Retiran Maus de librerías en Rusia por propaganda nazi

La novela gráfica fue retirada por temor a la censura gubernamental

El próximo 9 de mayo se celebra en Rusia el Día de la Victoria, en el cual se conmemora el triunfo de los rusos contra las Alemania nazi al cierre de la Segunda Guerra Mundial. Como parte de los preparativos para este año, se decretó hace unos meses una ley que prohíbe la exhibición y distribución de símbolos nazis al considerarlos como propaganda nociva.

Una víctima colateral en esta campaña gubernamental fue la novela gráfica Maus, de Art Spiegelman, misma que en realidad es una obra que habla en contra del fascismo y el nazismo por tratarse de una historia basada en las memorias del padre del autor, quien sobrevivió a un campo de concentración en Alemania durante la guerra. El libro fue publicado hace casi 15 años, y en 1992 le valió a Spiegelman el prestigiado premio Pulitzer.

spiegelman
Para Art Spiegelman resulta paradójico que su obra esté siendo víctima de una actitud fascista de un gobierno que pretende tener una postura anti-facista

Aparentemente la razón para incluir el tomo entre las piezas que no podían ser exhibidas públicamente es el hecho de que en su portada muestra una esvástica, símbolo largamente identificado con el nazismo. De acuerdo con varias fuentes, la decisión de retirarlo de vitrinas y anaqueles fue de las librerías mismas, temerosas de ser sujetas a cateos y un mayor escrutinio de parte de las autoridades.

La primera edición rusa de Maus apareció en 2013, y ha sido objeto de varias reimpresiones de parte de la editorial Corpus, la cual reporta más de 10,000 copias vendidas a la fecha. De acuerdo con la compañía, en el año y medio que el libro ha estado a la venta, la respuesta de los lectores ha sido positiva y jamás ha habido una queja respecto a su portada o contenido, por lo que se encuentran sorprendidos de la decisión de las principales librerías.

Medios locales en la capital rusa reportan que los empleados de las principales librerías de Moscú esperan ser objeto de revisiones exhaustivas antes del 9 de mayo, y han recibido instrucciones de revisar cuidadosamente todo su material en exhibición, y citan la esvástica de la portada como la razón para optar por no tener el libro a la venta al menos hasta el 9 de mayo.

art-spiegelman-3
Maus cuenta los horrores de la ocupación alemana, nada más lejos de la propaganda nazi que los rusos quieren evitar

Varvara Gornostayeva, editora en jefe de Corpus, hizo algunos comentarios sobre la situación.

“Me parece que simplemente se espantaron ante la idea de que alguien viera la esvástica de la portada. Pero esa esvástica en particular es sólo una caricatura, y no infringe ninguna de las leyes que prohíben los símbolos fascistas. [Maus] no contiene propaganda nazi, y es un libro que debiera estar en los estantes durante el Día de la victoria. Se trata de uno de las grandes obras anti-fascistas, y tiene un mensaje profundo y desgarrador.”

Al difundirse la noticia del retiro del libro, el diario británico The Guardian localizó al autor para recoger sus impresiones sobre el tema. Esto fue lo Spiegelman comentó al respecto.

“Es una verdadera pena, porque este libro es acerca de la memoria, y no queremos que ninguna cultura borre la memoria. Obviamente Maus no era el blanco, pero creo que esta ley tiene un efecto, intencional, de aplastar la libertad de expresión en Rusia. Pareciera que el objetivo principal fuese poner nervioso a cualquiera en el negocio de las expresión de ideas. Stalin… fue el probable responsable de que los rusos liberasen muchos de esos campos de concentración que permitieron que mi padre sobreviviera. Así que, un reconocimiento por celebrar el Día de la Victoria y un dedo medio por atentar contra la expresión.”

El Día de la Victoria es una celebración completamente política, así que habrá que esperar a la próxima semana para ver si el aparente clima de paranoia y represión que se respira en Rusia se relaja un poco.

Compartir
Alberto Calvo
Escritor, traductor y editor nacido en la ciudad de México. Colaborador regular en Panini Comics México, Revista Comikaze y Comicverso.org. Como escritor ha participado en antologías como Pulpo Cómics, Monstruos de Vapor y Heavy Metal Magazine.