo que mató, a pesar de venir de una tierra donde no hay conejos.
  • Zill es un punto medio, vivió en libertad, y aunque recuerda con cariño ciertos aspectos de esta vida, tampoco reniega de las comodidades que conlleva el cautiverio. Una persona cómoda con la situación actual que sabe que no todo está bien y que tal vez podría ser mejor, pero prefiere simplemente dejar pasar la vida y adaptarse lo mejor posible.
  • Y por último tenemos a Ali, el cachorro del grupo, quien nació en cautiverio, el acepta esta vida, pues no conoce otra, pero siente curiosidad por conocer algo más, no por algún ideal si no por ímpetu infantil.

Cada uno de ellos ve lo ocurrido como algo diferente, algunos como un asalto a la cómoda pero limitada vida que tenían, mientras que otros ven una oportunidad para buscar algo más que una jaula medio agradable, y otros sólo están confundidos.

Cuando tu barrio te respalda

Pero invariablemente de tus ideas y gustos, cuando la guerra llega, tu vida se desmorona. Todos se ven obligados a adaptarse este nuevo esquema, a intentar sobrevivir. Safa no puede sólo quedarse en un zoológico sin ley mientras que Noor debe afrontar que la libertad que siempre deseo no será en las llanuras de África, si no en las ruinas de una ciudad humana.

Es un mensaje brutal que te obliga a aceptar que no importa de qué lado del espectro ideológico te encuentres, las bombas caerán, las balas volarán y tu vida no volverá a ser igual.

La elección de usar animales como vehículos para la historia es igualmente inspirada, ya que ellos no entienden lo que está ocurriendo, no saben las causas de este conflicto, para ellos este bien podría ser un evento bíblico. Esto los vuelve víctimas sin nada que ver con lo que está ocurriendo y además están peludos y son adorables.

Esto sirve para generar empatía inmediata a la vez que nos da cierta distancia de los eventos. Nos preocupamos por ellos, pero la historia los puede poner en situaciones que de ocurrirle a un humano serian demasiado horribles de presenciar.

Así que el comic es una gran fábula de animales aderezada con una fuerte alegoría sobre los horrores de la guerra. Todo bien hasta aquí, pero tengo un problema y para discutirlo tendré que ir al terreno de los spoilers, ya que tiene que ver con el final del tomo.

ZONA DE SPÓILERS

Al final de todo, tras superar varios obstáculos, el cuarteto de felinos se encuentra en el tejado de un edificio donde logran ver un atardecer. Es la primera vez que el cachorro ve el horizonte. Y ahí, justo en el momento que parece que nuestros personajes han logrado algo, se escucha un pequeño trueno y una bala impacta a Zill, matándolo al instante, inmediatamente una lluvia de balas cae sobre los demás miembros de la manada, quitándoles la vida.

Un grupo de soldados del ejército de Estados Unidos aparece, uno de ellos afirmando que “no tuvo opción, que los leones lo iban a atacar”. Este es un momento muy extraño, desde un punto de vista dramático la escena resulta insatisfactoria.

Los soldados salen de la nada, bueno, no de la nada, nosotros sabemos que si hay guerra, tanques y aviones, hay soldados. Pero dentro del marco de la historia, resulta muy extraño que este elemento que no habíamos visto antes de pronto les quite la vida a los protagonistas.

Desde un punto de vista temático funciona mejor, ya que si bien narrativamente se siente como si de pronto el suelo se abriera y matara a nuestros protagonistas, esto sigue con el tema de “suceso más allá de nuestra comprensión que destruye nuestras vidas”.

Excepto por un pequeño detalle: Los leones son asesinados por soldados invasores en lo que parece ser una forma premeditada. Nosotros sabemos que ellos no se abalanzaron para atacar, el primer tiro es disparado antes de que siquiera se percaten de la presencia de los soldados. Y esto roba a la historia de algo de su impacto.

Previo a esto, el mensaje es “la guerra es un suceso horrible e incomprensible que destruye las vidas de todos los que quedan atrapados en ella”. El cómic evita señalar buenos y malos, nunca sabemos a quién pertenecen los tanques y aviones que vemos o quien causa las explosiones que derrumban todo. La historia constantemente se hace la pregunta de si el caos vale la pena si con eso consigues la libertad, incluso tenemos a un antagonista que muy claramente representa al gobierno opresor.

Pero este último momento de crueldad por parte de los soldados cambia todo. Ahora el mensaje es “Estados Unidos es malo y sus soldados también”, ahora hay un claro culpable y las palabras del soldado se sienten como una manera de excusar un acto horrible. Tal vez si pudiéramos ver el punto de vista del soldado y por qué le aterra e intimida encontrar un león a media calle entenderíamos más lo que pasó. Pero de la manera que se nos presentó, sólo es cruel.

Que tal vez éste siempre fue el mensaje planeado: una crítica a la invasión de Irak, y no puedo culpar a la obra por ser algo diferente a lo que yo quería, excepto por que antes de esas últimas páginas era, de hecho, lo que yo quería, algo más intenso, más atemporal y trascendente.

EL ÚLTIMO RUGIDO

Pero bueno, la verdad es que de tratarse de una obra inferior, ese último momento no habría resultado problemático. Si trato de estudiar e interpretar estas últimas páginas y lo que representan en el contexto de la obra, es porque el cómic lo vale, porque funciona a un nivel en el que amerita detenerse y analizar cada pequeño detalle.

No sé si diría que Pride of Baghdad es una obra maestra pero se acerca mucho, con personajes entrañables, una historia emociónate que se lee fácil, un dibujo hermoso y un mensaje poderoso acerca de la tragedia de la guerra.

Este comic merece estar en su librería.

Mensajes poderosos en líneas sencillas