Stan Lee no merece respeto

Derrochando opiniones

Antes de que saquen las antorchas (o las flores), dejen pongo en contexto el título de este artículo: Hace unas semanas, en algún foro me topé con alguien que se quejaba de los cambios que han hecho a los personajes creados por el Generalísimo y se preguntaba por qué “no sólo respetan lo que hizo Stan Lee“. Me quedé pensando, ¿en serio eso es lo que queremos?

ORÍGENES

Muchas veces tendemos a olvidar que la versión más popular de ciertos personajes clásicos de los cómics, o con la que estamos más familiarizados, no es precisamente la original. Olvidamos que Batman portaba un arma y tenía un curioso gusto por romper cuellos, o que Superman no podía volar.

Específicamente con los personajes que co-creó Stan Lee, que es gran parte de la alineación original de Marvel, si bien él escribió la versión definitiva de Spider-Man o de los 4 Fantásticos, hubo casos donde su idea original tuvo que ser modificada y mejorada por autores posteriores, como es el caso de Daredevil o los insólitos Hombres-X.

Con un gran personaje viene una gran horda de fans enojados

LA VIDA DESPUÉS DE THE MAN

Imaginemos cómo serían los X-Men si Lein Wein y Chris Claremont hubieran decidió sólo “respetar” lo que dejó el señor Stan. Seguirían siendo un equipo de superhéroes tan genérico que ni siquiera tendrían trajes u orígenes independientes. Todos simplemente eran mutantes que se enfrentaban a Magneto, un supervillano que quiere dominar el mundo, porque villano, y dirige un equipo que se auto denomina “Mutantes Malvados”, para que no quede duda de quiénes son los malos.

No habría metáfora sobre las minorías y la discriminación, Jean Grey sería una cuota de género, Magneto no sería uno de los villanos más complejos e interesantes de la ficción y muy probablemente el titulo habría sido cancelado a inicios de los 70.

¿O qué tal si Frank Miller no se hubiera arriesgado a convertir a Matt Murdock en un católico con complejo de mártir que raya en la auto destrucción y a Karen Page en una actriz fracasada y adicta? Como mínimo no tendríamos la serie de Netflix, Bendis probablemente no tendría una carrera y nunca se hubiera escrito Born Again, una de las mejores historias de Marvel.

Estos autores vieron lo que ya existía para, a partir de ahí, cambiar y retocar las partes que ocupaban para contar una historia interesante. Todos los personajes necesitan esto para evolucionar y mantenerse relevantes.

Temidos y odiados por fans que juraron respetar

LA ÚNICA CONSTANTE ES EL CAMBIO

Pensemos en esa ocasión en que Alan Moore cambió por completo la mitología de Swamp Thing, o cuando John Byrne decidió que Lex Luthor era un hombre de negocios manipulador en vez de un científico malvado, o incluso esa vez que Stan Lee decidió remplazar a toda la alineación de los Avengers por súper-villanos reformados ¿dónde estaría el medio si todos los creadores hubieran “respetado” tanto el trabajo de sus predecesores, que nunca se hubieran arriesgado?

Y claro, no siempre sale bien. Convertir a la Mujer Maravilla en una fashionista en los 60 probablemente fue una mala idea, igual que hacer a Superman eléctrico, Tony Stark adolescente o remplazar a Batman con Azrael. No todos los riesgos dan resultados, a veces simplemente no hay calidad creativa para respaldarlos. Pero no nos engañemos, la calidad no es lo que tenemos en mente cuando le mandamos amenazas de muerte al escritor del Capitán América por convertirlo en agente de Hydra.

El asunto es que esa es la manera en que un medio crece creativamente, cuando nuevos autores se paran sobre los hombros de quienes llegaron antes y llegan más altos. Entiendo que por nostalgia siempre queremos ver la versión con la que conocimos a cierto personaje, pero no podemos pedirle a los escritores que simplemente se detengan y corran en círculos. No podemos seguir pidiendo la misma historia una y otra.

Esa historia con la que nos enamoramos de un personaje seguirá existiendo, mientras tanto, dejemos que los personajes cambien, esperemos a leer algo antes de enloquecer y, por favor, dejemos de mandar amenazas de muerte a los creadores, digo, ¿qué mierda es esa?, bola de enfermos.

Cuando te traiciona tu mejor amigo