Thanos Regresa – Reseña

DeROCHAndo Opiniones

El problema con una serie centrada en Thanos es que realmente no se trata de un personaje que se preste para estar al frente de una historia. No se trata de uno de esos villanos que tienen una motivación comprensible o buenas intenciones pero utilizan métodos cuestionables, como Magneto, o un criminal de bajo nivel que tomó malas decisiones e intenta sobrevivir en este mundo, como los Secret Six.

El Titán Loco es, pues, un loco, que está enamorado de La Muerte, literalmente, y quiere destruirlo todo para impresionarla. Además es uno de los personajes más poderosos del Universo Marvel, con un nivel de fuerza que lo coloca por encima de Thor, Hulk o Silver Surfer.

Thanos es un gran antagonista de la misma manera que personajes como Apcalypse o Brainiac. Tiene suficiente poder como para que su presencia sea una crisis instantánea y tiene una motivación lo bastante flexible como para encajar en distintas situaciones.

El propio Jim Starlin, creador del personaje, luchó con este concepto. Su solución para volverlo más interesante fue cambiar varias veces su filosofía como personaje y luego darle una “redención” forzada y volverlo un anti héroe.

Así que la pregunta es: ¿Cómo haces una serie alrededor de un personaje así? Este es un reto interesante y no estoy por completo seguro de que el equipo creativo estuvo a la altura.

LA HISTORIA

Este tomo recolecta los números 1 a 12 de la serie regular de Thanos, esto es toda la etapa de Jeff Lemire en el título. La historia sigue al titán, quien regresa al espacio después de estar preso en la Tierra tras los eventos de Civil War 2. Pero para su sorpresa algo está mal: está enfermo y débil, está muriendo.

Al mismo tiempo Thane, su hijo y quien es prácticamente co-protagonista de la serie, ha reunido a un grupo de individuos asesinar a su padre de una vez por todas. La trama sigue a ambos mientras intentan lograr sus respectivos objetivos.

La idea de la enfermedad de Thanos sirve dos propósitos, por un lado lo humaniza un poco, al descubrirse desesperado por una cura. Por otro, reduce su nivel de poder, volviendo sus victorias algo no tan seguro, agregándole un nivel de riesgo a las situaciones.

Lemire es un escritor que se especializa en los desarrollos de los personajes, sus historias suelen enfocarse fuertemente en que los hace funcionar, que sienten y como se desarrollan. Esto resulta bastante complicado de hacer cuando tu protagonistas es un psicópata genocida que sólo quiere tener sexo con un esqueleto cósmico. El autor lucha con este detalle, y su solución parece ser enfocarse en lo definido e inamovible que es el personaje. Thanos sabe quién es y lo que hace, ahora le toca al Universo recordarlo.

Por momentos la serie se siente como una de esas historias acerca de un mafioso traicionado y caído en desgracia que debe recuperar su imperio, pero no siento que fuera el tipo de historia adecuada para el Titán Loco.

El problema nuevamente es que Thanos no funciona como un personaje con el que puedas conectar, no es un hombre que se volvió cruel para sobrevivir, no es un empresario eficiente en un negocio violento, es un psicópata nacido en una posición privilegiada que quiere asesinar a todo el universo y tiene el poder suficiente para abofetear a un dios.

La serie parece estar al tanto de este problema e intenta corregirlo, enmarcando mucha de su historia a través de los ojos de otros personajes, que reaccionan a la devastación causada por el villano, algunos sólo aparecen en un par de páginas, y otros, como Thane, se mantienen durante toda la etapa.

¿De quién son esos ojitos pizpiretos?

PROBLEMAS PATERNOS

Y aquí llegamos al siguiente problema de la serie: Thane, el hijo de Thanos. Aunque fue creado por Jonathan Hickman durante Infinity, nunca había sido realmente explorado, así que creo que la culpa se la podemos echar a Lemire. Personalmente tenía mucho que no veía a un personaje que quisiera estrangular con todas mis fuerzas.

Thane es un personaje completamente inerte, siempre manipulado por algún agente externo, llevándolo del punto A al B. Incluso sus motivaciones no parecen ser suyas, simplemente hace lo que se le dice en vez de tener alguna motivación interna.

Tampoco ayuda que sea un completo inútil. Si logra hacer tanto es porque alguien lo lleva de la mano en todo momento, y cuando se suelta se cae de cara. Esto nos deja con un personaje que es más un niño berrinchudo que un conquistador intergaláctico.

Su arco comienza de forma interesante, con él en la cúspide de su poder, sólo para perderlo todo al ser traicionado, derrotado y arrojado en una celda. Desde aquí comienza su camino hacia la cima, intentando recuperar su poder para vengarse de su padre.

Pero apenas a un par de números de iniciada su historia, obtiene un nivel de poder cósmico y se vuelve un completo cretino. Supongo que el objetivo del autor es demostrar que Thane es aún peor que Thanos para que quisieras que el protagonista ganara, pero al final resulta en una serie donde no hay ningún personaje con cual empatizar.

– ¡Soy inevitable! – ¡Eres morado!

EL ARTE

No tengo mucho que agregar al apartado gráfico. La primera mitad de la historia es dibujada por Mike Deodato Jr., con su ya conocido estilo de figuras híper musculosas, ángulos dramáticos y sombras muy marcadas, y debo decir que funciona muy bien para este tipo de historia donde todos son dioses y súper seres espaciales.

A partir del capítulo 7 toma los lápices Germán Peralta, y aunque en general hace un buen trabajo, su estilo mucho más mundano y simple no encaja tan bien para una historia de esta escala.

¡SNAP!

Thanos Regresa es entretenida y con muy buenas ideas, pero fracasa en presentar a un protagonista interesante o que queramos seguir.

Con todo y sus rebuscadas explicaciones, Thanos es un personaje sencillo: es un caudillo, un señor de la guerra que desea destruir y conquistarlo todo, y aquí el escritor parece conformarse en reducirlo a su esencia más básica. Usa 12 números para decir: “Thanos es una fuerza imparable de muerte y destrucción y su amor por La Muerte es realmente sólo una excusa para seguir”.

Y no es la peor tesis para cimentar una historia, es una lástima que Lemire no lograra contarlo de una manera más interesante.

¡Vengadores… unidos!

FICHA COVACHA

THANOS REGRESA

Escritor | Jeff Lemire
Artistas | Mike Deodato / Germán Peralta

Marvel Monster Edition | 274pgs | $299 | Mayo 3 2018

Marvel Comics | Editorial Televisa
Publicado originalmente en Thanos (2016) #1-12