Seconds – Reseña

Las segundas oportunidades tardan en llegar.

Todos en algún momento de nuestra vida tenemos un error del cual nos arrepentimos y quisiéramos ser capaces de regresar en el tiempo y corregirlo. Puede ir desde algo simple como “no debí raparme”, “creo que la moda gótica no era lo mío”, “no debí comerme ese último taco”, hasta cosas más complejas como “debí decirle que de verdad la amaba”.

Pero ¿y si encontraras la forma de corregirlos o alguien te concediera una segunda oportunidad para hacer las cosas bien?, ¿Lo harías?, ¿Buscarías que tu vida fuera perfecta, o dejarías todo como está? Esta es la premisa de Seconds, obra del autor canadiense Bryan Lee O’Malley.

HONGOS EN JULIANA

O’Malley nos presenta la historia de Katie, una joven chef que junto con un grupo de amigos abre un restaurante llamado “Seconds”. Ya han pasado cuatro años y todos, excepto ella, han seguido adelante con sus vidas.

Una noche, ella sueña con una mujer de mirada penetrante y cabello blanco (conforme avanza la historia sabremos más sobre ella) que la observa desde su cómoda; la extraña mujer abre el primer cajón del mueble, mira de nuevo a Katie mientras le dice: “si las cosas van mal, no olvide”, acto seguido entra al cajón y desaparece.

Para Katie, “Seconds” se había convertido en su purgatorio, ya que no era dueña ni cocinera ni nada en el restaurante. Por ello, decidió comenzar con un nuevo restaurante al lado de Arthur, su nuevo socio. Aún así, ella disfrutaba estar en “Seconds”, el restaurante era famoso, ahí la comida era amada y las recetas eran de Katie, así que ella era la estrella del lugar.

Un día, mientras Katie va mesa por mesa preguntando a los clientes si todo está bien, se encuentra con Max (su ex novio), acompañado por una hermosa chica (que resulta ser la hermana de Max). Ella se pone nerviosa, dice estar muy ocupada y huye de ahí, escondiéndose en la cocina.

Tras una serie de desafortunados sucesos, Hazel, una de las meseras, termina con quemaduras en ambos brazos y Katie es la encargada de llevarla al hospital. Después regresa a su departamento (situado en el segundo piso del restaurante), arroja su celular y se acuesta a dormir. Pasado un tiempo, despierta y recuerda el sueño que tuvo la noche anterior, así que se levanta de la cama, se acerca a la cómoda y comienza a buscar dentro de ella. La primera vez no encuentra nada, la segunda encuentra una pequeña caja que contiene una libreta que en la portada dice “Mis errores”, un hongo y una tarjeta rotulada con instrucciones.

Ella las sigue al pie de la letra, regresa a su cama y vuelve a dormir. Al despertar, regresa al hospital a buscar a Hazel pero no está ahí, así que va a buscarla a su casa. La chica la recibe confundida y Katie se da cuenta que los brazos de Hazel están bien, no hay quemaduras, ni cicatrices ni nada por el estilo. Sorprendida, regresa a casa, revisa la caja que encontró la noche anterior y ve lo que escribió. Baja al restaurante y pregunta a los chefs acerca de lo sucedido anoche. Nadie lo recuerda, algo había pasado, no sabía por qué o cómo, pero su error había sido corregido. Y Katie era la única que tenía conocimiento de ello.

Un lugar donde todos conocen tu nombre.

GRACIAS, VUELVAS PRONTOS

Así, nos encontramos una historia bonita con un arte que le va como anillo al dedo, de esas novelas que te dejan una enseñanza. “Seconds” se erige como una novela digna sucesora de Scott Pilgrim, pero que tiene todo el espíritu de ser una fábula, un cuento bien contado en un tomo auto conclusivo. Sumado a esto, nos presenta un estilo propio que el autor ha desarrollado a través del tiempo, que ya no se confunde con manga.

Nos lleva de la mano por una historia en la que es capaz de mezclar la comedia con un poco de drama, aderezarlo con suspenso y un poco de amor. Además, junto con Katie, va mostrando que los errores del pasado son los que nos convierten en lo que somos actualmente.

¿Qué nos tiene preparado O’Malley en un futuro? No sé, pero de momento, cómprenlo, léanlo disfrútenlo, si no quedan conformes, bueno, siempre pueden tener una segunda oportunidad.

Covacho promedio a las 3 de la tarde en pandemia.

DATO ÑOÑO

En Seconds tienen cameos los personajes de Scott Pilgrim, así como los protagonistas de Rápido y Furioso Paul Walker y Vin Diesel.


SOBRE EL AUTOR

Bryan Lee O’Malley (mitad francés/canadiense, mitad coreano) estudió cine en la universidad de Western Ontario, pero abandonó la carrera. Antes de publicar sus historias trabajó ilustrando algunos proyectos  cómo “Hopeless Savages”, escrito por Jen Van Meter para la editorial Oni Press. También fue letrerista de muchos de los cómics que Chynna Clugston dibujó entre 2002 y 2005.

En 2003 publicó su primera novela gráfica llamada “Lost At Sea”, con la editorial Oni Press. Un año después, publica el primero (de seis) tomos de el trabajo que más fama le dio: Scott Pilgrim (2004-2010).

En 2011 anunció que trabajaba en un nuevo proyecto llamado “Seconds”, el cual fue publicado por la editorial Ballantine Books en julio de 2014. Asimismo, ya fue publicada una versión en español por la editorial De Bolsillo, en Londres por SelfMadeHero, así como también existen versiones en ruso, francés e italiano.

En 2018 publcó snotgirl, una historia sobre una vlogger de moda que sufre de alergías. Esta obra sólo la escribe, lo acompaña en el arte Leslie Hung. Panini México lanzó los primeros dos tomos en 2019.